LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Desde hoy rige control de UE a farmacéuticas por exportaciones de la vacuna contra el COVID-19

La medida llega tras una semana de tensión con AstraZeneca debido a los retrasos en la entrega de las dosis contratadas por los países del bloque europeo.

La Unión Europea aplica controles a las exportaciones de vacunas contra el COVID-19 producidas en países del bloque. Foto: Reuters
La Unión Europea aplica controles a las exportaciones de vacunas contra el COVID-19 producidas en países del bloque. Foto: Reuters

La Unión Europea (UE) obligará a las farmacéuticas que produzcan vacunas contra el COVID-19 en territorio comunitario a notificarle cuando quieran exportarlas fuera y solo podrán hacerlo si las autoridades del país en el que tengan sus fábricas les dan el visto bueno para ello.

La Comisión Europea adoptó ayer viernes el anunciado mecanismo de transparencia en la exportación de vacunas, por el que se exigirá una autorización previa para exportar las dosis contra el COVID-19 de aquellos fabricantes con los que la UE ha firmado contratos de adquisición previa y estará en vigor hasta final de marzo de este año.

“El objetivo es proporcionar inmediatamente total transparencia, que hasta ahora ha faltado y es lo que los europeos esperan, y si es necesario nos dará una herramienta para asegurar la entrega de las vacunas”, dijo en una rueda de prensa del vicepresidente de la Comisión y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis.

La medida, que entrará en vigor hoy sábado, llega tras una semana de tensión con la firma anglosueca AstraZeneca debido a los retrasos en la entrega de las dosis contratadas por la UE, que se suman a los registrados días antes en la llegada del fármaco de Pfizer-BioNTech.

Bruselas, que temía que AstraZeneca estuviese entregando al Reino Unido dosis que correspondían a la UE, quiere controlar cuántas vacunas se producen en su territorio y a qué países se destinan, tras haber financiado por adelantado el desarrollo de las mismas con 2.900 millones de euros.

“Llevar la vacuna a los ciudadanos es una tarea fundamental, contrarreloj. No podemos perder tiempo porque las vacunas no se entreguen en el calendario acordado. Tenemos que asegurar que todos los acuerdos de compra son respetados. Pagamos para aumentar la producción y ahora esperamos que cumplan”, dijo Dombrovskis.

Dosis de vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP
Dosis de vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP

La Comisión Europea negoció y firmó en nombre de los 27 Estados de la UE contratos de adquisición previa con seis laboratorios -Pfizer-BioNTec, Moderna y AstraZeneca, cuyas vacunas ya han sido autorizadas en la UE, además de Johnson & Johnson, Sanofi-GSK y CureVac- para obtener un total de 2.300 millones de dosis de sus vacunas.

Permiso de exportación.

El mecanismo de exportación solo se les aplicará a ellas. Cuando quieran exportar fuera de la UE, tendrán que presentar una solicitud de autorización en el Estado miembro en que hayan fabricado las vacunas y las autoridades nacionales tendrán dos días -cuatro en casos excepcionales- para decidir si la aprueban.

Para ello deberán evaluar, junto con la Comisión Europea, “si el volumen de exportaciones no es tal como para plantear una amenaza para la ejecución de los acuerdos de adquisición anticipada que la UE ha concluido con los fabricantes de vacunas”, explicó el Ejecutivo comunitario.

India: trabajador sacan cargamentos con vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP.
Trabajador sacan cargamentos con vacunas contra el coronavirus. Foto: AFP.

Junto con su primera solicitud de exportación los países tendrán además que aportar los datos sobre las exportaciones que han realizado desde el 29 de octubre pasado.

Esta información permitirá a la UE “arrojar luz sobre las tendencias de exportación” de los últimos meses y sin ella la autorización será denegada, explicó Dombrovskis.

Fuera de este control quedarán, sin embargo, las entregas por razones humanitarias, los envíos a los países vecinos del sur y este de la UE y a cualquiera de los 92 países de rentas bajas y medias que participan en la iniciativa Covax de la ONU para el acceso global a la vacuna.

“No nos estamos protegiendo contra ningún país en concreto ni estamos en una competición o carrera contra ningún país. La única carrera es contra el virus”, insistió la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides.

Por su cuenta.

Mientras, las autoridades sanitarias de Hungría han autorizado el uso de la vacuna china Sinopharm, el fármaco que el primer ministro, Viktor Orbán, dice preferir y con el que se vacunará él mismo, con lo que su país vuelve a desmarcarse de sus socios y se convierte en el único país de la UE en hacerlo.

El ministro de Exteriores, Péter Szijjártó anunció en la red social Facebook que Hungría ha cerrado un contrato de compra del antídoto de la compañía china. “Hacia el mediodía se pudo firmar un acuerdo. De esta manera nuestra patria compra cinco millones de dosis del fármaco para vacunar a 2,5 millones de personas. La entrega se realizará durante cuatro meses y en cuatro envíos”, informó Szijjártó.

En el país centroeuropeo hasta ahora se podían utilizar los fármacos de Pfizer/BioNTech y Moderna --autorizados por la Unión Europa--, los de AstraZeneca y la rusa Sputnik V.

España sufre gran dificultad

Los problemas de aprovisionamiento ponen en apuros la campaña de vacunación. La crisis se exacerbó en España donde varias regiones ralentizaron o incluso suspendieron las campañas de inmunización frente al COVID-19 por falta de existencias. En el marco de la Unión Europea, España se había asegurado con antelación decenas de millones de dosis que le permitieran alcanzar el objetivo de vacunar a un 70% de sus 47 millones de habitantes antes del final del verano boreal. Pero las dificultades de los laboratorios farmacéuticos para cumplir con sus contratos pone bajo presión a las 17 regiones españoles, competentes en sanidad y responsables de la campaña de vacunación. En Cataluña, las autoridades advirtieron que sus reservas se estaban agotando. Y en Andalucía, la región más poblada, la vacunación se suspendió. Algunas regiones hicieron una reserva estratégica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados