Publicidad

SELECCIÓN

¿Cómo le fue a Marcelo Bielsa cuando dirigió contra Uruguay? Números e historias del futuro DT Celeste

El futuro entrenador de Uruguay enfrentó a la selección en nueve ocasiones cuando estuvo al frente de Argentina y Chile: nunca perdió y dejó algunas perlitas para el recuerdo.

Compartir esta noticia
Marcelo Bielsa en Uruguay 2-2 Chile por las Eliminatorias para el Mundial 2010.
Marcelo Bielsa en Uruguay 2-2 Chile por las Eliminatorias para el Mundial 2010.
Foto: archivo El País.

Por Ángel Asteggiante
De no ocurrir nada extraño, Marcelo Bielsa (67 años) se transformará en el nuevo entrenador de la selección uruguaya de cara al Mundial 2026 de Estados Unidos, México y Canadá. La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) ya consiguió un acuerdo deportivo con el DT y trabaja por estas horas para cerrar los aspectos económicos.

Bielsa tendrá el desafío de las Eliminatorias y también de la Copa América del año que viene, torneos que conoce a la perfección por sus trabajos como seleccionador de Argentina (1998 a 2004) y Chile (2007 a 2011).

Ahora estará al frente de la Celeste, selección a la que supo enfrentar en varias ocasiones y con las que guarda unas cuantas anécdotas. Entre Argentina y Chile y contando partidos amistosos y oficiales, Bielsa jugó ante Uruguay en nueve oportunidades: ganó cinco y empató cuatro. Nunca perdió.

El primer cruce fue el 7 de julio de 1999 por la Copa América de Paraguay. Argentina venció 2-0 a Uruguay por la fase de grupos con goles de Martín Palermo y el Kily González. Bielsa estaba suspendido y en cancha el DT fue Nelson Vivas. El rosarino siguió el encuentro desde un palco y dio indicaciones a través de un intercomunicador.

El segundo partido fue el 9 de octubre del 2000 por las Eliminatorias a Corea y Japón 2002 en el Monumental. Ganó Argentina 2-1 con goles de Gabriel Batistuta y Marcelo Gallardo (descontó Roberto Ayala en contra). De ese partido es muy recordada una incidencia con el Muñeco y no justamente por su gol, sino por una brutal patada casi de karate que recibió de Alejandro Lembo. Años después se reencontraron en Nacional y recordaron con gracia y buena onda ese suceso.

El 14 de noviembre del 2000 jugaron la última fecha de las Eliminatorias en el Centenario. El partido estuvo cargado de polémica y bañado de suspicacia en el resto del continente. Argentina ya estaba clasificada y no jugaba por nada. Uruguay necesitaba al menos un empate para ir al repechaje.

El partido terminó 1-1 (goles del Piojo López y Darío Silva) y en los últimos minutos la albiceleste se dedicó a tocar la pelota para los costados.

Juan Sebastián Verón y Álvaro Recoba en Uruguay 1-1 Argentina por las Eliminatorias para el Mundial 2002.
Juan Sebastián Verón y Álvaro Recoba en Uruguay 1-1 Argentina por las Eliminatorias para el Mundial 2002.
Foto: archivo El País.

En 2003, el 16 de julio, jugaron un amistoso para inaugurar el Estadio Único de La Plata. En realidad el partido debió jugarse antes, pero una intensa lluvia inundó la cancha y el partido debió postergarse. Empataron 2-2 (doblete de Diego Milito para el local y Javier Chevantón y Gabriel Milito en contra para la visita). Bielsa ese día concretó una de sus tantas “locuras”: hizo debutar en la selección a Javier Mascherano, que todavía no había jugado en la Primera de River Plate. Una muestra de la personalidad del DT.

Casi un mes más tarde, el 20 de agosto, se volvieron a cruzar por un amistoso en Italia. En un partido vibrante, la selección de Bielsa se impuso 3-2 sobre la de Juan Ramón Carrasco. Walter Samuel, Juan Sebastián Verón y Andrés D'Alessandro convirtieron para Argentina. Descontaron Diego Forlán y Martín Ligüera para Uruguay.

El 13 de julio de 2004 se dio el último cruce ante Uruguay defendiendo a la selección de su país. Fue por la fase de grupos de la Copa América de Perú donde Argentina después perdió increíblemente el título ante Brasil. Uruguay arrancó ganando con gol del Lolo Estoyanoff, pero Argentina lo dio vuelta gracias al Kily González y Luciano Figueroa. Antes de ir al descanso, Vicente Sánchez puso el empate transitorio. El partido parecía encaminarse al tiempo suplementario, pero la albiceleste lo liquidó en el final gracias a Ayala y Figueroa.

Meses después, con el broche de la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, Bielsa cerró por decisión propia su ciclo en Argentina. El porrazo del Mundial 2002 (llegó como la gran candidata y quedó eliminada en primera fase) y la final de la Copa América 2004 (un selección alternativa de Brasil le empató el partido en el final y luego se lo ganó por penales) dejaron heridas difíciles de cerrar en el público y en el propio entrenador.

Para 2007 Bielsa tomó las riendas de una golpeada selección de Chile. El 18 de noviembre de ese año, en la segunda fecha de las Eliminatorias para Sudáfrica 2010, enfrentó a Uruguay en el Centenario. Fue un valioso empate 2-2 para la Roja a pesar de que estuvo cerca de ganarlo. El Matador Salas puso los dos tantos para la visita. Para Uruguay abrió el tanteador Luis Suárez y el Loco Abreu rescató un empate casi en el cierre.

Bielsa dirigió dos veces más a Chile contra Uruguay. El 2 de abril de 2009 por las Eliminatorias (empate sin goles en Santiago) y un amistoso el 18 de noviembre de 2010 también en Santiago (triunfo 2-0 para Chile con tantos de Alexis Sánchez y Arturo Vidal).

Esta semana la AUF comenzó a trabajar con los asesores legales del entrenador para intentar cerrar el acuerdo económico. Desde la AUF manifestaron que esto llevará unos cuantos días por toda “la letra chica” que existe en un entrenador de este calibre. Por eso, recién se estaría resolviendo la semana que viene.

Bielsa llegaría a la Celeste con al menos tres personas de su confianza: un asistente, un analista de video y un preparador físico. Todos extranjeros. Pablo Quiroga y Diego Reyes, argentino y chileno respectivamente, son dos de las personas más cercanas a Bielsa y que lo vienen acompañando desde 2007. El rosarino se mostró dispuesto a sumar personas que ya trabajen en la AUF y faciliten el día a día.

El objetivo es que Bielsa pueda comenzar a trabajar en el mes de mayo y ya dirija a la Celeste en los amistosos de junio. Hay una selección que se mostró muy interesada. Se trata de Alemania, que fue campeona del mundo en 1954, 1974, 1990 y 2014. La idea es que el encuentro se dispute en el Viejo Continente. La posible llegada de Bielsa puso nuevamente a la Celeste en el tapete.

Además hay una propuesta, interesante desde lo económico, para jugar contra Australia y Nueva Zelanda. La contra radicaría en el extenso viaje que tendrían que hacer algunos de los futbolistas, porque el partido sería en Oceanía.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad