COMBUSTIBLES

El gobierno subió 7,6% las naftas y casi 11% el gasoil y despertó cuestionamientos a nuevo esquema

El gobierno anunció ayer que a partir de hoy 31 de julio el precio de los combustibles reconocerá los sobrecostos que tiene Ancap, además de fijarse por el Precio de Paridad de Importación.

Estación de servicio. Foto: AFP
Estación de servicio. Foto: AFP

A partir de las 00 de hoy comenzaron a regir los aumentos en las tarifas de nafta y gasoil anunciados en la conferencia realizada en Torre Ejecutiva, el día de ayer. Con el nuevo ajuste de precios, los combustibles pasarán a valer $ 70,81 (antes $ 65,80) para el caso de la nafta Súper y $ 50,70 (antes $ 45,70) para el gasoil.

En la conferencia donde participaron el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, y la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, afirmaron que el supergás no tendrá aumento.

Según Paganini, esta actualización de precios se debe al nuevo sistema para la fijación de tarifas de combustible, que se compone por el Precio de Paridad de Importación (PPI), cuyo principal componente depende del precio internacional del petróleo, y los sobrecostos de Ancap.

“Estamos en una etapa de aumento sostenido del precio del petróleo, medido por el indicador Brent en promedios mensuales”, explicó el ministro, con respecto a la evolución del valor del petróleo internacional, donde en enero valía US$ 55, 32 por barril, mientras que en junio su valor promedio fue US$ 74,05 por barril.

En relación a los sobrecostos de Ancap, afirmó que se calculó en $ 2,97 por litro de combustible, lo cual esperan ir reduciendo en los próximos tres años.

A partir de agosto, además del PPI, se incorporará el sobrecosto de Ancap en las tarifas de combustibles, que tiene como componentes el subsidio al supergás, la mezcla del etanol en las nafta, las pérdidas del negocio del Portland, los resultados acumulados y los costos financieros por las pérdidas de Ancap en períodos anteriores.

En tanto , Arbeleche sostuvo que “históricamente las tarifas de combustibles siempre se fijaron en base a las necesidades de Ancap. Se solía establecer un precio para todo el año y se revisaba cada enero. La proyección anual se hacía con ciertos márgenes, de forma de tener cobertura en caso de fluctuaciones”.

A su vez, agregó que “desde el 2010 hasta la fecha, únicamente en tres oportunidades la baja del precio internacional se reflejó en una baja de las tarifas para los consumidores”.

En esta línea, la ministra sostuvo que “las tarifas van a seguir principalmente al precio del petróleo internacional, no las necesidades del Estado”, por lo que cuando baje el precio internacional, bajarán las tarifas.

Por último, Arbeleche sostuvo que entre 2012 y 2019 la sociedad pagó un sobrecosto de US$ 907 millones por encima del PPI en los combustibles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados