Publicidad

Miguel Merentiel y Edinson Cavani generaron que el súper clásico sea recordado por el "de los uruguayos"

Los delanteros celestes le dieron la victoria a Boca Juniors revirtiendo el marcador y eliminando a River Plate de la Copa de la Liga Argentina. Terminó 3-2 en Córdoba.

Compartir esta noticia
Cavani y Merentiel en la selfie ganadora en el vestuario de Boca en Córdoba.
Cavani y Merentiel en la selfie ganadora en el vestuario de Boca en Córdoba.
Foto: Boca.

Los uruguayos suelen dejar su marca en los clásicos del fútbol argentino y el de este domingo no fue la excepción porque fue gracias a dos celestes que Boca Juniors se quedó con el triunfo 3-2 contra River Plate, en el partido que se jugó en el Kempes de Córdoba y que sirvió para que los Xeneizes clasificaran a las semifinales de la Copa de la Liga Argentina, donde ahora se enfrentarán a Estudiantes de La Plata.

Los Millonarios, que no tuvieron a ningún jugador uruguayo entre los titulares (entró cerca del final Nicolás Fonseca), se pusieron en ventaja con un gol de Miguel Borja (9’). Después de minutos donde River fue superior, el Xeneize se puso en partido con un gol de Miguel Merentiel en el momento justo, pues el juego estaba en el tiempo de adición del primer tiempo. Pero el golpe al mentón de River fue a los 61’ cuando Edinson Cavani puso el 2-1 con un certero golpe de cabeza y después de hacer un movimiento excepcional buscando el encuentro con la pelota en el momento justo.

Merentiel liquidó el juego apenas unos minutos después, aprovechando un rebote en Franco Armani ante un tiro de Cavani y después de una jugada que inició el propio sanducero con una transición rápida de defensa a ataque y conduciendo por el carril central.

“¿El mate? Uruguayo. ¿El dulce de leche? Uruguayo. ¿El clásico? De Boca”. Ese posteo en las cuentas oficiales de Boca dejó en evidencia lo importante que fueron los tantos celestes para quedarse con el clásico, jugando con un eterno debate entre uruguayos y argentinos al que solo le faltó incluir a Carlos Gardel.

Cavani sigue reafirmando su calidad, aún en una liga donde en algún momento se lo llegó a cuestionar más de lo debido. Solo era cuestión de escuchar a los hinchas de Boca para dejar a un lado las críticas que se le podían achacar en momentos donde la pelota no entraba. En este 2024 lleva un promedio de un gol por partido teniendo en cuenta los minutos jugados y ya llegó a nueve tantos en el año.

Ovación - E. Cavani.png

“Un segundo tiempo de altísima calidad. Fue decisivo en la victoria de Boca y marcó su primer gol en un Súper” destacó el diario Olé.

Merentiel, en tanto, sigue ganándose a los fanáticos gracias a sus goles, pero principalmente por su actitud dentro de la cancha, transformándose en ese futbolista que siente la camiseta como el hincha y que juega como cualquier fanático de la 12.

El delantero uruguayo nacido en Paysandú metió un gol clave en el trámite del juego y marcó el tanto de la tranquilidad para el 3-1 parcial y según Sofascore fue el mejor jugador del partido.

Ovación - M. Merentiel.png

“Enorme figura Miguelón, con dos goles en un Súper para quedar en el recuerdo. Hizo el empate, en el momento justo y en el lugar indicado, entrando de nueve para definir un centro de Advíncula. Y luego marcó el 3 a 1, tras presionar bien a González Pírez, tocar para Cavani e ir a buscar el rebote. La Bestia en todo su esplendor”, señaló Olé sobre el jugador que lleva siete goles en la temporada (25 desde su arribo al Xeneize) y que es titular indiscutido para Diego Martínez.

La Bestia jugó 86 minutos, tuvo 100% de efectividad en tiros al arco y un 91% de pases precisos además de dos pases clave y los goles señalados.

Así como en otra época fue el Manteca Martínez y otros uruguayos que la rompieron en Boca, el domingo 21 de abril será recordado por Merentiel y por Cavani.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad