FUSIONES & ADQUISICIONES

BID Invest pone US$ 10 millones y es accionista de Ta-Ta; el plan para crear empleo

El brazo privado del Banco Interamericano de Desarrollo pasará a ser un accionista minoritario de la compañía propiedad del grupo que lidera el empresario argentino Francisco De Narváez.

BID
Banco Interamericano de Desarrollo. Foto: Archivo

El Grupo Ta-Ta anunció ayer un acuerdo con BID Invest (el brazo privado del Banco Interamericano de Desarrollo), por el que pasará a ser un accionista minoritario de la compañía propiedad del grupo que lidera el empresario argentino Francisco De Narváez.

En la conferencia de prensa participaron desde Uruguay el CEO de Grupo Ta-Ta, Christopher Jones, el CFO de Grupo Ta- Ta, Michel Skinner, el representante de BID Uruguay, Matías Bendersky y desde Washington, el CEO de BID Invest, James Scriven.

Jones, explicó que Ta-Ta recibirá un aporte de capital “por un poco más de US$ 14 millones, BID Invest integrará aproximadamente US$ 10 millones de este aporte y el saldo restante será realizado por los actuales accionistas de la compañía. Además de este aporte de capital, BID Invest brindará un financiamiento en pesos por el equivalente a US$ 35 millones, a un plazo de 10 años”.

Según Jones, planean invertir estos fondos en un plan estratégico de cinco años, el cual integra la apertura de nuevos locales, la modernización de los ya existentes y una propuesta “disruptiva en comercio digital, omnicanal a lo largo y ancho del Uruguay”.

A su vez, destacó que en la actualidad cuentan con “más de 5.000 colaboradores de forma directa, de los cuales un poquito más del 70% son mujeres. En nuestro plan de crecimiento esperamos crear no menos de 1.500 puestos de trabajo en los próximos cinco años”.

En esta línea, agregó que planean invertir en entrenamiento y capacitación de los trabajadores, así como también en desarrollar “un ambiente diverso e inclusivo”.

En tanto, aseguró que con esta inversión, el BID Invest se convertirá en un accionista minoritario, pero que el Grupo De Narváez seguirá manteniendo el control de la compañía. Además, trabajarán en los esquemas de gobernanza, pero “el equipo ejecutivo actual se mantiene igual”, afirmó Jones.

Por su parte, Scriven afirmó que “no están para administrar empresas” y que su actividad será “distinta” como accionista minoritario.

A su vez, explicó que el mercado retail es un generador de empleo, el cual pretenden impulsar. Del mismo modo, destacó que el impacto de la pandemia del COVID-19 “castigó de forma desproporcional” a América Latina y el Caribe, lo que ha generado incertidumbre, pero también oportunidades de “reconstruir mejor”.

“Para BID Invest, esto significa apostar por una recuperación inclusiva, sostenible, que apuesta a la creación formal de empleos y al crecimiento de relaciones comerciales entre países, que expone la posibilidad de la economía digital. Todo ello es parte de nuestra visión 2025, es una hoja de ruta del Grupo BID para apoyar la recuperación y reactivación de nuestra región”, afirmó Scriven.

Por su parte, Bendersky, afirmó que el mercado de retail uruguayo tiene un “tamaño de US$ 6.000 millones al año”, y el apoyo a a la cadena de producción de Ta-Ta, permitirá contribuir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados