EL AVANCE DE LA EPIDEMIA

Rusia cerró sus fronteras a China por temor al coronavirus

La Organización Mundial de la Salud intentó calmar los ánimos al citar un estudio que asegura que la mayoría de las infecciones son leves.

Un hombre utiliza una mascarilla para prevenir el contagio del coronavirus. Foto: AFP
Wuhan es el epicentro del coronavirus y parece una ciudad fantasma pese a sus 11 millones de habitantes. Foto: AFP

China está cada vez más aislada. Las grandes aerolíneas limitaron o directamente suspendieron sus vuelos a ese país por consecuencia de la epidemia del nuevo coronavirus, y ahora Rusia cierra sus fronteras con el gigante asiático.

El saldo de la epidemia causada por el nuevo coronavirus subió ayer a 2.000 muertos en China, después de que las autoridades de la provincia de Hubei, foco de la crisis, anunciaran anoche otros 132 fallecimientos.

En su actualización diaria, la comisión provincial de salud también ha dado cuenta de 1.693 nuevos casos de contagio, que se suman a las decenas de milites ya registrados.

En este contexto, Rusia anunció ayer martes que prohibirá la entrada de ciudadanos chinos a su territorio a partir de mañana jueves, una nueva medida drástica para intentar frenar la propagación de la epidemia del coronavirus.

“La entrada de ciudadanos chinos a través de las fronteras rusas queda suspendida a partir del 20 de febrero para los viajes de negocios, viajes privados, estudios y turismo”, indicó Tatiana Golikova, viceprimera ministra encargada de Salud, citada por las agencias rusas de noticias.

La decisión ha sido tomada “a causa del agravamiento de la epidemia en China y el hecho de que los ciudadanos chinos continúan llegando a territorio ruso”, indicó Golikova, que encabeza el grupo de trabajo ruso de lucha contra el coronavirus.

La presencia de chinos en territorio ruso es muy numerosa, ya sea turistas, estudiantes o trabajadores. Los aeropuertos rusos son masivamente utilizados como punto de tránsito entre China y Europa.

Moscú ya ordenó el cierre de la frontera de 4.250 km con su vecino, así como la suspensión de los enlaces ferroviarios y restricciones de vuelos.

A partir de la próxima medianoche, los correspondientes departamentos dejarán de expedir documentos de invitación para ciudadanos chinos, que solo podrán entrar en Rusia en caso de tránsito a un tercer país.

La directiva fue suscrita por el primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, por recomendación del departamento encargado de combatir la propagación del Covid-19, encabezado por la viceprimera ministra Golikova.

Más de medio millar de ciudadanos chinos han sido puestos en cuarentena en Rusia debido al coronavirus, en su mayoría en centros médicos de regiones del extremo oriente de Rusia, limítrofes con China.

Medios chinos.

En tanto, Estados Unidos restringirá la actividad de cinco medios chinos, entre ellos la agencia estatal de noticias Xinhua, por hacer propaganda del Partido Comunista de China.

A partir de ahora, Estados Unidos tratará a esos cinco medios como si fueran misiones diplomáticas del Gobierno chino, de manera que los periodistas estarán sujetos a las mismas restricciones que los diplomáticos, detallaron fuentes estadounidenses, que pidieron el anonimato al no estar autorizados a hablar públicamente del asunto, informó la agencia EFE.

Las fuentes explicaron que Washington ha tomado esa decisión porque, en los últimos años, el presidente chino, Xi Jinping, ha “fortalecido” su control sobre esos medios y los ha convertido en “brazos” del “aparato de propaganda” del Partido Comunista de China.

Los cinco medios afectados son propiedad del Estado chino. Se trata de la agencia de noticias Xinhua; la televisión CGTN; la Radio Internacional de China; el diario oficial en inglés, el China Daily, y la empresa que lo distribuye, la Hai Tian Development USA.

Xi Jinping. Foto: AFP.
El presidente chino, Xi Jinping, apareció en público con una máscara y dejándose tomar la temperatura. Foto: AFP

Como ocurre con las legaciones diplomáticas de cualquier país, ahora, esos medios tendrán que informar al Departamento de Estado de las propiedades que tienen en Estados Unidos y entregar una lista con los nombres de sus empleados, así como informar a quiénes despiden y contratan.

Washington y Pekín están enfrentados desde el inicio de la guerra comercial en 2018; pero ahora atraviesan un momento dulce tras alcanzar un principio de acuerdo, aunque el brote del coronavirus ha generado dudas sobre la capacidad de China para cumplir con sus compromisos de incrementar la compra de productos estadounidenses.

Ya en noviembre de 2017, Washington restringió las actividades de la televisión rusa RT (antigua Russia Today), a la que obligó a registrarse como agente extranjero para seguir operando en el país.

En respuesta, la Duma o Cámara Baja del Parlamento de Rusia aprobó una ley para incluir a varios medios occidentales en su propia lista de agentes extranjeros, como los estadounidenses CNN, la Voz de América y Radio Liberty, así como la corporación alemana Deutsche Welle (DW).

Moda virtual y menos iPhones

La Semana de la Moda de Milán se abrió ayer martes con un acto inédito al conectarse en forma virtual con China después de que el nuevo coronavirus obligara a estilistas, compradores y periodistas de ese país a renunciar a viajar. La ausencia de los representantes de un tercio del consumo mundial del lujo cuesta millones de euros a uno de los sectores más vitales de la economía italiana.

Las grandes casas italianas como Armani, Fendi, Prada, Versace y Gucci presentarán de todas formas sus nuevas colecciones para otoño e invierno. Tres importantes estilistas chinos, Angel Chen, Ricostru y Hui no pudieron viajar a Milán debido a que Italia fue el primer país europeo en prohibir todos los vuelos hacia y desde China desde el 31 de enero de 2020. “El impacto económico por el virus por ahora no se puede calcular, aunque las medidas tomadas por el gobierno chino no tienen precedentes”, reconoció la Camera Nazionale della Moda.

Las acciones de Apple caían ayer martes en Wall Street, luego de que la firma anunciara que no alcanzaría sus previsiones trimestrales por el impacto del nuevo coronavirus. La firma anunció el lunes que no alcanzará su previsión de facturación en el segundo trimestre (entre 63.000 y 67.000 millones de dólares) por la epidemia. “El trabajo comienza a retomar pero volver a las condiciones normales llevará más tiempo de lo anticipado”, señaló Apple. Agregó que tiene dificultades para abastecerse de iPhones, fabricados en China, y que la demanda de sus productos cayó ahora que sus tiendas en el país asiático están temporalmente cerradas. La empresa ya había advertido a fines de enero, cuando publicó sus resultados trimestrales, que la epidemia provocaba incertidumbre sobre su actividad comercial. Muchos analistas esperan no obstante que se recupere cuando la crisis sanitaria sea superada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados