Publicidad

¿Cómo está la economía uruguaya, el dólar, los precios y más según uno de los principales bancos europeos?

“Las importaciones desaceleran su crecimiento que será solo sostenido por aumentos de compras de energía y gasto de turismo en el exterior”, señaló economista.

Compartir esta noticia
Billetes de pesos uruguayos
Billetes de pesos uruguayos.
Foto: Estefanía Leal

Redacción El País
La economista senior de BBVA, Adriana Haring señaló ayer en la conferencia virtual BBVA Research: Situación Uruguay 2023, que la economía uruguaya crezca en torno a 2% con protagonismo del consumo privado por la recuperación de los salarios reales luego de tres años de caída y que para 2024 la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) sea de 2,3%.

“Esperamos un bajo aporte de las exportaciones de bienes, mientras las importaciones desaceleran su crecimiento que será solo sostenido por aumentos de compras de energía y gasto de turismo en el exterior”, agregó.

Respecto al mercado laboral, Haring dijo que esperan que el deterioro del mercado laboral que han observado desde BBVA hasta el mes de abril haya alcanzado su máximo y se encamine a cerrar el año con una tasa de desocupación del 8,3% de la Población Económicamente Activa. Ayer, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer el dato de mayo con el desempleo en 8,7%.

Por otro lado, Manuel Manías, economista principal BBVA Research Uruguay y Argentina, destacó que la inflación va a continuar descendiendo lentamente, por lo que alcanzara a 7,5% al cierre de este año y se ubicará en 6,2% a fin de 2024.

En cuanto al tipo de cambio, Manías afirmó que “alcanzará los $ 39,70 a fin de 2023”. Asimismo, el tipo de cambio real promedio de enero a abril tiene un retraso de 12% en relación al mismo período de 2022. Además, la expectativa de finalización del ciclo de alzas de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos y la reducción en la presión en las primas de riesgo apoyan el fortalecimiento de la mayoría de las monedas regionales, según explicó el economista principal para Uruguay y Argentina.

Sobre el déficit fiscal, el banco proyecta que será de 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB) este año, ya que espera que se “flexibilice” la meta de 2,7% del PIB, como consecuencia de “un hecho tan inesperado como la sequía”. Para 2024 la estimación de déficit fiscal es de 2,9% del PIB, una “mejora acotada” al superarse la sequía y la incertidumbre internacional.

Precisamente, en lo que refiere a la situación global, Marcos Dal Bianco, economista jefe de BBVA Research para Uruguay y Argentina, afirmó que hasta el momento los bancos centrales a nivel mundial se centran en la inflación a pesar del estrés bancario que genera, y es probable que los tipos de cambio permanezcan en niveles restrictivos por un largo tiempo.

“Es probable que la restricción crediticia y la política fiscal ayuden a la política monetaria a controlar la inflación”, agregó.

Respecto a la inflación, sostuvo que a nivel global seguirá cayendo, debido a que a nivel general “ya ha tocado techo”, por lo que la inflación subyacente se reducirá pronto y de manera más rápida.

A su vez, el dinamismo de los mercados laborales favorecerá aumentos en salarios y márgenes de beneficios, ralentizando de esta manera la caída de la inflación. Además, dijo que el riesgo de que la inflación o la política monetaria causen una recesión o inestabilidad financiera ha aumentado.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

economía uruguayaBBVA Research

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad