Publicidad

Carmelo llama la atención de los argentinos a la hora de invertir en el mercado inmobiliario

Además de estar muy cerca de Buenos Aires, los beneficios impositivos que brinda Uruguay lo posiciona como uno de los destinos destacados para que los inversores extranjeros decidan instalarse.

Compartir esta noticia
Puente de Carmelo
Carmelo: el puerto de yates y los viñedos son atractivos para que los argentinos inviertan allí.
Foto: Fernando Ponzetto

Posicionado comodestino turísticointernacional desde hace ya varios años y subido a una tendencia que no mucho tiempo atrás parecía exclusiva de Montevideo o Punta del Este, no son pocas las familias argentinas —aunque también provienen de los Estados Unidos, Brasil y Europa— que pusieron el foco en Carmelo para mudarse en forma permanente. La mayoría emigra a una de las ciudades más antiguas del territorio uruguayo, en especial por el anhelo de mayor seguridad y tranquilidad.

Y ese genuino interés por esta urbe donde se puede dejar el auto con las llaves puestas, según aseveran expertos en bienes raíces, se esclarece en los detalles. Es que las virtudes más codiciadas de la ciudad balnearia uruguaya más cercana a Buenos Aires no se alistan únicamente por el lado de sus paisajes naturales y los servicios que ofrece, allí también se enrolan los beneficios impositivos que Uruguay brinda para quien quiera radicarse o mismo invertir en el mercado inmobiliario.

Y esta nobleza jurídica “favorece la seguridad del inversor que compra para alquiler”, destaca la titular de Covello International, Alejandra Covello. Por lo que no son pocos los que se sienten atraídos por la posibilidad de obtener una rentabilidad que ronda el 8% anual, en tierras donde se puede tramitar la residencia fiscal tras adquirir una propiedad de US$ 450.000. Porque lo cierto es que Uruguay no solo se destaca por la previsibilidad y transparencia de su economía y sociedad, “también por su lucha frontal contra el lavado de activos: a pesar de la alternancia de gobiernos, las leyes no cambian sobre la marcha”, remarca Teresa Suares, de Marusia Real Estate.

Es que la amplia posibilidad de desconexión que propone Carmelo por su glamoroso estilo campestre, su variada oferta gastronómica, los paseos por la “Toscana uruguaya” —una ruta del vino con bodegas boutique—, el hecho de contar con puerto de yates y un aeropuerto internacional propio y, sobre todo, la buena calidad de atención médica pública y privada y su vasta propuesta educativa de colegios públicos y privados de primer nivel, conforman un seductor combo que fomenta el desarrollo incesante de esta ciudad. Consecuencia de todo ello, el público que tracciona la demanda de compra está representado por “gente de 35 a 70 años que busca renta a través de una inversión o familias con chicos o adolescentes que pretenden radicarse allí o usarlo como segunda vivienda para disfrutar los fines de semana o durante las vacaciones”, según Covello.

Federico Gagliardo, CEO de Vitrium Capital y desarrollador de Carmelo Golf, una de las propuestas inmobiliarias de la zona, agregó que el secreto de Carmelo es que “invita a la desconexión y a un contacto con la naturaleza que son únicos”. Además, resaltó que la ciudad está muy bien conectada. “Cerca de Buenos Aires y ahora con un buque que te lleva en una hora al destino”, detalla y resalta que en los últimos años se convirtió en un lugar de residencia elegido por los argentinos por esta bondad: la cercanía y accesibilidad.

De fácil acceso, a esta ciudad balnearia que equidista a 400 km de Buenos Aires se puede desembarcar de múltiples formas; la opción más “dilatada” es llegar en auto (son unas cuatro o cinco horas), conforme se parta de la zona norte de la Provincia de Buenos Aires o de CABA. Pero también se puede arribar a Colonia con Buquebus o, a partir de julio, con Colonia Express y, desde allí, tomar un ómnibus o rentar un vehículo (80 km). Otra opción que volverá a la escena a partir de octubre de este año es un servicio de un catamarán para 150 personas de Tigre a Carmelo. Hay más alternativas con medios de transporte disímiles, como tomar una avioneta desde el aeropuerto de San Fernando (entre 12 y 15 minutos de viaje) o una lancha rápida (una hora y media) que, de igual manera, parte desde el mencionado puerto bonaerense.

CARMELO
En Carmelo viven unos 20.000 habitantes
Foto: Archivo El País

La consolidada y la nueva oferta de vivienda en Carmelo

Si bien los argentinos provocaron cierto boom inmobiliario en Carmelo hace algunos años, algunos brokers creen que luego llegó una época más “tranquila”. Y aunque es verídico que en la actualidad el público comprador “es mayormente uruguayo porque se trata de una zona comunicada con toda la parte agropecuaria como Dolores, Durazno, Mercedes”, admitió Covello (en especial para cultivos de soja, cebada, trigo y maíz), hay nuevamente “muchas consultas por parte de argentinos sobre lotes y campos para llevar adelante estas actividades”, aseguró Marusia Izrastzoff, de Marusia Real Estate.

De acuerdo con el área donde se encuentren y las comodidades que brinden, la variación de valores de las casas y los departamentos es muy amplia: por ejemplo, hay lotes en venta desde los US$ 20.000, con financiación hasta más de US$ 1.800.000. Por consiguiente, aquí se alinean múltiples emprendimientos de chacras, como Las Perdices, con costa navegable sobre el arroyo Juan González y amarras propias, donde ya hay ocho casas construidas y lotes a la venta de una hectárea por US$ 80.000.

También se vislumbran zonas con construcciones de menores dimensiones. “Y existen barrios cerrados con terrenos que van desde los 3000m2 a 4500m2, algunos con viñedos propios, salida al río y lotes aptos para desarrollos agrícolo-ganaderos”, detalló Suares. ¿Los precios? Si bien varían, una casa terminada de tres dormitorios, tres baños en suite, galerías, deck con piscina y living comedor de 300m2 sobre lote una hectárea “promedia un valor de US$ 350.000; aunque pueden llegar hasta más de US$ 1.000.000″.

Por su parte, sede del World Ranking Amateur, de la PGA y otros torneos, el consolidado barrio residencial Carmelo Golf Club destaca por tener la más importante cancha del país en lo que refiere a este deporte. Inmerso en plena ruta del vino, sus 270 hectáreas incluyen una cancha de polo, otra de tenis sobre césped y otra de pádel, aparte de piscina descubierta, gimnasio y dormies. Sin embargo, el deporte náutico también resalta como diferencial: su exclusiva playa de arenas blancas permite la práctica de disciplinas sin motor (windsurf, kitesurf, kayaks) y pesca deportiva. Esta urbanización que ya cuenta con 28 casas construidas aún tiene lotes disponibles a la venta desde los 1.200m2 hasta los 3.500m2. “Hay opciones sobre la cancha de golf, las lagunas, la cancha de polo o internos al bosque”, detalló Gagliardo, el desarrollador y da precios: “oscilan entre los US$ 18.500 y los US$ 35.000″.

alquiler.jpg

Nuevo emprendimiento

En cuanto a lo que viene, entre los emprendimientos más recientes se destaca un nuevo proyecto que estuvo frenado durante cinco años y que es único para la fisonomía de la ciudad: ya lejos de aquel bloque de hormigón, el edificio Postal Carmelo se construye a la vera del Arroyo de las Vacas y se trata de un desarrollo destinado a viviendas.

A cargo del estudio de arquitectura Rodriguez Martinchich y con entrega prevista para octubre próximo, este edificio que demandó una inversión total de más de US$ 12 millones tendrá cuatro pisos con 54 departamentos que parten de los US$ 99.000 los monoambientes, US$ 140.000 las unidades de dos dormitorios y US$ 275.000 los de tres ambientes. Y promete “una renta de entre un 5% y un 8% en dólares libres de gastos, dependiendo de cómo se amueble y bajo qué plataforma se la comercialice, porque casi todas las unidades están exoneradas de impuestos por las leyes de promoción que existen en Uruguay”, aclaró Covello. [La Nación/GDA]

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad