EMPRESAS

Tienda Inglesa prevé invertir más de US$ 100 millones que generarán 1.800 empleos

Entrevista a Manuel Parada, gerente general de la cadena de supermercados.

Juan Manuel Parada
Juan Manuel Parada, gerente general de Tienda Inglesa. Foto: Francisco Flores.

Juan Manuel Parada tiene 47 años y es Licenciado en Administración de Empresas con un MBA en MIT. Nacido en Córdoba (Argentina), es casado y tiene tres hijos (14, 11 y 6 años). Entre otras responsabilidades, fue vicepresidente de Walmart International (Estados Unidos), director financiero de Cencosud (Chile) y director general de Supermercados Wong (Perú). A continuación la entrevista con El País..

—Tienda Inglesa acaba de lanzar una campaña en la que se recuerdan los orígenes de la empresa y los valores asociados a la marca. ¿Qué desafío supuso esa historia, esos orígenes y valores, para usted y su equipo en estos casi cinco años que llevan gerenciando la empresa?

—Lanzamos esta campaña pensando en conectarnos con nuestros clientes, que para nosotros son nuestra razón de ser y lo que nos mueve cada día. Lo quisimos hacer a través de los valores históricos de la empresa y la construcción de la campaña terminó siendo mucho más que una pieza publicitaria. Resume la valiosísima historia de Tienda Inglesa en todos estos años y marca el camino que ya estamos recorriendo hacia el futuro de la empresa.

Además de ser una pieza con una gran calidad de producción, de nivel internacional, tiene un gran trabajo de investigación histórica que se refleja en cada detalle y que a nosotros internamente nos ha permite reforzar nuestra misión y visión.

—Hace casi cinco años que han adquirido Tienda Inglesa. ¿Qué los ha llevado a invertir en Uruguay y en esa cadena de supermercados, en particular?

—Uruguay es un país muy atractivo para invertir. Tiene desde hace muchas décadas una fuerte estabilidad política y social, que está respaldada en una democracia muy consolidada y en una fuerte seguridad jurídica. Eso constituye, de por sí, un elemento muy importante para quien toma la decisión de invertir.

En cuanto a Tienda Inglesa, es una marca que tiene más de 150 años, que está muy vinculada al Uruguay y a los uruguayos, y que a lo largo de toda su historia ha marcado el estándar en la industria de retail en Uruguay. Es una marca que se caracteriza por construir relaciones sólidas con sus clientes a través de experiencias que generan emociones, y estas emociones son un medio para construir vínculos que se mantienen a lo largo del tiempo. Mantener estas emociones y ser fieles a ese vínculo no es fácil, y por eso desde nuestro primer día tomamos con mucha responsabilidad esa historia y los valores de esta marca tan querida, los hicimos nuestros y todos los días estamos trabajando sin perder nunca de vista nuestro objetivo principal, que es el de construir el futuro pero manteniéndonos siempre fieles a la esencia de Tienda Inglesa.

—¿Quiénes están a cargo de Tienda Inglesa?

—La gestión de la empresa está a cargo de un equipo gerencial que tengo la responsabilidad de liderar. Quienes integran este equipo son gente que no solamente es extremadamente profesional y capacitada, sino que está, como estoy yo, enamorada del trabajo que estamos realizando. Nos encanta y nos apasiona lo que hacemos. Este equipo es el que toma todas las decisiones y lo hace con una mirada de dueño y de largo plazo. Y esto es posible porque los inversores son profesionales, con un sólido respaldo financiero, que invierten en múltiples industrias y tienen la filosofía de armar, en cada una de ellas, equipos idóneos que operen de forma independiente y trabajen para crear valor. Con esa libertad, y a la vez con ese respaldo tan fuerte, trabajamos cada día.

—Ustedes tomaron, como usted afirma, una cadena con una gran reputación y un sitio ganado en el mercado uruguayo y, sin embargo, debieron encarar transformaciones importantes. ¿Por qué entendieron que debían realizar cambios?

—Lo primero que hay que entender es que en la industria de supermercados los cambios son una constante, porque atendemos a clientes que también cambian su forma de comprar. En nuestro caso, los cambios se dieron pensando en el futuro de la empresa y con la mente puesta en todo momento en construir una propuesta de valor que se acomode a esos cambios en los comportamientos de nuestros clientes. Una prueba de eso es que a lo largo de la rica historia de la que hablamos en nuestra campaña, Tienda Inglesa ha cambiado muchas veces, nunca se ha quedado quieta, y siempre lo ha hecho con resultados muy positivos. Tienda Inglesa es una empresa que se caracteriza, y que se ha caracterizado siempre, por estar a la vanguardia y ser muy innovadora. Dentro de nuestro equipo tenemos claro que todos los cambios se hacen respetando nuestro ADN y siendo muy responsables a la hora de encarar las demandas de este nuevo consumidor, brindando siempre la mejor experiencia de compra en Uruguay.

—¿Qué cambios han realizado en estos años pensando precisamente en mantenerse a la vanguardia, en no dejar de innovar y en adaptarse a los cambios del consumidor uruguayo?

—Al principio nos tocó fortalecer principalmente las áreas relacionadas con los procesos, la tecnología, la logística y la infraestructura. Sabemos que no son áreas tan visibles para los clientes, pero sin duda alguna son elementos centrales en el buen funcionamiento de una empresa de estas características y, además y principalmente, forman parte de la columna vertebral que hacen que la experiencia de compra se sienta cada día mejor. Más recientemente iniciamos un proceso franco de expansión.

—Usted habla de inversión y de expansión. ¿Cuánto llevan invertidos en estos casi cinco años?

—En materia de inversión, desde que comenzó mi gestión tomamos la decisión que todo lo que generáramos sería volcado a las mejoras internas que estábamos convencidos que debíamos realizar para mejorar de la experiencia de compra y sustentar el crecimiento sostenido. Ahí voy a la importancia de los procesos, la tecnología, la logística y la infraestructura. Si lo llevamos a montos, en estos casi cinco años hemos invertido en la empresa más de U$S 120 millones.

—¿Y cómo se dio el proceso de expansión al que antes se refería?

—En relación al proceso de expansión, por un lado retomamos el proceso de apertura de sucursales con la marca Tienda Inglesa y, simultáneamente, encaramos remodelaciones de sucursales emblemáticas. Por otro lado, nos focalizamos en crecer con otras líneas de negocio como las asociaciones estratégicas que estamos realizando con supermercados de barrio, el ingreso en el negocio de farmacias con nuestra cadena Tienda Farma y la fuertes inversiones que estamos realizando en el comercio electrónico.

—¿Qué busca Tienda Inglesa con la asociación con estos supermercados de barrio? ¿Cómo surge esta iniciativa?


—Esta asociación responde a una necesidad concreta de una parte del mercado. Hace algún tiempo nos empezaron a golpear la puerta algunos dueños de supermercados de barrio que tenían la voluntad o la necesidad de retirarse, pero que carecían de una sucesión familiar en la gestión del negocio y a la vez no tenían la intención de desprenderse del mismo. Frente a este escenario, y valorando nuestro historial de gestión en el mercado, algunos de esos propietarios de pequeños supermercados nos vinieron a plantear la posibilidad de buscar una solución a este problema, y ahí es donde, trabajando fuertemente con nuestro equipo, nació la alternativa de estas alianzas estratégicas. Esta iniciativa, surgió inicialmente como un programa piloto con cinco locales en Montevideo en 2019. Y ha funcionado muy bien.

Hoy proyectamos terminar este año con más de 40 locales asociados en varios departamentos del país y otros tantos en proceso de asociación para los próximos años.

—Cuando ustedes tomaron la marca, Tienda Inglesa llevaba años sin inaugurar nuevos locales. ¿Qué sucursales abrieron en este tiempo?

—Efectivamente, el proceso de apertura de nuevas sucursales se había frenado en el año 2001 luego de la apertura de la sucursal de Atlántida. Desde el año 2017 abrimos la sucursal de La Barra, la de Solanas, la del Cordón, la de Pocitos en la calle Libertad y el Tienda Deli en Montevideo Shopping. Hemos invertido y apostado mucho en ese crecimiento. Y este año estaremos inaugurando la sucursal de Car One, que será realmente especial (ver recuadro), y que estamos convencidos de que marcará un antes y un después en el supermercadismo, porque incorporará algunas experiencias que están a la altura de otros mercados, que no estamos acostumbrados a ver en Uruguay y que van a ser muy valoradas por los clientes.

—¿Qué planes tiene para Tienda Inglesa en los próximos cinco años? ¿Tienen un estimado de cuánto invertirán en el próximo quinquenio y a qué áreas se volcará esa inversión?

—Lo primero que hay que señalar es que está en nuestro ADN invertir constantemente en la mejora de los procesos, en tecnología, en infraestructura, en logística y en el desarrollo de nuestros equipos, todo lo cual apunta —como he venido señalando— a sostener la mejor experiencia de compra del Uruguay.

De forma incremental a esto, para los próximos cinco años proyectamos realizar grandes inversiones.

—¿Qué se puede adelantar? ¿Van a abrir más sucursales?


—Puedo adelantar que vamos a abrir nuevas sucursales, que vamos a encarar la remodelación del 100% de nuestras actuales sucursales y que además vamos a invertir muy fuertemente en nuestros canales de comercio electrónico.

—¿Qué inversión realizarán en esa etapa de apertura de nuevas sucursales, remodelación de todos los locales y mejoras en los canales de comercio electrónico?

—Para materializar estos planes prevemos invertir más de U$S 100 millones más, en proyectos que serán una realidad y generarán a su vez entre 1600 y 1800 nuevos puestos de trabajo.

—¿Es posible que en un futuro no lejano Tienda Inglesa desembarque en departamentos del interior donde hoy no opera? ¿Puede adelantarse algo?


—Efectivamente, nuestra expectativa en los próximos años es tener una presencia nacional, en algunos casos directa y en otros vía alianzas estratégicas. Nos proponemos tener presencia en todas las ciudades del país de más de 10 mil habitantes. Puedo decirle que hoy ya tenemos confirmada la construcción de 7 nuevas sucursales que se abrirán en los próximos dos años.

Juan Manuel Parada
Juan Manuel Parada, gerente general de Tienda Inglesa. Foto: Francisco Flores.

—¿Cómo ve el futuro del país y de su sector de actividad?

—Al Uruguay veo muy bien. Estamos saliendo, con el esfuerzo de todos, de un tiempo muy difícil y extremadamente desafiante marcado por la pandemia. Quizá todavía no tenemos la distancia y la perspectiva para percibir lo que hemos pasado y estamos pasando, pero sí tenemos claro todos que ha sido muy duro y que sigue siendo muy difícil para muchos, porque hay quienes fueron golpeados muy fuertemente por la pandemia en términos sanitarios pero también en materia económica y social.

—¿Ya se puede visualizar la luz al final del túnel? ¿Hay señales firmes de recuperación del nivel de actividad?

—Hoy comenzamos todos juntos a ver la salida. Vemos señales de reactivación económica, de recuperación gradual pero sostenida de la actividad y de recuperación del empleo que son alentadoras y que permiten ver con optimismo el futuro.

En nuestro sector, en particular, estamos muy esperanzados con los anuncios de apertura de las fronteras de cara a la próxima temporada de verano, que será muy importante para todos los que operamos en el sector de los servicios.

—¿De qué forma piensan que puede apoyarse desde Tienda Inglesa al productor nacional golpeado por la pandemia? ¿Han pensado alguna forma de trabajar junto a la industria local y a la pequeña y mediana empresa para ayudarles a salir adelante?

—Históricamente, y relacionado con nuestra propuesta de valor y surtido, Tienda Inglesa ha contado con un amplio número de proveedores locales, con muchos de los cuales hemos desarrollado alianzas estratégicas invirtiendo en su desarrollo y crecimiento. En la actualidad contamos con más de 2000 proveedores de los cuales alrededor de 1500 son pequeñas o medianas empresas, las cuales han sufrido los efectos de la pandemia de forma asimétrica respecto de las grandes empresas. En este contexto, durante los últimos meses venimos trabajando internamente en un programa de apoyo para pequeños productores locales que va a contar con nuevas oportunidades de mejorar sus ingresos, mejorar su presencia en nuestras góndolas y mayor acceso a financiamiento.

Este programa, que nos tiene muy ilusionados, lo vamos a estar lanzando en los próximos meses.

El supermercado “más moderno del país” abrirá en CarOne

Tiena Inglesa CarOne
Tienda Inglesa CarOne.

—¿Hay una gran expectativa por el nuevo local que Tienda Inglesa inaugurará en CarOne. ¿Qué características tendrá? ¿Qué se puede adelantar?

—Hace casi dos años que estamos trabajando con todo el equipo en el diseño de esta nueva sucursal, que va a dar mucho que hablar. No tenemos dudas de que será el supermercado más moderno del país, al nivel de lo que puede verse en Estados Unidos o Europa, y que marcará un punto de inflexión en materia de experiencia de compra para nuestros clientes.

—¿Qué nos vamos a encontrar en la sucursal en CarOne?

—Queremos llevar esa experiencia de compra a otro nivel y es lo que el cliente se va a encontrar en ese local, con espacios para degustaciones de diferentes productos, la posibilidad —por ejemplo— de que cada consumidor pueda moler su propio café, una carnicería premium y muchas otras sorpresas en las que estamos trabajando con mucho entusiasmo y que estamos convencidos van a sorprender muy gratamente a todos los que nos visiten.

—Ante el compromiso con el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenido, ¿qué iniciativa llevará adelante Tienda Inglesa en este nuevo local?

—Va a ser un local 100% amigable con el medio ambiente. Tienda Inglesa CarOne va a ser el primer supermercado del país en obtener la certificación ambiental EDGE (Excellence in Desing for Grater Efficiencies) de la Corporación Financiera Internacional, miembro del Banco Mundial. Es una certificación muy exigente, que obliga a quien quiere obtenerla a cumplir con una serie importante de requisitos y que ha representado un enorme desafío para todo nuestro equipo. Pero es un camino que vale la pena transitar, porque el resultado es una certificación que para nosotros representa un enorme orgullo. Por lo demás, todo el concepto de esta sucursal será absolutamente amigable con el medio ambiente. Por poner solamente un ejemplo, los carritos van a estar elaborados con plástico recuperado del mar. No hemos querido dejar pasar ningún detalle. Ya falta muy poco para que lo vean.

Iniciativas sociales en beneficio de las comunidades

—Hace algunos meses Tienda Inglesa celebró un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). ¿Cuál fue la razón de firmar este tipo de acuerdos?

—Dentro de nuestra misión tenemos el objetivo de impactar positivamente en todas las comunidades donde actuamos. En ese contexto, firmamos un acuerdo con el Mides para otorgar un descuento del 20% para los beneficiarios de la Tarjeta Uruguay Social y de la Canasta Mides para las compras en los locales de Tienda Inglesa y Tienda Farma del país.
Al mismo tiempo, anunciamos la continuidad de nuestro programa Tienda Contigo, que otorga un 20% de descuento en las compra a personas en seguro de paro y personas con tarjeta Mides hasta el fin de la emergencia sanitaria.

—¿Qué otras acciones de contenido social lleva adelante la empresa?

—También canalizamos diversas acciones sociales a través de la Fundación Tienda Inglesa, la cual fue creada a mediados de 2018 y en la que hoy ya trabajan más de 100 voluntarios, buscando generar un impacto positivo en la comunidad. Nuestra visión en la Fundación es muy clara: generar y brindar oportunidades que logren cambiar la vida de las personas. Hoy abarcamos distintas iniciativas que promueven la inserción laboral de jóvenes con menos oportunidades, también tenemos programas de inclusión laboral de personas con habilidades diferentes, como también distintas acciones de voluntariado.

A eso hay que sumar nuestro trabajo, desde el inicio de la pandemia hasta hoy, en iniciativas como “Unidos para Ayudar” y “Nos cuidamos entre todos”, con las que nos comprometimos desde el primer día. Sentimos el deber, además de una gran satisfacción, de poder aportar nuestro granito de arena para aquellos que más lo necesitan y que más duramente golpeados resultados por la pandemia y sus efectos.

“Mucha historia, mucho futuro”

La campaña “Mucha Historia, Mucho Futuro” que Tienda Inglesa lanzó semanas atrás recrea, a partir de una formidable producción sustentada en una investigación histórica, aquella pequeña tienda de telas que John Henderson, Marcos Pintos, Walter Amy y David Robertson fundaron hace 152 años en la Ciudad Vieja y que, con el paso del tiempo, terminaría por transformarse en una de las principales cadenas de supermercados del país.
Pablo Rego, gerente de Marketing de Tienda Inglesa, explica que además de un vínculo muy fuerte con Uruguay, la empresa tiene una identidad marcada por la calidad y el servicio. Empezó vendiendo únicamente telas importadas, y con los años fue incorporando rubros hasta evolucionar en una tienda por departamentos de cinco pisos.
En 1963 se instala en Avenida Italia y Bolivia el primer supermercado, donde hoy funciona la sede central. “Fue un concepto muy vanguardista para la época. Por motivos de tamaño pero también geográficos, ya que en ese entonces Carrasco quedaba lejos y no era el barrio que es hoy”, explica Rego.
A la sede originaria la sucedió Arocena, luego la Unión. Pocitos, Parque Posadas, Montevideo Shopping, Ciudad de la Costa, Propios, Punta Shopping, Atlántida, Solanas, La Barra, Cordón y Libertad fueron los siguientes capítulos de esta historia, que en los próximos meses sumará la inauguración de la nueva sucursal en CarOne.
Para el gerente de Marketing de Tienda Inglesa este recorrido sólo fue posible gracias a un compromiso innegociable con la calidad, y ese mismo principio es el que se buscó aplicar para contar estos 152 años a través de una pieza publicitaria a cargo de la agencia Publicis Ímpetu y la productora Dog Star.

Pieza Tienda Inglesa
Campaña de Tienda Inglesa recrea aquella pequeña tienda de telas fundada hace 152 años en la Ciudad Vieja.

Entusiasmar para sumar en una “gran cruzada”

A Juan Manuel Parada no le gusta hablar de ello. Pero quienes lo conocen, destacan el enorme trabajo que él y quienes le rodean pusieron a comienzos del año pasado, cuando la pandemia del coronavirus comenzaba a golpear económicamente a miles y miles de uruguayos, para impulsar junto con otro grupo de empresarios iniciativas como “Unidos para Ayudar” y “Nos cuidamos entre todos”.
“Juan Manuel no sólo quiso ser parte de esto desde un inicio, desde que se empezó a hablar de hacerlo posible. Después habló con mucha gente, con muchos empresarios, para contarles de lo que se estaba haciendo, entusiasmarlos y subirlos a esa gran cruzada. Y encontró una receptividad enorme”, relatan algunos de quienes le acompañaron en aquellos días.
Su esfuerzo y el de Tienda Inglesa, así como el de muchos otros empresarios del país, fue fundamental para que desde el sector privado se pudiera no sólo donar al Estado equipamiento médico y cientos de miles de tapabocas cuando más se necesitaba, sino también reunir los productos que permitieron armar miles y miles de canastas de alimentos y productos básicos para distribuir en todos los rincones del país a quienes más habían sido golpeados por la pandemia.
Ese esfuerzo, que encontró a Parada varias veces armando canastas de alimentos y cargando bultos como uno más en un viejo hangar del Aeropuerto de Carrasco, prosigue hasta el presente. Pero la tarea, inspirada en el mismo espíritu que le llevó a impulsar la creación de la Fundación Tienda Inglesa, es desarrollada lejos de las cámaras, micrófonos y flashes que, afirman quienes mejor lo conocen, no le apasionan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados