AMENAZA

Talibanes advierten a EE.UU. que habrá "consecuencias" si extiende la operación de retirada de Afganistán

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente Joe Biden, expresó su confianza en que evacuarán a todos los estadounidenses que quedan en Kabul antes del 31 de agosto.

Refugiados afganos a bordo de un avión de EE.UU. en el aeropuerto de Kabul. Foto: AFP
Refugiados afganos a bordo de un avión de EE.UU. en el aeropuerto de Kabul. Foto: AFP

Estados Unidos mantiene su plan de culminar la retirada de Afganistán para el próximo 31 de agosto, después de que los talibanes amenazaran con que habrá consecuencias si la fecha se extiende.

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente Joe Biden, expresó su confianza en que evacuarán a todos los estadounidenses que quedan en Kabul antes del 31 de agosto. “En los días que quedan, creemos que tenemos los medios para sacar a los estadounidenses que quieran abandonar Kabul”, subrayó Sullivan en una rueda de prensa.

Aun así, no descartó que Biden pueda prorrogar para más allá del 31 de agosto la evacuación y la retirada de las tropas, y se limitó a indicar que Estados Unidos mantiene contactos “directos” y diarios con los talibanes, que se oponen a la ampliación de ese plazo. Sullivan resaltó que Estados Unidos está “superando las expectativas” en el sentido de la velocidad con la que se están llevando a cabo las evacuaciones.

Alianza cívico-militar.

Para la evacuación de Afganistán, Estados Unidos apeló a una alianza militar-civil posterior a la Segunda Guerra Mundial que se ha activado solo dos veces antes: en 1990-1991, durante la Guerra del Golfo, y en 2003, durante la invasión de Irak.

La Flota Aérea de Reserva Civil (CRAF) es un “programa cooperativo y voluntario” entre el gobierno y las aerolíneas privadas, que permite al ejército estadounidense utilizar aviones comerciales en situaciones de emergencia cuando necesita capacidad adicional.

El origen de la asociación se remonta a la salida de Berlín durante la Guerra Fría y permite al Departamento de Defensa “aumentar ... la capacidad de los aviones durante una crisis relacionada con la defensa nacional”, según el Departamento de Transporte.

Las compañías aéreas ofrecen voluntariamente sus aeronaves a través de acuerdos contractuales con el Comando de Transporte de Estados Unidos, que maneja el sistema global de transporte de defensa estadounidense.

A cambio, “los transportistas participantes tienen preferencia en el transporte de carga comercial en tiempo de paz y tráfico de pasajeros para el DOD”.

Todos los participantes de la CRAF deben ser transportistas estadounidenses totalmente certificados por la Administración Federal de Aviación (FAA).

Un soldado ayuda a un niño en el aeropuerto de Kabul. Foto: AFP
Un soldado ayuda a un niño en el aeropuerto de Kabul. Foto: AFP

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, había pedido el domingo la ayuda de aerolíneas comerciales de Estados Unidos en la operación de evacuación.

Además, Estados Unidos está enviando a algunos de los evacuados a “refugios seguros temporales” en Europa y Oriente Medio, incluyendo bases estadounidenses en España, Italia, Alemania, Baréin, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos (UEA), recordó este lunes el subdirector de Logística del Estado Mayor, el general Hank Taylor.

En suma, con todos estos esfuerzos, el gobierno de Biden “intenta” culminar las evacuaciones y la retirada para el 31 de agosto, remarcó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El Gobierno de Estados Unidos no ha confirmado el número exacto de estadounidenses ni de afganos que quedan por evacuar de Afganistán.

Biden afirmó el domingo que espera cumplir con la evacuación para el próximo 31 de agosto, aunque advirtió que podría ampliarse el plazo dado el peligro en el aeropuerto de Kabul y el riesgo de ataques terroristas.

El presidente conversó este lunes por teléfono con el primer ministro británico, Boris Johnson, quien quiere ampliar el plazo de retirada más allá del 31 de agosto, algo que también han pedido otros países europeos, como Francia.

Johnson presidirá hoy martes una reunión virtual del G7 en la que participará Biden, quien está “dispuesto a conversar” con el resto de líderes del grupo sobre “el calendario” para completar las evacuaciones, afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Advertencia talibán.

En una entrevista con Sky News, el portavoz de los talibanes, Suhail Shaheen, avisó que la fecha del 31 de agosto debe cumplirse, ya que la ven como “una línea roja” sobre los límites que han sido permitidos para la retirada.

“Si Estados Unidos o el Reino Unido piden más tiempo para continuar con las evacuaciones, la respuesta es no. O habrá consecuencias”, declaró Shaheen.

Un soldado talibán pasa frente a imágenes de mujeres que fueron vandalizadas en Kabul. Foto: AFP
Un soldado talibán pasa frente a imágenes de mujeres que fueron vandalizadas en Kabul. Foto: AFP

El portavoz talibán aseguró que los afganos podrán salir del país después del 31 de agosto si cuentan con la documentación necesaria, aunque los emplazó a quedarse y “reconstruir” Afganistán. También hizo hincapié en que los talibán no pondrán “obstáculos” si los que busquen salir cuentan con pasaporte y documentación, recoge la BBC.

Francia considera “necesario” un “plazo adicional” para completar la operación, dijo el lunes el ministro de Exteriores francés, Jean Yves Le Drian.

Y Alemania está llevando a cabo negociaciones con Estados Unidos, Turquía y otros aliados para mantener el aeropuerto abierto tras esa fecha, al tiempo que estima que se deberá seguir “discutiendo con los talibanes”, en palabras del ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas.

16 mil en un día

Unas 16.000 personas fueron evacuadas desde Afganistán a través del aeropuerto de Kabul en las últimas 24 horas, dijo ayer lunes el Pentágono, al acercarse la fecha límite del 31 de agosto que ha provocado una aceleración de las operaciones. Esta cifra eleva el número de personas trasladadas fuera de Afganistán desde julio a 42.000, incluidas 37.000 desde la escalada de evacuaciones aéreas el 14 de agosto, un día antes de que Kabul fuera capturada por los talibanes, dijo el portavoz John Kirby. En la última jornada, 61 aviones de varios países despegaron de Kabul.

Al menos tres nacimientos durante la evacuación
Bebe es entregado en Kabul a militares de Estados Unidos. Foto: AFP

Al menos tres bebés han nacido durante la operación de evacuación de Afganistán, uno de ellos una niña afgana que nació después de que su madre se pusiera de parto cuando el vuelo militar de Estados Unidos en que era transportada estaba aterrizando en Alemania. Así lo confirmó ayer lunes el jefe del Comando de Transporte de las Fuerzas Armadas, Stephen Lyons, en una rueda de prensa en el Pentágono.

La niña nació el sábado cuando el avión en el que viajaba su madre, un C-17 de las Fuerzas del Aire de Estados Unidos, aterrizaba en la base estadounidense de Ramstein en Alemania, procedente de Catar. “Realmente valoro las noticias sobre la bebé que nació cuando el vuelo aterrizaba en Ramstein. De hecho, ha habido más. Es increíble, la operación en marcha es increíble, (es) un trabajo impresionante”, dijo Lyons el comandante.

Ante estas declaraciones, los periodistas le preguntaron sorprendidos cuántos bebés han nacido durante las operaciones de evacuación, a lo que Lyons contestó que los últimos datos de que dispone apuntan que son tres. No se sabe si los otros bebés nacieron a bordo de aviones o en alguna de las bases en países aliados que Estados Unidos está empleando para la evacuación de afganos.

Desde el 14 de agosto, Estados Unidos ha evacuado o ayudado a sacar al menos a 37.000 personas de Afganistán.

Un país dividido en etnias
Combatientes talibanes alzan su bandera en un vehículo en Kabul. Foto: AFP

La diversidad étnica en Afganistán es un factor clave en la vida política y los conflictos de este país. Ningún grupo étnico dispone de una mayoría absoluta entre los 40 millones de habitantes del país, una fragmentación que contribuye a su inestabilidad.

Los pastunes son la etnia mayoritaria con más del 40% de la población. Son principalmente musulmanes sunitas y hablan el pashto o pastún. Desde el siglo XVIII, suelen controlar el Estado y el ejército. Los talibanes son un grupo predominantemente pastún. Pero los dos presidentes del gobierno respaldado por Estados Unidos, Hamid Karzai y Ashraf Ghani, también proceden de esta etnia.

Los tayikos son el segundo grupo étnico. Representan un cuarto de la población y hablan el darí (farsi en persa). Se ubican principalmente en el norte y el oeste del país, con bastiones en el valle del Panshir, la ciudad occidental de Herat y algunas provincias norteñas. El valle del Panshir es conocido por haber resistido la ocupación del ejército soviético en los años 1980, pero también al primer régimen talibán. Fue el feudo del tayiko más celebre, el comandante Ahmed Shá Masud, héroe de la resistencia antisoviética y de la lucha contra los talibanes, asesinado el 9 de septiembre de 2001 en un atentado atribuido a Al Qaeda.

Los hazaras, que representan alrededor de un 10% de la población afgana y hablan un dialecto darí, son considerados como originarios de Asia Central y de los pueblos turcos, y viven principalmente en el centro del país.

Es una minoría chiita, perseguida violentamente durante siglos. Los talibanes los consideran herejes.

La minoría uzbeca también representa un 10% de la población y se encuentra especialmente en el norte del país, junto a la frontera con Uzbekistán.

Aunque con un rol más marginal, Afganistán también acoge turcomanos, kirguises, kazajos, baluchis y nuristaníes, antes llamados kafir (infieles) hasta su conversión forzada en el siglo XIX.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados