Publicidad

El colmo de Ancap: compra cemento a su competencia por falta de stock y crece el conflicto

Fancap pidió al gobierno dejar sin efecto asociación privada. Sin embargo, el Poder Ejecutivo se mantiene firme en su postura de avanzar en la búsqueda de un socio privado en el pórtland y la cal.

Compartir esta noticia
Envasado de bolsas de cemento en la fábrica de portland de Ancap
Envasado de bolsas de cemento en la fábrica de portland de Ancap.
Foto: Ancap

El conflicto entre el sindicato de Ancap y el gobierno, por la asociación de la estatal con una empresa privada en el negocio del pórtland, tuvo un nuevo capítulo ayer. El presidente Luis Lacalle Pou recibió en Torre Ejecutiva a las autoridades de la Federación de trabajadores de Ancap (Fancap) y al presidente del Pit-Cnt, Marcelo Abdala. En el encuentro, el sindicato le pidió al gobierno dejar sin efecto el llamado a licitación en curso y asegurar los puestos de trabajo de la industria cementera.

A la salida de la reunión -de la que participó también el ministro de Industria, Energía y Minería (MIEM), Omar Paganini-, la presidenta de Fancap, Natalia Belo, dijo que no obtuvieron “una respuesta clara” por parte del Poder Ejecutivo pero afirmó que el gobierno se comprometió a contestarles.

“Realmente estamos muy expectantes. No nos dieron ninguna fecha, entendemos que es urgente esa respuesta” porque el 19 de julio “se cierra” el llamado a licitación “y hay mucha incertidumbre de parte de los trabajadores sobre qué es lo que va a suceder el año que viene”, señaló Belo.

Sin embargo, fuentes de Presidencia dijeron a El País que en la reunión “se ratificó la decisión política” de avanzar en la búsqueda de un socio privado en el pórtland, porque “el gobierno entiende que es lo que se debe hacer” para revertir las pérdidas sistemáticas que tiene este negocio para la empresa estatal. Asimismo, ayer el presidente les manifestó su malestar con la situación que se dio el pasado 8 de junio en Paysandú, cuando trabajadores de Ancap lo acusaron de “mentiroso” y les “recordó que las instancias valederas son las del diálogo mediante la razón”.

En cuanto a lo laboral, Lacalle Pou manifestó a Fancap y al Pit-Cnt que el gobierno “tiene un compromiso de acción” en el que se “puede trabajar perfectamente en conjunto” con el sindicato, en cuanto al mantenimiento de las fuentes laborales, inclusive de aquellos trabajadores que están en régimen de tercerización.

El sindicato descarta la posibilidad de negociar con el Ejecutivo cualquier alternativa para los trabajadores del pórtland y exige que el tema sea tratado en el Parlamento.

Desde el MIEM dijeron a El País que “el Parlamento no tiene nada que ver en esto” porque es una decisión de Ancap y que “de ninguna manera” se frenará el proceso de licitación.

En este sentido, tanto autoridades del MIEM como de Ancap afirmaron a El País que “hay una batería de medidas” que se pueden implementar para asegurar los puestos laborales, tales como la contratación de algunos trabajadores por parte del privado, la redistribución a otras áreas del Estado e incentivos económicos para quienes estén próximos a jubilarse.

El sindicato entiende que en el pliego de licitación que Ancap aprobó el 18 de mayo, “no hay garantías” de que el Estado vaya a asegurar los puestos laborales.

Sobre este punto, el MIEM afirmó que “no hay ninguna manera de que eso esté contemplado en el pliego”, ya que son dos situaciones diferentes: “una cosa es la licitación con un privado y otra cosa es la situación laboral que es un tema de los trabajadores con Ancap”, indicaron.

En el entorno sindical entienden que hay una “falta de coherencia” en la interna del Ejecutivo porque según afirmó el secretario general de Fancap, Manuel Colina, mientras que el gobierno busca seguir adelante con la asociación, el ministro de Trabajo Pablo Mieres “solicitó al directorio de Ancap suspender la salida del pliego de licitación” y la estatal “decidió seguir para adelante”.

En la reunión, Fancap le planteó a Lacalle Pou esta situación pero el mandatario no respondió sobre el asunto.

Consultado por El País, el ministro Mieres dijo que no realizó este planteo. “Nunca dije nada con respecto a postergar o dejar sin efecto la asociación. Eso no es verdad. Además, la asociación por el cemento no forma parte” del ámbito de negociación que el directorio de Ancap, el sindicato y el Pit-Cnt mantienen en el MTSS, indicó Mieres.

Sin embargo, otras fuentes del gobierno al tanto de la mesa de diálogo en el MTSS no descartaron que la opción de postergar la publicación del pliego haya estado sobre la mesa de negociación con el objetivo de disminuir el nivel de conflictividad.

dato

Ancap acude a su competencia

El sindicato de Ancap criticó la gestión de la estatal en las plantas de producción de pórtland de Minas y Paysandú y afirmaron que “faltan insumos para la operación” debido a “que no se han hecho inversiones”. Desde la estatal confirmaron que “hay problemas de stock” de pórtland del sello Ancap y señalaron que se debe a las medidas que ha tomado el sindicato en las últimas semanas. Fancap desmintió que los paros que hizo en Minas y Paysandú incidieran en esta situación “dado que ambos hornos estaban apagados” cuando se implementaron las medidas.

Fuentes de Cementos Artigas confirmaron a El País que la empresa le está vendiendo cemento a granel desde hace aproximadamente unos 10 a 15 días y que “no es la primera vez” que esto pasa.

Próximas medidas sindicales

Desde Fancap señalan que “hay una fuerte conflictividad” y que “si no hay señales por parte del gobierno” en pos de detener la asociación, “se van a llevar adelante absolutamente todas las medidas que sean necesarias”, en todos los sectores de actividad de la estatal, incluida la operativa de combustibles.

Tanto las autoridades del gobierno como el directorio de Ancap, están al tanto de que puede haber acciones sindicales que perjudiquen otras áreas de la empresa, pero afirman que la situación “se irá viendo en los próximos días y que el gobierno por ahora sigue adelante” en la búsqueda de un socio privado.

De hecho, el sindicato solicitó al presidente postergar por unos días la licitación para “ayudar a bajar la conflictividad”, pero desde Torre Ejecutiva dijeron a El País que “no tienen del todo claro” que esa medida contribuya en ese sentido.

En la empresa estatal hay tranquilidad de que el presidente “respalda 100%” al directorio en este proceso de licitación”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad