ARGENTINA

PASO 2021: primera prueba en las urnas para Alberto Fernández

Unos 34,3 millones de argentinos están convocados para definir con su voto las listas de candidatos que quedarán habilitadas para competir en los comicios del 14 de noviembre.

Un hombre argentino votando en las elecciones. Foto: EFE
Un hombre argentino votando en las elecciones. Foto: EFE

Argentina vuelve hoy a las urnas para elegir en unas primarias abiertas a los candidatos que competirán en los comicios legislativos de noviembre próximo, un proceso electoral marcado por la pandemia de la COVID-19.

Unos 34,3 millones de argentinos están convocados para definir con su voto las listas de candidatos que quedarán habilitadas para competir en los comicios del 14 de noviembre, en los que se renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de las 72 bancas del Senado.

Este sábado se realizó el operativo de distribución de los materiales para el acto electoral, como las papeletas y las 101.457 urnas, a los 17.092 centros de votación que están habilitados en todo el país para unos comicios que serán custodiados por unos 95.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de seguridad.

Estas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) serán las primeras que afronte el presidente Alberto Fernández desde su llegada al Ejecutivo, a finales de 2019.

Los comicios tendrán la particularidad de celebrarse en el contexto de una pandemia que ha golpeado fuertemente a Argentina, con cerca de 113.000 muertos por COVID-19, algo más de 5,2 millones de contagiados y una profundización de la crisis económica.

Protocolo.

Las primarias, de hecho, habían sido convocadas inicialmente para el 8 de agosto pero fueron reprogramadas por la segunda ola de la covid-19.

Aunque la situación epidemiológica ha mejorado desde el pico de contagios de finales de mayo último, estos comicios se celebrarán con protocolos sanitarios especiales y un aumento en la cantidad de centros de votación para evitar aglomeraciones.

Los protocolos establecen medidas de higiene y ventilación en los centros de votación y que los electores respeten un distanciamiento mínimo de dos metros entre sí.

El inédito escenario de pandemia plantea una incógnita sobre el nivel de ausentismo que podría registrarse este domingo, pese a la obligatoriedad del voto en Argentina.

Desafío.

De cara a las legislativas de noviembre, oficialismo y oposición buscarán consolidar y aumentar su presencia en el Parlamento y quedar mejor posicionados para las elecciones presidenciales de 2023.

El gobernante Frente de Todos, que se presenta a estas primarias con listas de unidad en la mayoría de los distrito, aspira a mantener su mayoría en el Senado y a aumentar su bloque en Diputados de manera de lograr, con el apoyo de partidos aliados, conseguir mayoría absoluta para votaciones de leyes clave.

En tanto, Juntos por el Cambio, el mayor frente opositor, ha optado por dirimir este domingo internas entre la Unión Cívica Radical y la macrista Propuesta Republicana -las principales fuerzas dentro de la alianza opositora- en varios distritos clave, por lo que esta primaria redefinirá de algún modo el balance de fuerzas dentro de la coalición.

En el Parlamento, Juntos por el Cambio aspira a mejorar su posición de primera minoría en el Senado y a conquistar más bancas en Diputados.

Oficialismo perdería de tres a seis senadores

Cristina Kirchner podrá palpar en estas primarias no sólo el clima social con relación al gobierno de Alberto Fernández, sino que también tendrá un primer diagnóstico para saber si podrá mantener la cómoda mayoría que le permitió hacer y deshacer a su antojo en el Senado durante los últimos dos años. Los cálculos más optimistas indican que el kirchnerista Frente de Todos perderá al menos tres bancas en este turno electoral, un número aceptable y con el que conservaría las mayorías. Otros pronósticos, en tanto, hablan de una pérdida de seis bancas lo que le haría perder a Cristina Kirchner la mayoría propia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados