EL PRESIDENTE INTENTA FRENAR LA VIOLENCIA

Piñera pide perdón y anuncia plan social tras cinco días violentos en Chile

Dispone aumento de jubilaciones, rebaja de medicamentos y mayores impuestos a los ricos; la protesta causó 15 muertos y daños millonarios.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías no cesan en las calles de Chile. Foto: Reuters
Los enfrentamientos entre manifestantes y policías no cesan en las calles de Chile. Foto: Reuters

Las protestas en Chile se reanudaron con fuerza ayer martes pese a algunos intentos de recuperar la normalidad, mientras el presidente Sebastián Piñera anunció varias medidas y reformas para frenar las manifestaciones que han dejado 15 muertos, miles de detenidos y cuantiosos daños.

“Frente a las legítimas necesidades y demandas sociales de la ciudadanía, hemos recibido con humildad y claridad el mensaje que los chilenos nos han entregado. Es verdad que los problemas se acumulaban desde hace décadas y que los distintos Gobiernos no fueron ni fuimos capaces de reconocer esta situación en toda su magnitud”; indicó Piñera en el quinto día de protestas sociales violentas. “Reconozco y pido perdón por esta falta de visión”.

Estas son las principales medidas anunciadas.

1. JUBILACIONES. La reforma de las pensiones contempla incrementos en el llamado Pilar Solidario (por el que el Estado participa en el sistema de pensiones), con un incremento del 20 % de la Pensión Básica Solidaria y de otro 20 % en el Aporte Previsional Solidario, lo que, según dijo, beneficiará a 590.000 y 945.000 pensionados, respectivamente.

Además, anunció un aumento adicional de las pensiones básicas y los aportes previsionales solidarios durante los años 2021 y 2022, para los pensionados mayores de 75 años; aportes de recursos fiscales para complementar el ahorro previsional de la clase media y las mujeres que trabajan y cotizan, y aportes de recursos fiscales para mejorar las pensiones de los adultos mayores no valentes.

El sistema de pensiones es uno de los puntos que más rechazo concita en la sociedad chilena. Obliga a los trabajadores a depositar cada mes cerca del 12 % de su sueldo en cuentas individuales manejadas por entidades privadas que entregan en promedio pensiones de unos 220 dólares, poco más de la mitad del sueldo mínimo, que está en 422 dólares mensuales.

2. SALUD Y MEDICAMENTOS. Anunció un tratamiento legislativo de “urgencia” de un proyecto de ley que ya había enviado al Congreso para crear el Seguro de Enfermedades Catastróficas, “de forma de asegurar un techo al gasto de salud de las familias”.

Dijo también que creará un seguro que cubra parte del gasto en medicamentos de las familias chilenas y una ampliación del convenio del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) con las farmacias para reducir el precio de los medicamentos.

Foto: Archivo El País
Medicamentos. Foto: Archivo El País

3. INGRESO MÍNIMO. El mandatario anunció la creación de un ingreso mínimo garantizado de 350.000 pesos (unos 482 dólares) que complementan el salario de los trabajadores a jornada completa cuando sea inferior a esa cantidad, beneficio que se aplicará en forma proporcional a los menores de 15 y mayores de 65 años.

4. IMPUESTO A LOS RICOS. Las rentas superiores a 8 millones de pesos mensuales (unos 11.000 dólares) pagarán un impuesto del 40 %, mediante el cual se espera recaudar 160.000 millones, que servirán para financiar estas nuevas medidas, dijo el mandatario.

5.REDUCCIÓN DE DIETAS PARLAMENTARIAS Y SUELDOS PÚBLICOS. Piñera anunció que una reducción de los ingresos de los parlamentarios y altos sueldos de la administración pública, además de una reducción de los parlamentarios y una limitación de las veces que pueden ser reelecciones.

6.TARIFAS ELÉCTRICAS. Prometió la creación de un mecanismo de estabilización de las tarifas eléctricas, que permitirá anular la reciente alza 9,2 % de la electricidad.

Además, pidió al Congreso que acelere el trámite de algunos proyectos de ley enviados por el Gobierno sobre para proteger a los niños y adolescentes y a los ancianos que no pueden valerse por si mismo.

Finalmente, anunció un plan dotado de 350 millones de dólares para la reconstrucción de los daños y destrucciones provocados por la violencia y delincuencia ocurrida en los últimos días en Chile.

Mientras, ayer se aplicó el cuarto toque de queda consecutivo en Santiago que no desanimó a los manifestantes: seguieron golpeando ollas y sartenes en masivos “cacerolazos” al caer la noche, en una escena que se repitió en varias otras ciudades a lo largo de Chile, que ya está en gran parte bajo control militar.

Aunque había muchas protestas pacíficas, en varios puntos se levantaban barricadas o estallaban choques con la policía, que usaba gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Sebastián Piñera. Foto: AFP
Sebastián Piñera. Foto: AFP

Cuatro características de la crisis

Descreen de instituciones

El estallido social sorprendió a Chile en un momento de gran cuestionamiento a las instituciones. La última encuesta de UDD mostró que el 81% de los chilenos cree que la instituciones están en crisis y reveló una baja evaluación de las autoridades políticas, del Poder Judicial, de las instituciones armadas y las iglesias.

Menor poder de disuasión

La magnitud de los incendios, los saqueos a comercios y ataques vandálicos múltiples en distintos puntos de Santiago y en otras regiones, hacen más compleja la labor militar y la cobertura de las zonas afectadas. A eso se suma la animosidad de los manifestantes, que en numerosos casos optaron por ignorar el toque de queda.

Alto número de detenidos

La Fiscalía Nacional informó que desde el sábado pasado fueron detenidas más de 5.400 personas en los disturbios, a partir del momento en que el Gobierno decretó el Estado de Emergencia e impuso el toque de queda. La violencia ha causado quince muertos y hay casi dos centenares de heridos civiles y uniformados.

Un aumento es detonante

El aumento de la tarifa del sistema de metro de Santiago de 800 pesos chilenos (equivalentes a 1,13 dólares) a 830 pesos (1,17 dólares) fue el detonante de la ola de protestas sociales con alcances violentos por la intervención de grupos de vándalos. En total, 77 estaciones del metro fueron destruidas, así como varios ómnibus.

Primera Dama compara la protesta con alienígenas
Sebastián Piñera y Cecilia Morel. Foto: AFP

La primera dama de Chile, Cecilia Morel describió las protestas que estallaron en los últimos días como “una invasión extranjera, alienígena”. Hizo esa comparación en un audio que dirigió a una amiga, en el que también sostuvo que las autoridades están sobrepasadas y carecen de las herramientas para combatir la situación adversa. Asimismo, le recomienda a su amiga mantener la calma.

Al trascender el audio, se indicó que era falso, pero el diario La Tercera confirmó la veracidad del mismo.

Ayer martes, Morel explicó lo ocurrido y puntualizó que “en un momento en que me sentí sobrepasada por las circunstancias, envié un audio privado que se filtró. Un estado de ánimo personal lo hice parecer como un estado general del gobierno. Lamento el desacierto”.

En un segundo posteo en Twitter, Morel hizo estas consideraciones: “Hoy no estamos para más divisiones, sino para unirnos, escucharnos, dialogar y buscar soluciones. Lo que estamos viviendo es muy profundo y todos los actores de la sociedad debemos trabajar por disminuir la desigualdad, ser más humildes y mejorar las oportunidades para todos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)