TRAGEDIA AMBIENTAL

Número récord de incendios en el Pantanal brasileño

El fuego destruyó un 22% del mayor humedal del mundo y aumenta la presión sobre el gobierno de Jair Bolsonaro.

Es el hogar de cientos de especies únicas que están en riesgo de extinción. Foto: Reuters
Es el hogar de cientos de especies únicas que están en riesgo de extinción. Foto: Reuters

El Pantanal, mayor humedal del mundo y que Brasil comparte con Bolivia y Paraguay, terminará septiembre con número récord de incendios, que ya destruyeron el 22% de su área, una tragedia que eleva la presión internacional sobre la política ambiental del presidente Jair Bolsonaro.

Según datos divulgados ayer jueves por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), el Pantanal brasileño registró en los primeros 16 días de septiembre 5.603 focos de calor, que superan los 5.498 incendios registrados en los 30 días de septiembre de 2007, que hasta ahora eran récord para el mes.

Los incendios en lo que va del mes prácticamente doblan los 2.887 registrados en los 30 días de septiembre de 2019 y al actual ritmo convertirá este septiembre en el mes con mayor número de focos de calor en la historia del Pantanal, por encima del récord de 5.993 registrado en agosto de 2005.

Cuando aún faltan tres meses y medio para finalizar el año, el Pantanal acumuló 15.756 incendios entre el 1° de enero y el 16 de septiembre, un récord que ya supera los focos de calor registrados en todo 2005, el peor año en la historia del humedal y cuando fueron contabilizados 12.536 incendios.

Según el INPE, los incendios de este año habían destruido hasta la semana pasada 2,35 millones de hectáreas (23.500 kilómetros cuadrados) de vegetación en el Pantanal, casi el 16% del humedal en Brasil y un área superior a la de países como Israel o El Salvador.

Pero algunas organizaciones ambientalistas calculan que la destrucción es muy superior. "El área quemada este año ya alcanza el 22% del Pantanal", dijo a EFE Alice Thuault, directora adjunta del Instituto Centro de Vida (ICV), una ONG que monitorea la deforestación y los incendios en el ecosistema.

El Pantanal es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y considerado uno de los ecosistemas más ricos del mundo en biodiversidad de flora y fauna.

Un recorrido por los 150 kilómetros de la Carretera Transpantanera entre Poconé y Porto Jofre, en el estado de Mato Grosso do Sul, permite ver las cenizas en que quedó convertida gran parte de su biodiversidad, una destrucción que afectó tanto reservas ambientales como indígenas y que dejó cientos de animales muertos, entre los cuales algunos amenazados como el jaguar.

Incendios en el Pantanal brasileño. Foto: AFP
Foto: AFP

Según el ICV, las llamas ya destruyeron el 85% de las 109.000 hectáreas del parque ambiental Encontro das Aguas, ubicado en Porto Jofre y uno de los lugares más turísticos del bioma por concentrar el mayor número de jaguares del mundo.

Un año después de que las imágenes de la Amazonia brasileña en llamas conmocionaran al mundo y generaran protestas globales, los incendios de 2020 han afectado principalmente el Pantanal debido a la larga sequía -la mayor en 47 años-, las fuertes temperaturas de esta época, los cambios climáticos y la fuerza de los vientos.

Pese a que los incendios son naturales en el Pantanal en esta época, el Instituto SOS Pantanal calcula que más del 90% de los de este año fueron provocados por hacendados y colonos interesados en ampliar sus tierras para cultivo y ganado.

Por eso tanto Gobiernos de diferentes países, organizaciones ecologistas y hasta las propias empresas brasileñas elevaron su presión contra la política ambiental de Bolsonaro, acusado de incentivar la deforestación. Bolsonaro dijo la noche del miércoles que Brasil estaba siendo criticado “desproporcionadamente” por los incendios en Pantanal. “Hay críticas desproporcionadas a la Amazonia y al Pantanal. California está ardiendo en llamas. África tiene más incendios que Brasil”, dijo Bolsonaro a partidarios que lo esperaban en la entrada de su residencia oficial.

El lunes el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, recibió una carta de 230 organizaciones y oenegés exigiendo medidas para detener la degradación ambiental, un día después recibió una misiva de ocho países europeos, que alegan que la deforestación puede dificultar la venta de productos brasileños en el exterior.

Los ocho países (Alemania, Dinamarca, Francia, Italia, Holanda, Noruega, Reino Unido y Bélgica) importaron 6.770 millones de dólares en productos agrícolas brasileños entre enero y agosto, el 10% de lo que el agronegocio de Brasil mandó al exterior este año.

El miércoles un grupo de oenegés europeas le pidió al Gobierno francés que “sepulte definitivamente” el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

Un tesoro natural del planeta amenazado

Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco y santuario de una riquísima fauna, el Pantanal, actualmente presa de las llamas, es el mayor humedal de agua dulce del planeta, entre Brasil, Bolivia y Paraguay.

Su superficie es objeto de controversias. Según la revista Ciencia Pantanal de 2019, publicada por WWF, las cifras, “dependiendo de la fuente, ¡oscilan entre 180.000 y 340.000 km2!”.

La porción brasileña -en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul- abarca 150.355 km2, según el instituto de estadísticas IBGE. La parte boliviana tendría 31.898 km2, según el Observatorio Pantanal y la paraguaya sería de 42.000 km2, de acuerdo con datos oficiales de ese país.

En base a esas cifras, la superficie del bioma sería de 224.253 km2, superior a la de 19 de los 27 países de la Unión Europea.

Para dar una idea, Uruguay tiene 172.000 km2.

Su densidad demográfica es baja, pero está rodeado por centros urbanos importantes, como Cuiabá, la capital de Mato Grosso (550.000 habitantes).

Las principales amenazas derivan de la expansión de la agricultura cerca de los ríos, del uso de pesticidas o de la multiplicación de proyectos de infraestructura, así como de la deforestación.

Los ríos inundan el 80% del Pantanal en la temporada húmeda, a partir de octubre. Este año el volumen de precipitaciones fue la mitad de lo habitual, lo cual favoreció los incendios.

Según WWF, el Pantanal alberga 656 especies de aves, 159 de mamíferos, 325 especies de peces, 98 de reptiles, 53 de anfibios y más de 3.500 de plantas.

Algunas especies de la región:

-Jaguar (Panthera onça): el mayor felino de las Américas, catalogado como especie “casi amenazada” de extinción. Llega a pesar 200 kilos.

-Anaconda Amarilla (Eunectes notaeus): serpiente constrictora que llega a medir 4,5 metros. Se alimenta de aves, peces y pequeños mamíferos.

-Jabirú o tuyuyu (Jabiru mycteria): ave símbolo del Pantanal, de hasta 1,5 m de altura.

-Surubí pintado (Pseudoplatystoma coruscans): de hasta un metro.

-Capibara (Hydrochoerus hydrochaeris): el roedor de mayor tamaño del mundo.

-Caimán del Pantanal (Caiman yacare): mide hasta 2,5 metros. (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados