Publicidad

Joe Biden suma apoyos entre congresistas demócratas para mantener su candidatura, pero varios todavía dudan

En la reunión plenaria del partido celebrada este martes hubo indicios de que el presidente estadounidense ha ganado terreno; múltiples parlamentarios declararon su lealtad.

Compartir esta noticia
Biden. Junto a su esposa Jill, defensora de su candidatura.
Biden junto a su esposa Jill, defensora de su candidatura.
Foto: AFP

AFP
El presidente estadounidense, Joe Biden, sumó ayer martes el apoyo de congresistas demócratas importantes, pero la rebelión interna persiste y no han alcanzado un consenso para mantener al mandatario de 81 años como candidato a las elecciones de noviembre.

El líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, se reunió con colegas que temen que el caos provocado a partir del debate ante el expresidente republicano Donald Trump, en el que Biden perdió el hilo de lo que decía varias veces y se mostró confundido, ponga en peligro sus escaños.

Un congresista, que habló con medios estadounidenses bajo condición de anonimato, describió la reunión como “intensa”.

Otro dijo que la sensación era “prácticamente unánime” acerca de que Biden debía bajar su candidatura.

Pero en la reunión plenaria del partido celebrada más tarde hubo indicios de que Biden ha ganado terreno. Varios parlamentarios declararon su lealtad al presidente.

Jerry Nadler, el demócrata de mayor rango en el comité judicial de la Cámara de Representantes, lo respaldó a pesar de que, según la prensa, hace unos días opinó que debía dejar paso a otro candidato.

“Dijo que seguirá (en la carrera), es nuestro candidato y todos vamos a apoyarlo, ojalá todos lo apoyemos”, declaró.

Biden se compromete a cumplir un segundo mandato completo si es reelegido, sostuvo ayer su portavoz, Karine Jean-Pierre. Añadió que obtuvo el apoyo de grupos de congresistas afroestadounidenses e hispanos, así como de parlamentarios del ala progresista del partido Demócrata, como Alexandra Ocasio-Cortez.

“Por ahora, el presidente Biden es candidato y apoyamos al candidato demócrata que derrotará a Donald Trump. Es un hecho. En esas estamos”, declaró el congresista Peter Aguilar, después de la reunión.

De su lado, los senadores demócratas también debatieron sobre la candidatura de Biden ayer martes.

Hasta ahora, la mayoría de los demócratas han respaldado públicamente a Biden, pero el partido sigue dividido tras lo visto en el debate, seguido en vivo por unos 51 millones de estadounidenses.

“Sencillamente tiene que dimitir”, dijo a la cadena CNN el demócrata de la Cámara de Representantes Mike Quigley.

La crisis ha provocado tensiones entre los demócratas cuando faltan menos de cuatro meses para los comicios.

El presidente Joe Biden sale del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, después de un examen físico anual el miércoles 28 de febrero de 2024.
Biden sale del Centro Médico Militar Walter Reed después de un examen físico anual en febrero.
Foto: The New York Times

“No creo haber estado nunca en un ambiente político más complicado en mi vida”, reconoció el senador John Hickenlooper en un desayuno de trabajo por la cumbre de la alianza militar OTAN.

Biden reiteró el lunes que está determinado a permanecer en la carrera y desafió a los demócratas descontentos a postularse durante la convención del partido en agosto.

La Casa Blanca también intervino. Su médico personal afirmó el lunes que Biden fue evaluado por un especialista en la enfermedad de Parkinson solo como parte de pruebas neurológicas rutinarias durante su examen médico anual.

Por ahora los esfuerzos de Biden no lograron convencer al consejo editorial del periódico The New York Times. En un artículo mordaz, la junta directiva de ese medio estimó que los líderes demócratas “deben decirle la pura verdad”.

“Tienen que decirle que su desafío amenaza con darle la victoria al señor Trump. Tienen que decirle que se está poniendo en ridículo y poniendo en peligro su legado”, insistió el editorial del diario.

Biden sigue a la zaga en las encuestas y la atención de los medios ahora se centra en sus debilidades, en lugar de hacerlo en Trump, condenado por la justicia penal y con varios cargos pendientes.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad