Publicidad

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo "el precio del dinero" como se preveía, ¿qué señales dio a futuro?

La tasa de interés marca el “precio del dinero”, en este caso el dólar. Una baja de tasas de la Fed en teoría hace menos atractivo al dólar frente a otras monedas.

Compartir esta noticia
Jerome Powell: el presidente de la Fed realizó declaraciones después de la reunión del organismo
Jerome Powell: el presidente de la Fed realizó declaraciones después de la reunión del organismo.
Foto: AFP

Redacción El País
La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos no sorprendió al mercado al mantener ayer la tasa de interés de referencia en 5,25%-5,5%, tras la reunión de dos días de su Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés). Además dio pistas de cuándo bajará las tasas.

Los miembros del organismo votaron por unanimidad mantener las tasas de interés de referencia en sus niveles más altos en más de dos décadas

La tasa de interés marca el “precio del dinero”, en este caso el dólar. Una baja de tasas de la Fed en teoría hace menos atractivo al dólar frente a otras monedas.

También puede “abaratar” el acceso al financiamiento de Uruguay (aunque es difícil porque ya está en mínimos históricos), hacer subir el precio de los commodities. Eso es en la teoría, porque en la práctica el mercado tiende a adelantarse a las decisiones y “descuenta” esa baja (del precio del dólar, del acceso al financiamiento, del valor de los commodities).

En la reunión de este mes, el foco de los analistas estaba puesto en el calendario de eventuales bajas de los tipos de interés. Los integrantes del FOMC situaron la mediana de las tasas a final de año en el 5,1% (en la franja entre el 5% y el 5,25%), lo que implica un solo recorte de un cuarto de punto respecto a la situación actual, por debajo de los tres que preveían los analistas para el año en marzo.

“Estas proyecciones no son un plan de acción ni ningún tipo de compromiso”, dijo en conferencia de prensa el presidente del Fed, Jerome Powell, quien dijo que basarán su decisión en “una mayor confianza en que la inflación se mueve de manera sostenible hacia el 2%”.

“Si la economía sigue sólida y la inflación persiste, estamos listos para mantener el actual rango para las tasas” de interés de referencia “tanto tiempo como sea necesario”, agregó Powell.

En marzo la mediana de las previsiones del FOMC apuntaba a tres recortes de 0,75 puntos en total para finales de 2024, pero el avance de la inflación y de la situación económica descartó pronto ese escenario y los analistas lo rebajaron a dos bajadas desde el nivel actual: el más alto en 23 años.

“Seguiremos tomando nuestras decisiones, reunión a reunión, teniendo en cuenta la totalidad de los datos”, añadió Powell.

Los integrantes del FOMC revisaron asimismo al alza su previsión de inflación en Estados Unidos, tanto para 2024 como para 2025, a 2,6% y 2,3% respectivamente, y dio cuenta de “modestos progresos adicionales” hacia su objetivo de 2% de inflación a largo plazo.

De aquí a que acabe 2024 el FOMC, tiene agendadas cuatro reuniones: en julio, septiembre, noviembre y diciembre.

Estados Unidos celebrará sus elecciones presidenciales el 5 de noviembre y esa fecha que prevé enfrentar en las urnas al demócrata Joe Biden contra el republicano Donald Trump tiene implicaciones políticas, ante el potencial impacto que pueda tener esa decisión en el resultado electoral.

De hecho, el Partido Demócrata del presidente Biden, no quiere que las medidas de la Fed afecten el vigoroso mercado laboral.

Legisladores demócratas enviaron el lunes una carta a Powell advirtiendo que “una política monetaria excesivamente restrictiva podría poner en peligro el vigoroso mercado laboral” en Estados Unidos.

La inflación y el avance del Producto Interno Bruto (PIB) son dos factores claves en los pasos de la Fed.

Ayer mismo se difundió que el Índice de Precios al Consumo (IPC) bajó una décima en mayo hasta el 3,3% con respecto a abril, con lo que el dato lleva todo el año estancado por encima del objetivo del 2% de la Fed.

A principios de mes se hizo público además que el índice de precios en gastos de consumo personal (PCE, en inglés) se mantuvo en abril en el 2,7% interanual con respecto a marzo. Para finales de año, desde la Fed se prevé que este último indicador se sitúe en el 2,6%, dos décimas más que lo previsto en marzo.

Edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos, en Washington DC
Edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos, en Washington DC.
Foto: Shutterstock

Donde no hay cambios por otra parte en 2024 es en su previsión sobre el desempleo, que deja en el 4%, mientras que en 2025 y 2026 sube respectivamente una décima respecto a marzo, hasta una mediana del 4,2% y del 4,1%.

“Hay resultados ambiguos y tenemos que lidiar con esa incertidumbre en torno a los datos. No obstante, el panorama general es el de un enfriamiento fuerte y gradual, que reequilibra gradualmente el mercado laboral”, recalcó Powell, que instó como siempre a la cautela por el impacto que pueda tener una reducción de los tipos “demasiado pronto o demasiado tarde”.

Las previsiones de crecimiento de la economía de la Fed, quedaron estables en 2,1% para 2024 y 2% para 2025.

Previsiones de tasas

Para 2025, la mediana apunta a que los tipos se situarán en el 4,1%, frente al 3,9% anticipado en marzo, mientras que para 2026 no hay modificaciones y estos se quedarían en el 3,1%, en una horquilla por tanto de entre el 3% y el 3,25%, dos puntos menos que el nivel previsto para el cierre de este año.

La Fed lleva meses subrayando que necesita una mayor confianza en que la economía avanza de forma sostenida hacia una estabilidad de los precios.

Ayer Powell admitió que ha habido un avance “modesto” hacia esa meta del 2%, pero no cesó de repetir que la perspectiva económica se mantiene incierta. (En base a AFP y EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad