TORNEO CLAUSURA

Hernán Rivero: el goleador de Wanderers que hizo formativas en Boca y va por más en el Bohemio 

"Me han comentado que Wanderers por ahí arranca con todo y se va apagando. Pero justamente ese es uno de los mayores objetivos, tratar de que no se apague y seguir focalizados", afirmó. 

Hernán Rivero está feliz viviendo en Montevideo junto a su pareja y a su perro. Dice que es muy similar a la vida en Argentina. FOTO: Wanderers.
Hernán Rivero está feliz viviendo en Montevideo junto a su pareja y a su perro. Dice que es muy similar a la vida en Argentina. FOTO: Wanderers.

Habitualmente en los últimos años a Wanderers le ha costado encontrar una regularidad en el Uruguayo. Por eso, ganar tres partidos seguidos, es todo una proeza para los Bohemios. Hoy, los dirigidos por Daniel Carreño están primeros en el Clausura tras vencer consecutivamente a Boston River, Deportivo Maldonado y Rentistas.

Hernán Rivero es el centrodelantero del equipo. Lleva dos goles en el torneo, aunque nueve desde que llegó a Wanderers, realizando un muy buen semestre en la temporada pasada. En el Torneo Apertura había marcado en el debut, pero luego agarró una racha negativa que se cortó ahora.

De 29 años, nacido en Bella Vista, provincia de Corrientes, Rivero empezó su carrera en Boca. “Hice inferiores en Boca hasta Cuarta División. No podía creer cuando quedé en una captación de juveniles; quedamos solo cuatro de un grupo de más de 300 pibes después de hacer tres pruebas. Primero van recolectando jugadores de cada provincia y luego, cuando vas a la capital, te encontrás con futbolistas de Colombia, Brasil, de todos lados. Pero es muy difícil debutar en la Primera de Boca”, le comentó Rivero a Ovación, luego de una jornada en la que tuvo libre.

Hernán Rivero celebra su gol en el Wanderers-Boston River. Foto: Marcelo Bonjour.
Hernán Rivero celebra su gol en el Wanderers-Boston River. Foto: Marcelo Bonjour.

“Me fui a jugar al fútbol del interior, que es amateur. Ahí me vio una empresa de representantes que llevaba jugadores a Buenos Aires. Me probé en All Boys y debuté en 2015”, agregó.

Rivero pasó por el Alajuelense de Costa Rica, Deportivo Santamarín de Argentina, Correcaminos de México, Pasto de Colombia, Luqueño de Paraguay y Celaya (México) hasta hacer parada en Wanderers.

“El Uruguayo es un torneo muy competitivo. Cualquiera le puede ganar a cualquiera, es un campeonato muy fuerte, con partidos duros. Me adapté muy rápido, parecido al fútbol de Paraguay”, comentó el Tanque, quien se sobrepuso a una racha negativa sin anotar: “Fue durísimo, nunca me había pasado de tener tantos partidos sin anotar. Convertí en la primera fecha y no anoté más. Además, el equipo no estaba funcionando bien, dejamos escapar puntos importantísimos. Por eso, en este campeonato nos habíamos metido en la cabeza que teníamos que cambiar la actitud, la imagen que habíamos dejado. Esa racha no era lo esperado, porque tenemos plantel para estar más arriba y ahora lo estamos demostrando, pero sin apurarnos, pasito a pasito, son todas finales”.

El domingo Wanderers visita a Peñarol, en un tipo de partido donde, en general, a los albinegros le cuesta confirmar. Al respecto, el argentino, aún con su acento correntino, dijo que “me han comentado que Wanderers por ahí arranca con todo y se va apagando. Pero justamente ese es uno de los mayores objetivos, tratar de que no se apague y seguir focalizados. Estamos con confianza y sabemos lo que podemos dar. En este torneo mejoramos la contundencia porque antes perdíamos ciertos partidos en jugadas tontas”.

El Tanque Rivero está muy cómodo en el fútbol uruguayo. FOTO: Estefanía Leal.
El Tanque Rivero está muy cómodo en el fútbol uruguayo. FOTO: Estefanía Leal.

Rivero afirmó: “Estoy en un momento muy lindo de mi carrera, en un club que me respetó siempre, que me trajo y que confió en mí. Me pidieron que me quede y pude renovar hasta julio de 2022. Ahora busco seguir subiendo en rendimiento y en mi carrera”. El Tanque estuvo cerca de cerrar en Gimnasia de La Plata. “Era una linda oportunidad, pasar a un equipo así era importante, pero no tengo apuro, estoy cómodo acá y se los hice saber. Yo le debo mucho a Wanderers”, afirmó.

El Tanque no es muy efusivo en sus festejos y frecuentemente anda con cara de pocos amigos en la cancha. “Je, siempre me dicen lo mismo, me dicen ‘parecés que querés intimidar a los rivales’, pero es mi forma de ser. En Colombia el presidente del Deportivo Pasto se lo había tomado a mal, como que era agrandado, sobrador, y yo le decía ‘es mi cara, yo vengo a jugar, no a hacer amigos”, concluyó.

¿Qué pasa con Camacho? ¿Cuándo podrá jugar?
Camilo Cándido y Washington Camacho disputan la pelota en el Nacional-Wanderers. Foto: Francisco Flores.

Washington Camacho fue la principal figura que contrató Wanderers para esta temporada, pero lo cierto es que apenas pudo jugar 45 minutos de la final de la Supercopa Uruguaya contra Nacional.

Es que una lesión lo marginó de las canchas, en el Torneo Apertura no jugó y todavía le queda un tiempo de recuperación. “Está por integrarse a los trabajos con el grupo, tenemos expectativas de que a mediados del torneo pueda ser tenido en cuenta. Por ahora viene evolucionando muy bien”, le dijo a Ovación el gerente deportivo de la institución, Mauricio Nanni.

El futbolista polifuncional fue operado de una hernia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados