LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

COVID-19: La Unión Europea aplica control a exportación de las vacunas que produce

la Comisión Europea ha decidido ayer lunes imponiendo a todas las farmacéuticas un control férreo sobre sus exportaciones.

El suministro de vacunas está en el centro de atención de las autoridades de Unión Europea. Foto: Reuters
El suministro de vacunas está en el centro de atención de las autoridades de Unión Europea. Foto: Reuters

Ha llegado el momento de dar un puñetazo en la mesa para exigir las vacunas debidas. Ante el repentino anuncio el viernes pasado de que la compañía británica AstraZeneca no podría cumplir con el calendario de entrega de vacunas previsto para los 27 países de la Unión Europea (UE), la Comisión Europea ha respondido ayer lunes imponiendo a todas las farmacéuticas un control férreo sobre sus exportaciones.

“En el futuro, todas las compañías que produzcan vacunas contra el COVID-19 en la UE tendrán la obligación de proporcionar una notificación previa cuando deseen exportar vacunas a terceros países”, ha espetado la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, con un tono y un ademán inusualmente duro en Bruselas, tras una reunión del consejo de dirección de la Comisión encargada de la estrategia europea de vacunas con representantes de AstraZeneca.

La Comisión ha propuesto en este órgano, del que también forman parte los 27 Estados miembros, la creación de un mecanismo de transparencia en las exportaciones.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, también realizó una llamada al consejero delegado de AstraZeneca, Pascal Soriot, en la que le habría exigido que cumplan con el programa de envíos, tras recordarle que la UE le “ha adelantado mucho dinero” a la empresa, según ha explicado un portavoz del ejecutivo comunitario. La conversación no ha debido ser demasiado agradable, ni las explicaciones demasiado satisfactorias, cuando las medidas adoptadas posteriormente por Bruselas equivalen a obligar a las compañías a pedir una especie de licencia de exportación antes de vender sus vacunas fueras de la UE.

“La UE ha prefinanciado el desarrollo de la vacuna y la producción y quiere ver los beneficios”, ha insistido la comisaria Kyriakides, que ha pedido “saber exactamente qué dosis ha producido hasta ahora AstraZeneca, y dónde, y a quién se han entregado, si es que se han entregado”. La UE, según ha añadido, ha apoyado el desarrollo y la producción de su cartera de vacunas contra el COVID-19 con 2.700 millones de euros.

La medida da a alas a la sospecha que sobrevolaba en torno al laboratorio, tras el anuncio de sus retrasos, de que quizá estuviera dando prioridad en su línea de producción a terceros países que estarían pagando un precio superior al europeo.

La Comisión firmó en agosto un acuerdo de compra anticipada de hasta 400 millones de dosis del fármaco de AstraZeneca, pero este aún no ha sido aprobado para su uso en la UE. Se espera que este viernes la Agencia Europea del Medicamento se reúna para recomendar la autorización comercial condicional de esta vacuna, convirtiéndose en la tercera apta para su comercialización en la UE, tras la de Pfizer/BioNTech y la de Moderna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados