LOS MÉRITOS ACADÉMICOS EN EL GIGANTE ASIÁTICO

Plagio de tesis, una práctica habitual en la cúpula china

Ante el escándalo, el gobierno prometió “tolerancia cero”.

El presidente chino, Xi Jinping, en la apertura del Parlamento. Foto: Reuters
El presidente chino, Xi Jinping, en la apertura del Parlamento. Foto: Reuters

Seis altos dirigentes chinos, entre ellos un juez, un exvicepresidente o incluso un jefe provincial, cometieron plagio en la redacción de sus tesis doctorales, infringiendo las normas gubernamentales, según una investigación de la AFP.

El Consejo de Estado —el gabinete chino— divulgó el año pasado las primeras directrices a nivel nacional para reforzar la integridad académica, tras producirse una serie de escándalos de plagio, y advirtió que esos casos serían "severamente castigados".

El mes pasado, la Academia de cine de Pekín revocó un doctorado concedido al popular actor Zhai Tianlin tras haberse detectado que varias partes de un artículo para su graduación eran una copia de otros trabajos anteriores, sin que citara esas referencias.

El incidente generó un acalorado debate en las redes sociales y medios chinos, sobre las "falsos diplomas" que poseen en China algunos de los más poderosos.

Un análisis por la AFP de 12 tesis doctorales o de másters, hechas por responsables chinos y disponibles en el CNKI —China National Knowledge Infrastructure, la base de datos de los ministerios de Educación y Ciencia— muestra que en seis casos hay pasajes copiados de otros autores, sin citarlos.

Poseer altas cualificaciones facilita las promociones en el seno del Partido Comunista chino, lo que a veces obliga a muchos a buscar atajos para intentar acumular diplomas. "Los responsables de las universidades son conscientes de ello, porque también son responsables gubernamentales", afirma Li Datong, exeditor del China Youth Daily.

Este tipo de certificados son "reales, no han sido recogidos en la calle, pero son en esencia falsos" agrega, y explica que se trata de una "práctica habitual en el seno de las autoridades".

La AFP analizó decenas de tesis usando programas que detectan plagios. Una de ellas es la disertación doctoral de Chen Quanguo, miembro del Politburó del partido y alto responsable de la región de Sinkiang.

Chen supervisó masivas operaciones de seguridad cuando asumió el cargo en Sinkiang en agosto de 2016, y un millón de uigures y otras minorías musulmanas fueron entonces internados en campamentos.

Chen, una emergente estrella política, se graduó en la Universidad tecnológica de Wuhan en 2004. Su tesis, titulada "Investigación sobre la correlación entre capital humano acumulado y desarrollo económico en China central", incluye más de 60 párrafos copiados, y sin ser citados, de otro libro.

Por su parte, el vicepresidente chino de 2013 a 2018, Li Yuanchao, escribió una disertación doctoral titulada "Algunos aspectos sobre la producción de la cultura y el arte socialistas" en 1998.

Su trabajo incluye 20 párrafos idénticos a los incluidos en 1991 en una tesis llamada "Sobre las necesidades culturales y espirituales de las masas en la sociedad socialista", de Zhang Mingeng.

Li obtuvo su grado de doctor en una institución académica del partido.

Una tesis doctoral de 2004 del vicepresidente de la Corte suprema popular, Zhang Shuyuan, contiene decenas de párrafos de una disertación publicada por Tan Wei un año antes, y titulada "Teoría y sistema de la revisión criminal".

Las directrices del Consejo de Estado divulgadas al respecto el año pasado imponen "tolerancia cero" para los casos de plagio. Los castigos incluyen la revocación de diplomas, congelación de promoción o expulsión, según la gravedad de los casos.

La universidad de Nanjing expulsó el año pasado a un profesor de sociología por plagio de 15 trabajos de investigación, según los medios estatales. Pero ningún alto dirigente del Partido Comunista ha sido castigado de forma pública por hechos similares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)