Temporal en Alemania y países vecinos causó más de 120 muertos; lo atribuyen al cambio climático

Varias localidades alemanas fueron arrasadas por las lluvias. Los expertos advierten que estos temporales serán cada vez más frecuentes.

Una mujer camina por una calle destruida por el temporal en Alemania. Foto: AFP
Una mujer camina por una calle destruida por el temporal en Alemania. Foto: AFP

El devastador temporal que azotó Alemania y otros países europeos, que provocó inundaciones y derrumbes de viviendas, dejó más de 120 muertos y decenas de desaparecidos.

En el oeste de Alemania se confirmó la muerte de 106 personas, en lo que es la peor catástrofe natural de este país desde el fin de la Segunda Guerra. “Cuando se retiren las aguas se visibilizará la dimensión de la tragedia”, advirtió el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier. Es hora de responder desde la “unidad nacional”, añadió, y no de “decepcionar” las expectativas de quienes lo han perdido todo.

La vecina Bélgica también pagó un alto costo, con al menos 20 fallecidos y otros veinte desaparecidos. “Estas son las inundaciones más catastróficas que nuestro país haya conocido jamás”, dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo.

Las intensas lluvias sorprendieron a los habitantes y algunos quedaron atrapados por las riadas y desbordamientos de ríos. Además de Alemania y Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Suiza también fueron golpeados por las fuertes lluvias.

“Es como la guerra”, dijo Hans-Dieter Vrancken, de 65 años, residente en Schuld, un municipio del estado de Renania-Palatinado que quedó en gran parte destruido

Parecía que hubiera pasado un tsunami: las calles y numerosas casas están sumergidas, hay edificios que se han hundido, los automóviles han sido arrastrados, los árboles, arrancados.

Destrozos generados por las inundaciones en Alemania. Foto: AFP
Muchas viviendas fueron afectadas por las inundaciones, que generaron movimientos de tierra. Foto: AFP

“A las 23.30 había solo un poco de agua, a la 1 de la madrugada, todo estaba sumergido. Nuestro apartamento, nuestra oficina, las casas de los vecinos... Todo se inundó en apenas 15 minutos”, relató Agron Berischa, vecina de esta zona.

Las autoridades temen un balance de víctimas mucho mayor ante las decenas de personas desaparecidas tanto en Renania-Palatinado como en la vecina Renania del Norte-Westfalia, las dos regiones más impactadas.

“Estimamos que puede haber 40, 50 ó 60 desparecidos. Cuando hay personas que no dan señales de vida durante mucho tiempo se teme lo peor”, declaró el ministro regional de Interior de Renania-Palatinado, Roger Lewentz, a la cadena de televisión SWR. “El número de víctimas corre el riesgo de aumentar en los días venideros”, dijo.

Cerca de Colonia, parte del municipio de Erfstadt se desplomó literalmente tras un deslizamiento de tierra ayer viernes, dejando un enorme cráter. Las autoridades locales indicaron que hubo “varios muertos”.

El aspecto positivo de la jornada es que las lluvias en general cesaron y el caudal de los ríos empezó a disminuir.

Autos apilados en Bélgica a causa del fuerte temporal. Foto: AFP
Autos apilados en Bélgica a causa del fuerte temporal. Foto: AFP

Cambio climático.

Cuando la atmósfera se calienta, retiene más agua y puede provocar lluvias intensas. Estas pueden tener consecuencias especialmente devastadoras en las zonas urbanas, debido a sistemas de drenaje deficientes o construcciones situadas en zonas inundables.

“Estas inundaciones confirman lo que dice la ciencia sobre el calentamiento climático”, dijo la presidente de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen.

Y los expertos prevén que fenómenos como estos serán cada vez más frecuentes.

Dueños de comercios en Bélgica tratan de contener el avance del agua usando baldes. Foto: AFP
Dueños de comercios en Bélgica tratan de contener el avance del agua usando baldes. Foto: AFP

Los modelos climáticos prevén desde hace años que, como consecuencia del calentamiento global, se verán más eventos meteorológicos extremos en todo el mundo, explicó a EFE Dieter Gerten, experto en climatología e hidrología de la Universidad de Potsdam y profesor de la Universidad Humboldt de Berlín.

“Es de esperar que así ocurra, según las simulaciones climáticas y según los principios físicos. No se podrá decir cuándo ni dónde y en qué magnitud, pero hay una tendencia clara de que esto será más frecuente en el futuro”, señaló.

En la Universidad de Potsdam, en las afueras de la capital alemana, donde es profesor del Instituto de Investigación del Impacto Climático, Gerten dijo que existen evidencias de que los cambios en los patrones climáticos están relacionados con el calentamiento global y que su causa es, “por supuesto”, la emisión de gases de efectos invernadero. “La evidencia de todos estos eventos extremos que se acumulan en muchas regiones del mundo es una seria señal de que el cambio climático global es real y se hace más intenso cuantos más años pasan”, comenta.

Apunta que los principales responsables son especialmente los países industrializados y que, a su juicio, todas las naciones se deben “tomar en serio” su compromiso en los acuerdos climáticos como el de París para la reducción progresiva de las emisiones de los gases más contaminantes.

Y agrega que la planificación urbana es un elemento importante a tener en cuenta debido a la mayor probabilidad de que se produzcan inundaciones, por lo que advierte del riesgo de construir edificios y ciudades a lo largo de los ríos.

Gerten reconoce que, aunque las predicciones indican cada vez una mayor probabilidad de que se desarrollen fenómenos como lluvias torrenciales e inundaciones, no se esperaba que las ocurridas en el oeste de Alemania tuvieran una magnitud “tan grande” ni se desarrollaran en un área tan amplia. Explica que se trata de unas inundaciones que, en esta región en particular, no tienen precedentes en la historia y ni la gente ni los científicos lo esperaban. (Con información de AFP, EFE)

Todos los partidos abordan las consecuencias del calentamiento global
Destrozos generados por las inundaciones en Alemania. Foto: AFP

Mientras Alemania se recupera del trágico temporal de esta semana, la cuestión climática se metió en la agenda de la campaña de los candidatos a suceder a la canciller Angela Merkel en las elecciones de septiembre.

Un diputado ecologista, que atacó a sus contrincantes por su posturas sobre el cambio climático desde el inicio de la tragedia, se vio obligado a borrar su mensaje en Twitter tras ser acusado de intentar beneficiarse del siniestro.

Favorito en los sondeos de los comicios del 26 de septiembre, el conservador Armin Laschet dirige el estado de Renania del Norte-Westfalia, una de las dos zonas más afectadas, junto a la vecina Renania-Palatinado.

En esta región próspera de Alemania, que cuenta con metrópolis como Düsseldorf, Colonia y Bonn, localidades enteras fueron devastadas por los desbordamientos de los ríos que las atraviesan.

Los responsables políticos alemanes de todas las facciones abordaron de inmediato las consecuencias del calentamiento global. El ministro de Interior, Horst Seehofer, del partido CDU de Merkel, insistió en que Alemania debe “preparase mucho mejor” ante el cambio climático. Incluso, el colíder de los Verdes, Robert Habeck, señaló el entusiasmo de algunos políticos por ir a las zonas del desastre.

“Ahora es el momento de los rescatistas y no de los políticos que se conforman con pasearse por ahí”, señaló Habeck en su cuenta de Instagram, aunque admitió que era legítimo hacerlo para hacerse una idea de lo que ha ocurrido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados