Publicidad

INFORME

Los pormenores de las reuniones de Bielsa con Uruguay: la imponente oferta que rechazó y por qué le seduce la Celeste

Su posición respecto al preparador físico, qué especialistas vendrán en su equipo de trabajo, con cuántos jugadores piensa trabajar y lo hablado en relación a los "históricos".

Compartir esta noticia
Marcelo Bielsa en su pasaje como entrenador del Leeds United de Inglaterra
Marcelo Bielsa en su pasaje como entrenador del Leeds United de Inglaterra.
Foto: Archivo

Por Juan Pablo Romero.
Al principio se mostró serio, algo vergonzoso y cuidando cada palabra que decía. Con el pasar de las reuniones, se empezó a abrir, a hacer mayor cantidad de preguntas. A mostrarse tal cual es, sin rodeos. Estudioso, conocedor de todos los detalles, curioso, observador. Marcelo Bielsa ha tenido una cantidad importante de encuentros con el presidente Ignacio Alonso y con otros integrantes del Ejecutivo. Incluso, en alguno ni siquiera estuvo el titular de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y fueron juntas con otros dirigentes y con el director de selecciones, Jorge Giordano.

Son varios los dirigentes de la AUF que han señalado públicamente la cantidad de datos de jugadores uruguayos que maneja Bielsa y lo exhaustivo que es en la descripción de cada uno de ellos. “No es que sabe datos solamente que te dan las aplicaciones que hacen estadísticas de fútbol... Sí, también los sabe, pero él tiene un grado de detalle que yo nunca en mi vida había escuchado”, señaló a Ovación una importante fuente de la AUF.

“Por ejemplo: si estábamos hablando de un defensa ‘x’, él nos detallaba cómo está jugando en la actualidad, si es mejor en línea de tres o de cuatro, por qué no puede ser carrilero, si tiene problemas cuando le tiran pelotas cruzadas a sus espaldas, si es bueno en el 1 vs. 1, si en los segundos tiempos baja su rendimiento, si esa merma en la actuación tiene que ver con algo propio del futbolista o por el modelo de juego del entrenador... Realmente me quedo corto con las palabras”, agregó.

“Capaz se le escapaba algún dato y nos preguntaba, por ejemplo, de qué equipo había surgido tal o cual jugador. Pero el grado de detalle y de conocimiento que nos transmitió fue impactante”, insistió.

Bielsa tiene conocimiento de todo lo que pasa en el fútbol uruguayo. Es consciente de la realidad política; sabe qué clubes están afines al actual Ejecutivo y qué equipos son contrarios. Sabe la realidad de la televisación de la competencia local y el rol que ha tenido la empresa Tenfield. Pero no hace juicio de valor en ningún tema. Sabe a dónde viene, cree mucho en el jugador uruguayo y, principalmente, cree en el crecimiento y en la evolución que puede tener la selección uruguaya.

Ese fue el aspecto neurálgico de la decisión de Bielsa. El por qué determinó darle un marco serio a las conversaciones con Uruguay. Está convencido que puede darle herramientas a los futbolistas uruguayos para que puedan ser aún mejores de lo que ya son.

Hoy la realidad marca que faltan unos mínimos detalles del contrato del DT (que están siendo trabajados por los abogados de ambas partes), para que pueda ser oficializado en los próximos días. Las fuentes consultadas por Ovación no están al tanto de que exista molestia del entrenador o de alguien de su entorno por las filtraciones relacionadas a su contrato.

Cuando Uruguay entró en contacto con Bielsa, el técnico argentino de 67 años estaba negociando su llegada al Everton de Inglaterra, equipo que está sumergido en las últimas posiciones en la Premier League. De hecho, Everton le ofrecía de base un contrato similar al que Bielsa tuvo anteriormente en Leeds. Pero la idea de dirigir a Uruguay lo entusiasmó de entrada y Everton terminó contratando a Sean Dyche. El profesional también tuvo ofertas sobre la mesa de la selección de Estados Unidos y de México, mientras que existió interés de Ecuador y de Perú. El DT no consideró ninguna de estas posibilidades.

Varias de las reuniones de Bielsa con integrantes de la AUF fueron de doble turno, en la mañana y en la tarde. Otras empezaron a primera hora de la tarde y transcurrieron hasta la noche. En esos encuentros el técnico se refirió a que pretende trabajar con una lista de reserva del entorno de los 40 jugadores para luego achicarla a una cifra cercana a los 30.

Marcelo Bielsa
OLI SCARFF

Si bien el tema de los “históricos” se sobrevoló -Luis Suárez, Edinson Cavani, Fernando Muslera, Diego Godín y Martín Cáceres- en las charlas, el profesional no fue tajante respecto a si alguno de ellos seguirá en la selección. Está claro, tampoco los dirigentes marcaron un lineamiento. Dejó la impresión que se profundizará en el tema cuando se concrete la llegada del entrenador a Uruguay y, si Bielsa pretende seguir contando con alguno de ellos, es factible que busque un encuentro para intercambiar ideas. Varios de estos referentes se mostraron en diferentes momentos cercanos a la forma de trabajar y de conducción de Diego Alonso.

Bielsa idealiza mucho a Uruguay. Su gente, la forma de vivir, lo lindo del país, la pasión por el fútbol y hasta la comida. Por eso es que muchas veces se lo vio por Montevideo: caminando por la rambla, tomándose un ómnibus, comiendo en un restaurante y hasta hablando de fútbol en un lugar público. También es debido a esa razón que en algunos momentos del año pasa varias semanas en Uruguay, más allá de que su lugar en el mundo, y donde pasa gran parte del año, es en su Rosario natal. Ahora, Uruguay está cada vez más cerca de Bielsa.

Viene con cinco personas; el preparador físico lo sugiere la AUF

En principio, Marcelo Bielsa llegará a Uruguay con cinco personas; a saber: dos ayudantes, un analista de videos, un recuperadores de lesiones y un auxiliar.

El profesional argentino tiene un gran concepto de los preparadores físicos uruguayos. De hecho, llegó a trabajar con el reconocido Esteban Gesto, en Atlas (1993-1994). Hoy el especialista uruguayo forma parte del equipo de trabajo de las selecciones nacionales.

Según lo conversado inicialmente, la AUF será quién le proponga a Bielsa un preparador físico, aunque el argentino tiene “poder de veto”. ¿Qué significa esto? Que si el DT no está convencido, podrá decir que no y la AUF deberá ofrecerle otra posibilidad. Es por ello que se le entregará más de un nombre a Bielsa, para que elija el adecuado a su criterio. Según lo que pudo saber Ovación, todavía no han hablado sobre quién sería, pues esperan a que sea oficializado una vez finiquitados los detalles contractuales del vinculo.

Bielsa entiende que, si bien es de suma importancia el rol del preparador físico, lo más importante en un proceso largo de selección pasa por la metodología que se quiere emplear, e inculcarle a los futbolistas su modelo de juego. Es por esta razón que opta por incorporar a dos ayudantes de su confianza y le da libertad a la AUF en este sentido. Lo que no implica que el auxiliar o el recuperador de lesiones tenga también el título de preparador físico.

A pesar de que hay una confusión, Jorge Giordano no trabajó con Bielsa. El profesional uruguayo estuvo varias semanas viendo entrenamientos del DT in situ.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad