Publicidad

Israel intensifica ofensiva terrestre en Rafah, la "batalla decisiva" contra Hamás

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, considera que se está librando la batalla decisiva de la guerra contra la organización terrorista Hamás.

Compartir esta noticia
Rafah: se estima que medio millón de civiles salieron de la ciudad al sur de Gaza por la ofensiva israelí
Rafah: se estima que medio millón de civiles salieron de la ciudad al sur de Gaza por la ofensiva israelí.
Foto: AFP

AFP, EFE
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, calificó de decisiva la batalla de Rafah, después de que el Ejército de Israel anunciara que “intensificará” las operaciones terrestres contra el grupo terrorista Hamás en esta ciudad del sur de la Franja de Gaza.

“La batalla en Rafah es crítica. No se trata solo del resto de sus batallones (de Hamás), sino que también representa sus cilindros de oxígeno para escapar y reabastecerse. Esta batalla, de la que son una parte integral, es una batalla que decide muchas cosas en esta campaña”, dijo Netanyahu a combatientes, según un comunicado de su oficina, tras un vuelo de reconocimiento aéreo sobre Rafah.

Las palabras del líder israelí se producen el mismo día que el Ejército confirmó cinco soldados muertos y otros siete heridos en el campo de refugiados de Yabalia, norte de Gaza, después de que un ataque de Israel disparase contra el edificio en el que se encontraban. Con ellos, son 278 los soldados muertos desde el inicio de la ofensiva terrestre el pasado 27 de octubre, según datos castrenses.

“Estamos aquí en un día difícil, un día en el que nos enteramos de que cinco de nuestros combatientes han caído. Esto no debilitará nuestro espíritu de lucha”, sostuvo Netanyahu, sin aludir a que les mató ‘fuego amigo’ y recordándoles que son la “generación de la victoria”.

Netanyahu considera necesaria una gran operación en Rafah donde Israel cree se encuentran los últimos batallones del grupo terrorista palestino.

Un portavoz militar israelí, Nadav Shoshani, afirmó que “hay rehenes en Rafah”, en referencia a las personas secuestradas el 7 de octubre. “Estamos operando para crear las condiciones para traerlos a casa”.

En un tono similar, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, advirtió que Israel ampliará la ofensiva militar en Rafah con “fuerzas adicionales” a fin de debilitar a Hamás e impedir que se reabastezca, por lo que es posible que en los próximos días el Ejército incremente las zonas de evacuación forzosa en Rafah, de donde ya han huido cerca de 500.000 gazatíes, según la ONU.

La intensificación de la ofensiva israelí en Rafah contra Hamás se da pese a la presión internacional para que no avance y el repunte de la violencia en la frontera norte con el Líbano, donde tienen lugar a diario ataques de la milicia Hizbulá.

Conflicto belico entre Israel y Hamas
"En la batalla de Rafah se deciden muchas cosas", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu.
Foto: AFP

Ayuda humanitaria

Netanyahu aseguró que Israel evitó una “catástrofe humanitaria” en la ciudad de Rafah, donde hay 1,4 millones de personas.

El paso fronterizo de Rafah con Egipto, crucial para la entrada de suministros en la asediada Gaza, ha permanecido cerrado desde que comenzó la operación israelí el 7 de mayo.

Sin embargo, el ejército israelí afirmó que 365 camiones con ayuda humanitaria entraron ayer jueves en el territorio palestino por los pasos de Kerem Shalom y Erez en la Franja de Gaza.

Por otra parte, Estados Unidos anunció que sus tropas terminaron de instalar un muelle temporal en una playa en Gaza.

Se espera que la ayuda humanitaria “empiece a desembarcar en los próximos días”, indicó en la red social X el mando militar estadounidense para Oriente Medio (Centcom). El muelle tuvo un costo de al menos 320 millones de dólares.

La guerra en Gaza estalló tras el ataque de Hamás del 7 de octubre contra el sur de Israel, que causó la muerte de más de 1.170 personas, en su mayoría civiles. Más de 250 personas fueron secuestradas durante el ataque y 128 permanecen cautivas en Gaza, de las cuales se cree que 38 murieron, según el ejército israelí.

Israel afirmó este jueves que dos rehenes tailandeses, que se creía que estaban secuestrados en Gaza, murieron el 7 de octubre y que sus cuerpos están retenidos por Hamás.

Mahmud Abás
Mahmud Abás.
Foto: EFE.

Hamás vs. Abás

En un intento por poner fin a la guerra, la Liga Árabe reunida en Baréin pidió el establecimiento de una fuerza de paz de la ONU en los territorios palestinos ocupados hasta que se implemente la solución de dos Estados y un alto el fuego “inmediato”.

Los dirigentes árabes instaron a los palestinos a unirse “bajo la bandera de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)”, descrita como “única representante legítima del pueblo palestino”.

Durante la cumbre, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, acusó a Hamás de haber “dado pretextos” a Israel para atacar Gaza. El grupo terrorista rechazó las declaraciones de Abás, que ejerce una autoridad en Cisjordania, y en otro comunicado llamó a los países árabes “hermanos” a que “tomen las medidas necesarias” para obligar a Israel a “frenar su agresión” en Gaza.

CONSEJO DE SEGURIDAD

EE.UU. critica a ONU por no dar prioridad a los rehenes

La embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, lamentó ayer jueves que el Consejo de Seguridad de la ONU no está prestando la “atención que merecen” a los rehenes capturados por Hamás el 7 de octubre. “Seamos sinceros, el Consejo de Seguridad no ha prestado la atención que merecen los rehenes. No cedamos ahora, hay que seguir trabajando para que sean liberados”, aseguró Thomas-Greenfield. Estas afirmaciones llegaron en una reunión organizada por EE.UU. bajo la “Fórmula Arria”, un proceso de consultas informales en el Consejo de Seguridad que, en esta ocasión, estuvo copatrocinada por Israel, Reino Unido, Francia, Canadá, Italia y España, entre otros. La representante estadounidense se refirió a la toma de los 250 rehenes en suelo israelí -de los que 125 siguen privados de libertad- por parte del grupo terrorista palestino como “una táctica cobarde de expandir el miedo, presionar a los Gobiernos e imponer una agenda basada en el terror”.

Joe Biden
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Foto: AFP.

ADEMÁS

Quieren forzar a Biden a enviar armas

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer jueves un proyecto de ley que obliga a la Casa Blanca a enviar a Israel el cargamento de armas que el Gobierno de Joe Biden paralizó la semana pasada.

El proyecto de ley quedó aprobado con 224 votos a favor y 187 en contra. Dieciséis congresistas demócratas apoyaron el proyecto.

Biden ya ha anunciado que en caso de que el texto llegue a superar el trámite legislativo -que requiere también la aprobación del Senado, de mayoría demócrata- utilizará su poder de veto para frenarlo. “Nos oponemos firmemente a los intentos de restringir la capacidad del presidente para desplegar asistencia de seguridad de EE.UU. de acuerdo con la política exterior y los objetivos de seguridad nacional de EE.UU.”, apuntó la Casa Blanca en un comunicado.

Lo más probable es que Biden no tenga que usar ese poder ya que el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, dijo que no tiene intención de someter el texto a voto. En una rueda de prensa anterior al voto, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, afirmó que “queda claro que Biden y Schumer le han dado la espalda a Israel”. “Queremos que el presidente escuche esto alto y claro: Esta es una decisión catastrófica con implicaciones globales. Obviamente, se está haciendo por cálculos políticos”, afirmó.

Los republicanos, que controlan la Cámara Baja, presentaron este proyecto después de que se supiera la semana pasada que la Casa Blanca había frenado un envío de armas a Israel para evitar así una incursión militar en el enclave de Rafah.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelHamásfranja de GazaGaza

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad