Publicidad

Luis Suárez, el tapabocas: un repaso por las veces que le mojaron la oreja y el goleador se terminó vengando

El Pistolero y un capítulo más: silenció las versiones que indicaban que analizaba retirarse de la actividad profesional.

Compartir esta noticia
Luis Suárez y el gesto que hizo para negar que se retira.
Luis Suárez y el gesto que hizo para negar que se retira.
Foto: @LuisSuarez9.

Un capítulo más, ¿y van? La película de la vida de Luis Suárez sigue generando material. Parece de esas series exitosas que sacan una temporada atrás de otra y continúan siendo furor.

El de esta semana será, sin dudas, uno de los episodios más recordados de su carrera. Le mojaron la oreja (otra vez) y respondió de la forma que mejor sabe: con un golazo y una producción futbolística notable de unos de los mejores centrodelanteros de la historia de este deporte.

Todo comenzó el pasado día martes cuando el medio brasileño Zero Hora publicó que el salteño analizaba terminar antes de tiempo su vínculo con Gremio para ponerle punto final a su carrera como profesional debido a los dolores en su rodilla. La información, de inmediato, recorrió el mundo.

Lucho se llamó a silencio. Ovación intentó contactarse con el jugador, pero no tuvo éxito. Sí pudo comunicarse con el entorno del jugador que reconoció que Lucho estaba analizando “parar” debido a los dolores que viene atravesando en la rodilla derecha para reducir un poco las cargas. Parar, no retirarse. La gran cantidad de encuentros del fútbol norteño y los viajes internos colaboran poco en esta situación.

Algo no cerraba. Más allá del cansancio lógico para un jugador de su edad, sumado a los viajes del fútbol brasileño y las concentraciones que pudieran desgastarlo, no había tenido lesiones que le impidieran tener continuidad. Todo lo contrario.

Luis Suárez en el partido de Gremio y America Mineiro
Luis Suárez en el partido de Gremio y America Mineiro
Foto: AFP

Con la información que circuló en Brasil también se empezó a especular con que el jugador podría poner como excusa el retiro para encontrar una salida elegante para irse al Inter Miami con su amigo Lionel Messi. Desde el entorno de Lucho negaron rotundamente esa posibilidad.

Además remarcaron que si un equipo quisiera llevarse al salteño tendría que desembolsar una importante suma de dinero: 70 millones de dólares.

Lo cierto es que Suárez se llamó silencio y habló en la cancha el jueves a la noche cuando Gremio enfrentó a América Mineiro por la fecha número 11 del Brasileirao. Fue titular, llevó la cinta de capitán y le salió todo redondito: jugó un partido al más alto nivel, como en sus mejores épocas, y marcó un golazo con el que se desquitó: llevó la mano a su boca e hizo un claro gesto sacándose la bronca. “Sigan hablando”, se leyó.

Lógicamente todos los flashes fueron atrás de él. Era la palabra más buscada, pero dejó todo bien en claro sin siquiera abrir la boca. No fue necesario pararse frente a los micrófonos. Con el festejo de gol y el mensaje que puso en redes sociales (un simple emoji con una boca cerrada) despejó cualquier duda. No se retira.

Luis Suárez en el partido de Gremio y América Mineiro
Luis Suárez en el partido de Gremio y América Mineiro.
Foto: AFP

El tiempo dirá si después cumplirá el contrato con Gremio (termina a finales de 2024 cuando estará a días de cumplir 38 años), pero ahora no dejará la actividad profesional.

Convive con dolores lógicos tras jugar casi dos décadas al más alto nivel, pero así y todo es consciente lo que muestran sus números: tiene cuerda para un buen rato y principalmente para seguir jugando en un fútbol exigente como el de Brasil.

Suárez llegó a Gremio a principios de año. Desde entonces disputó 27 partidos con el tricolor donde marcó 15 goles y consiguió dos títulos (Recopa Gaúcha y Campeonato Gaúcho). En el Brasileirao está tercero a siete puntos del líder Botafogo y a dos de Palmeiras y continúa en la Copa de Brasil (enfrentará a Bahía en cuartos de final el 4 y 11 de julio). Está a la altura del jugador que fueron a buscar para revolucionar el torneo.

Luis Suárez en el partido de Gremio y America Mineiro
Luis Suárez en el partido de Gremio y America Mineiro
Foto: AFP

La del jueves no fue la primera vez que salió a tapar bocas. Tiene varias en su historial. Incluso queda la sensación de que le viene bien que de vez en cuando lo pinchen un poco, porque sacan al mejor Suárez de todos: el rebelde, el que se quiere llevar el mundo por delante.

Shhh... ¡Con Suárez, no! Ya demostró en reiteradas oportunidades que no hay que mojarle la oreja. En esta nota, van algunos ejemplos.

Se tiró... pero a festejar

En la previa a un clásico entre Liverpool y Everton en 2012, el DT rival (David Moyes) había pedido al árbitro que no se dejara engañar por las “actuaciones teatrales” de Suárez para generar faltas. Lucho puso un gol en el empate 2-2 y no dejó que sus compañeros lo abracen. Fue corriendo hasta el banco rival y se tiró como a un a piscina frente a Moyes.

Los goles a Inglaterra

Tuvo que operarse en la rodilla de apuro antes del Mundial 2014. Todo indicaba que no llegaría, pero... Jugó ante Inglaterra y puso los dos goles del triunfo (2-1). En Inglaterra lo tenían entre ceja y ceja por la denuncia de racismo de Patrice Evra, el juego sucio (simulaciones) y el mordisco al serbio Branislav Ivanovic.

La revancha contra Evra

La novela entre Suárez y Evra (el francés incluso le había festejado en la cara un triunfo del United ante Liverpool) terminó con final feliz para el uruguayo. El destino los enfrentó en la final Barcelona-Juventus de la Champions 2015. El salteño puso el 2-1 parcial (3-1) y Evra salió en la foto marcándolo de atrás.

Gol de Luis Suárez en la final de la Champions League 2015; lo sigue Patrice Evra.
Gol de Luis Suárez en la final de la Champions League 2015; lo sigue Patrice Evra.
Foto: archivo El País.

Te llaman, Koeman

En 2021 el entrenador Ronald Koeman le cerró las puertas en Barcelona cuando aún tenía mucho para dar. Se fue al Atlético de Madrid y se vengó. Marcó un tanto en la victoria 2-0 y se llevó la mano a la cara simulando un teléfono. “Es para que la gente sepa que tengo el mismo número”, declaró. Encima después fue campeón y figura con el Atleti.

Luis Suárez y su festejo a Ronald Koeman.
Luis Suárez y su festejo a Ronald Koeman.
Foto: AFP.

Festejo clásico: "Yo no"

En la previa al Nacional-Peñarol del año pasado el expresidente mirasol Jorge Barrera había declarado que Suárez era “un buen suplente” para Darwin Núñez en el Mundial. Lucho respondió con un golazo (3-1) y un festejo particular. Simuló estar en el banco de suplentes y con el dedo, dijo: “Yo no”.

Festejo de Luis Suárez en el clásico Nacional-Peñarol.JPG
Festejo de Luis Suárez en el clásico Nacional-Peñarol.
Foto: Estefanía Leal.

¿Retiro? "Sigan hablando"

Tras las versiones que circularon esta semana acerca de que se retiraba de la actividad por problemas en su rodilla, marcó un golazo ante América Mineiro y desató toda su bronca. Llevó la mano a su boca y gesticuló: “Sigan hablando”. No fue necesario que hiciera nada más ni que hablara ante los medios.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Luis Suarez

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad