Publicidad

El uruguayo que se hizo viral en la Copa América por sus pinturas y por la euforia en el Himno Nacional

Fue futbolista, viaja siempre acompañando a la selección y ahora hasta le piden fotos. Conocé la historia del “Pelado Celeste“.

Compartir esta noticia

Enviados a Las Vegas - Estados Unidos
“Hace poco mis amigos dijeron que esta era la peor Bolivia. Les dije que no, es uno de los mejores Uruguay. La presión que meten no te deja razonar. Realmente veo a Nahitan Nández, veo a Federico Valverde, Manuel Ugarte… ¿Viste a Nicolás De la Cruz? Deja la vida”, dice entusiasmado.

El hincha que se pinta de Celeste y estuvo presente en los primeros tres encuentros de la selección uruguaya en la Copa América.
El hincha que se pinta de Celeste y estuvo presente en los primeros tres encuentros de la selección uruguaya en la Copa América.
Foto: Mateo Vázquez.

Esta noche, cuando los equipos de Uruguay y Brasil entren a la cancha, todos estos jugadores que lo entusiasman van a estar defendiendo a la Celeste.

Los jugadores, en la tribuna, van a tener una persona que los defienda y aliente: el Pelado Celeste que tiene su marca registrada y que alienta hasta quedarse sin voz con la cara pintada y su cuerpo el aire libre.

Hinchas de la Celeste.
Hinchas de la Celeste.
Foto: Archivo El País.

Pelado celeste. Así lo conocen en la cancha y hay muchos hinchas que se acercan para sacarse fotos junto a él.

Si uno ve a Gonzalo Pérez en las calles de Las Vegas seguramente no sepa quién es. El Monoco, como lo conocen en Uruguay, es alto y pelado y este viernes tiene puesta una camiseta de la Celeste con el nombre de Darwin Núñez.

Pero hoy, en los alrededores del Allegiant Stadium, va a ser fácilmente reconocible. Gonzalo Pérez es el “Pelado Celeste”, un hincha de la selección que suele pintarse la cabeza y el torso con diseños especiales. Una costumbre que comenzó en 2011, la mantuvo en los Mundiales de Brasil 2014, Rusia 2018 y Qatar 2022 y que ahora pasea por los estadios de Estados Unidos durante la Copa América.

Gonzalo fue invitado en 2011 a la final en el Monumental ante Paraguay. Llegó a una zona VIP y había pintura. El amigo que lo invitó, Gonzalo Trelles, lo incitó a pintarse y el dudó pero luego lo hizo. A partir de ahí la situación se hizo su marca y lo repite en todos los partidos en los que va a alentar.

“Pintarme lleva más o menos media hora. Es lo que salga en el momento, no tiene ninguna preparación por lo que se hace rápido”, cuenta, aunque reconoce que uno que hizo su esposa y otro en el que se pintó la cabeza completamente de amarillo son los que han tenido más difusión.

Hincha uruguayo en la Copa América 2024.
Hincha uruguayo en la Copa América 2024.
Foto: Archivo El País.

Se ha hecho costumbre que Gonzalo aparezca en las transmisiones en especial cuando se canta el himno. Esta situación tiene una explicación, además de por su particular look. Apenas llega al estadio se acerca a la cancha y lleva un cartel en el que dice que lo busquen durante el himno.

Esa instancia, para él, es cuando se juega su partido. “Yo fui jugador de fútbol y para mí es lo más importante que hay, entonces cuando está el himno realmente quiero demostrarle a los jugadores que solos no están, que estamos toda la banda, poco pero buenos”, fundamenta. “Yo sé que si ellos sienten el himno van a meter un poquito más”, agrega.

Cuando llega a los alrededores del estadio el Pelado suele ser reconocido por la gente y se toma un montón de fotos pero una historia que le pasó en la previa del partido ante Estados Unidos generó algo que lo emocionó. “Paramos en el parking, se baja un tipo al lado y me dice ‘Mono, soy amigo de tu hermana, te conozco y mi nieta te hizo un dibujo sin conocerte’”, cuenta. “Me da el dibujo y me miraba con los ojitos como si viera a un teletubbie”, agrega entre risas. Se sacó fotos junto a la niña emocionada y guardó el regalo. A su fama también le sacó provecho como pasó durante el Mundial de Rusia. Existían muchas normas de seguridad y no se podía estar sin camiseta en las tribunas pero como eso es parte de su look lo hizo y se sacó fotos con otros uruguayos. Al segundo partido le avisó a sus amigos que iba a ir sin remera e iba a poder entrar.

Marcelo Tinelli con hinchas de Uruguay.
Marcelo Tinelli con hinchas de Uruguay.
Foto: Archivo el País.

Llegó a la puerta y un seguridad le advirtió que así no podía ingresar. “Saqué mi celular y le mostré las fotos. Les dije que era mascota y que tenía que entrar así, que era aprobado por AUF. Se comunicaron entre ellos y me dejaron ingresar”, relata.

Para el partido contra Brasil de esta noche no tiene nada preparado pero esta abierto a sugerencias en sus redes sociales. Lo que sí tiene es un convencimiento de que Uruguay tiene con qué ganar y pasar a semifinales.

“Yo creo en el jugador de fútbol uruguayo. Cuando entran a la cancha estoy seguro que van a dejar la vida. Pueden jugar mal, pueden jugar bien, pero dejar la vida la van a dejar siempre”, concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad