Publicidad

Perú aplicó por primera vez la eutanasia en una paciente con una enfermedad incurable y degenerativa

La Justicia peruana hizo una excepción ante el caso de Ana Estrada, ya que en ese país esta práctica está penalizada con hasta tres años de privación de libertad.

Compartir esta noticia
Ana Estrada en 2020
Ana Estrada en 2020
Foto: AFP.

AFP y EFE
Una mujer de 47 años, que sufría una enfermedad incurable y degenerativa, accedió al procedimiento de la eutanasia, anunció su abogada este lunes, la primera realizada en Perú y una excepción a la ley que penaliza esta práctica en el país.

El caso de Ana Estrada se había tornado emblemático por ser la primera persona en reclamar el derecho a morir dignamente de forma asistida.

"El domingo 21 de abril de 2024, Ana Estrada ejerció su derecho fundamental a una muerte digna y accedió al procedimiento médico de eutanasia", indicó su abogada, Josefina Miró Quesada, en un comunicado difundido en la red social X.

El comunicado detalló que el procedimiento médico se realizó conforme al Plan y Protocolo de Muerte Digna aplicable a Estrada, que fue aprobado por el seguro social estatal EsSalud "en el marco de la histórica sentencia a su favor, emitida el 23 de febrero de 2021 y ratificada por la Corte Suprema el 14 y 27 de julio de 2022".

La activista y psicóloga "murió en sus propios términos, conforme a su idea de dignidad y en pleno control de su autonomía hasta el final", agregó su representante legal sin dar más detalles.

En los últimos años, fue el símbolo de la eutanasia en Perú, puesto que fue de las primeras personas en abrir su debate en la sociedad.

"Ana partió agradecida con todas las personas que hicieron eco de su voz, que la acompañaron en su lucha y que, de manera incondicional, apoyaron su decisión con amor y empatía", compartió la familia en la información al agregar que agradeció a los funcionarios públicos que integraron en su momento la Defensoría del Pueblo y la defendieron.

El caso de Estrada permitió que la justicia peruana considerara por primera vez la posibilidad de una eutanasia, pese a que la práctica está penalizada con hasta tres años de privación de libertad.

En julio de 2022, la Corte Suprema de Justicia de Perú ratificó la sentencia adoptada por un juzgado de Lima en febrero de 2021, la cual reconoció el derecho a morir de Estrada y ordenó a la autoridad sanitaria satisfacer su pedido.

Estrada sufría desde los 12 años poliomistiosis incurable, que provoca una debilidad muscular progresiva. Por ello, debió usar silla de ruedas desde los 20 años, según medios peruanos.

"La enfermedad ha ido avanzando en estos cuatro años desde que empecé esta lucha por la muerte digna el 2019", declaró el año pasado a la radio RPP. "Quiero que se me respete a mí en cuanto a mis decisiones y a mi derecho que me he ganado. El derecho es para quien lo necesite", recalcó.

El 22 de enero pasado, Estrada se mostró satisfecha de poder elegir al médico que la asistiera cuando decidiera someterse a la eutanasia, tras la resolución de las observaciones que hizo al protocolo del procedimiento el seguro social.

"Esto es para mí, exactamente, como me lo propuse desde el primer día (…). Yo sabía que esto era una garantía para mi vida. Yo necesitaba esta carta verde para que yo pueda vivir con plenitud en esta última etapa, que no sea dolorosa, ni con angustias de qué es lo que va a pasar", dijo entonces la paciente.

En América Latina, la eutanasia está despenalizada en Colombia (1997) y en Ecuador desde este año.

Mientras que en Uruguay, Chile y Cuba se discuten proyectos al respecto, en México existe la ley del "buen morir" que autoriza al paciente o su familia a solicitar que la vida no sea prolongada por medios artificiales.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

eutanasiaPerú

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad