Publicidad

Tiroteo en Praga deja 15 muertos; el atacante, de 24 años, se había inspirado en otro atentado

El autor era un estudiante de 24 años que se suicidó en un pasillo de la Facultad al verse perseguido por la policía. El ataque es el peor sufrido por un centro de enseñanza en el mundo este año.

Compartir esta noticia
Varios muertos y decenas de heridos en un tiroteo en la Universidad del centro de Praga
Servicios de emergencia en el lugar del tiroteo en la Universidad Carolina.
Foto: EFE

EFE, AFP
Más de 15 personas murieron ayer jueves cuando un hombre abrió fuego en una universidad de Praga antes de ser abatido por la policía, según el último balance de la policía checa emitido en la noche de ayer.

“Más de 15 personas murieron y 24 resultaron heridas”, señaló el jefe de la Policía, Martin Vondrasek. El balance previo era de 10 muertos en ese ataque, que tuvo lugar en la Universidad Carolina, situada en el centro histórico de la capital checa.

El pánico cundió en la universidad y sus turísticas inmediaciones cuando David K., un estudiante de 24 años, comenzó hacia las 14:30 (hora local) a disparar de forma indiscriminada contra sus compañeros de la Facultad de Filosofía.

Al oír gritos y el ruido de los tiros, muchos estudiantes se encerraron en las aulas y filmaron con sus teléfonos móviles las escenas que compartían a través de las redes sociales.

En ellas se ve a los jóvenes tirados en el suelo, alejados de las ventanas, mientras que otras imágenes muestran a estudiantes agazapados en cornisas situadas a lo alto de la fachada del edificio universitario, situado en la céntrica Plaza de Jan Palach.

Los canales de televisión mostraron también como muchas personas se alejaban del lugar corriendo a través del emblemático Puente de Carlos.

Las fuerzas del orden, que acudieron al lugar, lo acordonaron y cortaron el tráfico y el transporte urbano, e informaron cerca de una hora después de la muerte del agresor, David K. Era un estudiante de 24 años que se suicidó en un pasillo de la Facultad al verse allí perseguido por la policía, informó el jefe de la Policía, Martin Vondrácek, en una comparecencia ante la prensa.

“¡El hombre armado fue eliminado! El edificio está siendo evacuado en estos momentos y hay varios muertos y decenas de heridos en el lugar”, indicó la policía en la red social X.

Las primeras pesquisas apuntan a que actuó solo y que este atentado, el mayor en la historia de la República Checa, no tiene un trasfondo terrorista. Según el portal de investigación Seznam Zpravy, el hombre vivía en Kladno, una localidad industrial a veinte kilómetros al oeste de Praga, donde se sospecha que asesinó a su padre antes de cometer el múltiple homicidio en la universidad.

“Un chico callado e introvertido. No se divertía mucho con nosotros”, declaró al citado portal una compañera de clase del joven, que había concluido con éxito el ciclo de bachillerato en Historia.

Escribía en cirílico en la red social Telegram, donde creó un perfil el 9 de diciembre y desde donde llegó a lanzar amenazas e incluso dijo que cometería un suicidio, algo que la policía ha confirmado. En esa red el sospechoso escribió que se había inspirado en Alin Afanashikn, un joven de un liceo de Bryansk (Rusia), sospechoso de haber cometido un atentado el pasado día 7 en el que murieron dos personas.

Aparentemente, poseía varias armas. Algunas imágenes muestran un arma larga con mira telescópica como el arma del delito.

El primer ministro, el conservador Petr Fiala, interrumpió una visita de trabajo a Olomouc (al Este del país) y regresó a Praga para una reunión de urgencia de su gabinete, tras lo cual tiene previsto comparecer ante la prensa. El ministro del Interior, Vit Rakusan, dijo en declaraciones a la televisión pública que la situación está controlada.

En lo que va de 2023

El peor en centro de enseñanza

El ataque registrado ayer en la Universidad Carolina de Praga es la peor matanza registrada en la República Checa en los últimos años y también la peor de este tipo sufrida en centros educativos en el mundo en lo que va de 2023. Hasta hoy, la peor matanza en la República Checa de la última década era la que se produjo el 24 de febrero de 2015, cuando ocho personas murieron en un tiroteo perpetrado por un hombre armado que terminó suicidándose, en un restaurante de la localidad de Uhersky Brod, en el este del país. Entre los ataques que se han producido en el mundo en lo que va de año contra centros educativos, el segundo más grave tras el de ayer fue el perpetrado el pasado 3 de mayo en una escuela de Belgrado (Serbia), donde un alumno de 14 años disparó contra sus compañeros y contra el personal docente y de seguridad y causó nueve muertos y varios heridos. El 27 de marzo, una mujer disparó dentro de una escuela de Nashville (Tennessee, EE.UU.) y acabó con la vida de tres niños y tres adultos, antes de caer muerta por las balas de la policía.

UE "espantada" por el tiroteo

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, aseguró estar “espantada” por el tiroteo, mientras que la presidenta del Parlamento Europeo (PE), Roberta Metsola, afirmó estar “profundamente horrorizada” por lo sucedido. “Expreso mi más sentido pésame a las familias de las víctimas y al pueblo checo en su conjunto”, escribió Von der Leyen en X.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

República Checatiroteo

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad