Publicidad

Diego Aguirre demostró su jerarquía: las claves de otro triunfo de atrás de un Peñarol que sufrió, pero ganó

Aunque al aurinegro le queda mucho por mejorar, el entrenador revolucionó el equipo con los cambios y en el estreno en el Torneo Apertura el carbonero venció a Cerro Largo en el Estadio Centenario.

Compartir esta noticia
Leonardo Fernández y Franco González celebran el triunfo de Peñarol frente a Cerro Largo.
Leonardo Fernández y Franco González celebran el triunfo de Peñarol frente a Cerro Largo.
Foto: Francisco Flores.

Cuando la tribuna se le venía abajo a Peñarol y el equipo perdía 1-0, Diego Aguirre metió mano, revolucionó a un equipo que no respondía y las variantes dieron resultado para que el aurinegro le diera vuelta el partido a Cerro Largo en el Estadio Centenario.

Es que luego de un inicio de mucha presión alta que duró pocos minutos, la intensidad de Peñarol bajó y la respuesta estuvo en la lesión de Gastón Ramírez, quien se sintió a los 23’ y dejó la cancha con un manto de preocupación en el mirasol, aunque el entrenador dijo en conferencia de prensa que se trató de un golpe en la rodilla y al futbolista se lo pudo ver con hielo en la zona.

De ahí en más, Cerro Largo ganó metros y sobre todo, se animó a atacar a una defensa que sigue sin ofrecer garantías y que en cada pelota que le llegaba al área tenía serias complicaciones.

Fue así que a los 8’, un largo tiro libre lo bajó Hugo Silveira en las alturas y Renzo Rabino puso el gol de cabeza, pero el VAR lo anuló.

Era un aviso. La zaga de Peñarol la pasaba muy mal y evidenciaba problemas que no logró resolver en la primera parte porque a los 44’, un córner rastrero desde la izquierda nadie pudo despejarlo y por el segundo palo apareció Sergio Núñez para anotar el 1-0 arachán.

En el complemento, el juego de Peñarol no cambió y la Fiera le dio apenas 11 minutos al equipo en cancha. Pero la tribuna ya entonaba el “carbonero, un poco más de huevo...”.

Diego Aguirre celebra el triunfo de Peñarol frente a Cerro Largo.
Diego Aguirre celebra el triunfo de Peñarol frente a Cerro Largo.
Foto: Francisco Flores.

El técnico mandó a la cancha a los 56’ a Camilo Mayada, Franco González y Leonardo Sequeira, quien fue determinante porque dos minutos después recibió de Maxi Silvera y la mandó a guardar para el 1-1 mirasol.

Todo cambió en el Centenario. Fue un duro golpe para un Cerro Largo que no pudo atacar más porque el aurinegro se adueñó de la pelota y a los 67’, tras una falta sobre Maxi Silvera al borde del área, Leonardo Fernández definió notable de tiro libre para 2-1 definitivo.

Leonado Sequeira tuvo otro y entre Rodrigo Formento y el horizontal se lo negaron, Maxi Silvera también casi anota y el carbonero borró un mal primer tiempo con un buen complemento para empezar el Apertura con el pie derecho, pero con mucho para mejorar.

Y si bien el mirasol no tenía muchas opciones en el banco de suplentes, el entrenador supo elegir sus piezas, las mandó a la cancha y además, respondieron.

Sobre todo Leonardo Sequeira, quien a tan solo dos minutos de haber ingresado y en la primera pelota que tocó, anotó para poner al aurinegro en partido. Pero también hay que destacar las subidas de Camilo Mayada por la derecha y algún destello de Franco González en la ofensiva.

Pero además, vale también destacar el gran momento de Leonardo Fernández —cuatro goles en los últimos dos partidos— y la importancia de Maximiliano Silvera, quien puso una asistencia y recibió la falta que derivó en el tiro libre para el segundo tanto mirasol.

Diego Aguirre demostró una vez más su jerarquía y los cambios fueron determinantes para que Peñarol volviera a sonreír en el inicio del Campeonato Uruguayo. Y fue toda de la Fiera.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad