Publicidad

Grupo terrorista Hamás amenaza con matar a los rehenes israelíes si no hay negociación

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pidió a los combatientes de Hamás que se “rindan ahora”, en medio de una avanzada en la Franja de Gaza.

Compartir esta noticia
Netanyahu dijo que continuarán los ataques hasta neutralizar a Hamás
Netanyahu dijo que continuarán los ataques hasta neutralizar a Hamás
Foto: EFE

AFP, EFE
La organización terrorista Hamás advirtió ayer que ninguno de los rehenes secuestrados durante su ataque a Israel el 7 de octubre y todavía retenidos en la Franja de Gaza saldrá “vivo” sin una negociación.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pide a los combatientes de Hamás que se “rindan ahora”, en medio de una avanzada contra el grupo terrorista en la Franja de Gaza. Israel también afirmó que varios combatientes de Hamás ya se han rendido.

Rehenes

Abu Obeida, portavoz del brazo armado de Hamás, declaró en televisión: “Ni el enemigo fascista y su arrogante dirigencia, ni sus partidarios, podrán recuperar vivos a sus prisioneros sin un intercambio y una negociación, y sin cumplir las exigencias de la resistencia”.

A finales de noviembre, un acuerdo de tregua de una semana permitió que 105 rehenes retenidos en Gaza, entre ellos 80 israelíes, fueran liberados a cambio de 240 presos palestinos en manos de Israel.

Israel indicó el pasado sábado que 137 rehenes siguen en territorio palestino.

Catar, principal mediador entre las dos partes, aseguró ayer que los esfuerzos por un nuevo alto el fuego y más liberaciones de rehenes “continúan”, pero advirtió que los sostenidos bombardeos israelíes están “reduciendo” las posibilidades de que se logre.

Obeida declaró que el grupo seguirá luchando contra las fuerzas israelíes. El 7 de octubre, Hamás llevó a cabo un sangriento ataque contra el sur de Israel en el que murieron 1.200 personas, en su mayoría civiles, y durante el cual secuestró a otras 240, según las autoridades israelíes.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva por aire, mar y tierra contra el movimiento palestino en la Franja de Gaza.

Artillería israelí en ataques de Israel en la frontera sur de Gaza
Artillería israelí en ataques de Israel en la frontera sur de Gaza
Foto: AFP

Que se “rindan ahora”

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu pidió ayer a los combatientes de Hamás que depongan las armas, y afirmó que se han registrado muchas rendiciones en los últimos días que anuncian “el inicio del fin” del movimiento terrorista.

“Deponen las armas y se entregan a nuestros soldados heroicos. Eso tomará tiempo. La guerra continúa, pero es el comienzo del fin de Hamás”, declaró Netanyahu, citado en un comunicado. “Le digo a los terroristas de Hamás: ‘Se acabó, ríndanse ahora’”, afirmó.

Según Netanyahu, “en los últimos días, decenas de terroristas de Hamás se han rendido a nuestras fuerzas”. Sin embargo, el ejército no ha publicado pruebas de ello y Hamás rechaza estas afirmaciones.

Hace casi un mes, el Ministro de Defensa de Israel, Yoav Galant, dijo que Hamás había “perdido el control” de Gaza.

Combates

El ejército israelí libró feroces combates en la Franja de Gaza con los milicianos del grupo Hamás durante el fin de semana. Las autoridades israelíes reiteraron que van a intensificar los combates.

La guerra continuará “el tiempo que haga falta para asegurar que Hamás no pueda hacer daño nunca más a nuestro pueblo”, afirmó el portavoz del gobierno israelí, Eylon Levy.

Hamás indicó que Israel lanzó una serie de “ataques muy violentos” ayer contra la ciudad sureña de Jan Yunis y la carretera que conecta esa localidad con Rafah, cerca de la frontera con Egipto.

El ejército israelí, por su parte, indicó que 98 soldados han muerto en su ofensiva, y que atacó más de 250 objetivos en 24 horas, entre ellos centros de Hamás y “entradas de túneles subterráneos” en el sur de Gaza. Según ambas partes, los combates entre los soldados y los milicianos palestinos se concentran principalmente en la región de Jan Yunis, en Jabaliya (norte) y en la ciudad de Gaza (norte).

Por su parte, Hamás siguió disparando cohetes hacia Israel. La gran mayoría fueron interceptados.

Organismos

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que “la situación evoluciona rápidamente hacia una catástrofe” que podría tener consecuencias “irreversibles para los palestinos” y para la región. También denunció la “parálisis” de Naciones Unidas frente a la guerra, tras el veto por Estados Unidos de una resolución para pedir un alto el fuego.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que “el impacto del conflicto en la salud es catastrófico”, y advirtió que el sistema de salud está “de rodillas y colapsando”.

La OMS, que adoptó ayer una resolución para pedir el paso “inmediato, continuo y sin trabas de ayuda humanitaria”, y otras oenegés alertan de la propagación de enfermedades debido al hacinamiento y la falta de suministros básicos.

En la ciudad de Gaza (norte), al menos 30.000 se refugian en carpas improvisadas entre los muros colapsados del hospital Al Shifa, que dejó de funcionar y está parcialmente destruido. Allí, un periodista de AFP habló ayer con personas que aseguran que carecen de todo, desde leche infantil hasta lonas para protegerse de la lluvia y el frío.

“Nuestra vida se ha convertido en un infierno. No hay electricidad, ni agua, ni harina, ni pan, ni medicinas para los niños, que están todos enfermos”, explicó Mohammed Dalul, que llegó al centro con su mujer y sus tres hijos.

Gran parte de los desplazados, impedidos de abandonar el territorio, huyeron hacia el sur, convirtiendo la ciudad de Rafah en un gran campamento.

El director de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, denunció en un artículo publicado el sábado en Los Angeles Times el desplazamiento forzado de los gazatíes hacia Egipto.

“Si seguimos por este camino (...) Gaza dejará de ser una tierra para los palestinos”, escribió. Israel rechazó la acusación, declarando que “simplemente no es cierto” que exista un plan para desplazar a la población.

El conflicto en Gaza desató protestas en todo el mundo, con manifestaciones propalestinas en Marruecos y Turquía el domingo y antisemitismo en Bélgica y otros países. Pero también agravó los temores de una conflagración regional. Organismos internacionales no dejan de advertir los riesgos de una escalada para toda la región.

Relación con Rusia

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, expresó ayer al presidente ruso, Vladimir Putin, su “descontento” tras el voto de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU a favor de un alto el fuego entre Israel y Hamás en Gaza.

“El primer ministro expresó su descontento en cuanto a las posiciones contra Israel adoptadas por los delegados rusos en la ONU y otros foros” en una conversación telefónica entre ambos dirigentes, afirma un comunicado de la oficina de Netanyahu.

“Cualquier país que hubiese sido golpeado por un asalto terrorista criminal como el que vivió Israel habría reaccionado con una fuerza al menos igual a la que Israel está empleando”, dijo a Putin.

La resolución del Consejo de Seguridad que pedía un alto el fuego en la Franja de Gaza fue vetada el viernes por Estados Unidos.

Caber recordar que el sábado, Benjamin Netanyahu elogió “la posición correcta” de Estados Unidos al vetar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un alto el fuego inmediato en Gaza.

“Realmente aprecio la posición correcta que adoptó Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU”, declaró Netanyahu en un vídeo difundido por su oficina, mientras seguía el 64ª día de ofensiva del Ejército israelí en la Franja contra Hamás.

“Otros países también deberían comprender que es imposible, por un lado, apoyar la eliminación de Hamás, y por el otro, pedir el fin de la guerra que impedirá la eliminación de Hamás”, dijo el gobernante.

Según remarcó, Israel seguirá con “su guerra justa” contra Hamás “para lograr los objetivos bélicos que se ha fijado”.

Entre estos están el desmantelamiento de Hamás y la erradicación de todo su poder en el enclave palestino, por lo que ahora Israel sigue con una ofensiva terrestre que esta semana lo llevó a expandir operaciones al sur, en la ciudad de Jan Yunis, donde ahora siguen combatiendo sus fuerzas.

Catar

Los esfuerzos de mediación para lograr un alto el fuego en Gaza y liberar a los rehenes israelíes retenidos por Hamás continúan, a pesar de los persistentes bombardeos israelíes, declaró ayer el primer ministro de Catar.

“Nuestros esfuerzos como Estado de Catar, junto con nuestros socios, continúan. No vamos a rendirnos”, declaró el jeque Mohamed bin Abdulrahman Al Thani en el Foro de Doha, aunque añadió que los sostenidos bombardeos están “reduciendo” las posibilidades de que esto se logre.

Catar es un mediador clave en las negociaciones que lograron establecer una tregua de siete días entre las partes, en la que decenas de rehenes tomados por Hamás en Israel fueron liberados a cambio de palestinos presos. Además se permitió la entrada de ayuda humanitaria.

“Vamos a seguir, estamos comprometidos a liberar a los rehenes, pero también estamos comprometidos a detener la guerra”, afirmó el primer ministro catarí.

Además

Hacia la reforma de organismos mundiales

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, subrayó ayer en Catar la necesidad de reformar las instituciones políticas y económicas internacionales, incluido el Consejo de Seguridad de la ONU, “paralizado por las divisiones”, para que sean capaces de afrontar un nuevo mundo “multipolar”. “Se refirió, en particular, a la “demora” del Consejo de Seguridad de la ONU en reaccionar a la guerra entre Israel y Hamás, iniciada el 7 de octubre tras el ataque terrorista de Hamás contra Israel.

Ministros de la EU evalúan sanciones

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordarán hoy, lunes, la posibilidad de atacarle la financiación de la organización terrorista palestino Hamás y sancionar a colonos israelíes responsables de violencia en Cisjordania, y debatirán la continuación de la ayuda a Ucrania mientras Hungría sigue poniendo obstáculos.

Los ministros comunitarios, reunidos en un Consejo en Bruselas, volverán a hablar de cómo garantizar la seguridad de los civiles en la Franja de Gaza en mitad de la campaña militar de Israel contra Hamás tras los ataques terroristas en su territorio del pasado 7 de octubre. También abordarán la importancia de que el conflicto no se extienda a la región después de que los combates volvieran por la imposibilidad de extender la pausa que detuvo los bombardeos unos días, y de trabajar en favor de una solución de dos Estados.

En ese contexto, discutirán una serie de ideas propuestas por el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, sobre la base de cuatro puntos de partida: la protección de los civiles, el paso de la ayuda humanitaria, evitar una escalada regional y un horizonte político con una solución de dos Estados.

Los Veintisiete están de acuerdo en que no haya un desplazamiento forzado de la población de Gaza, ni una ocupación israelí de su territorio, ni un cambio en sus fronteras, ni un retorno de Hamás al gobierno de la Franja, ni que se le dé una solución diferente a la de Cisjordania, ya que ambos enclaves forman Palestina, señalaron fuentes comunitarias. Sobre esos principios, Borrell ha presentado siete posibles líneas de acción a los Veintisiete sobre las que intercambiarán puntos de vista los ministros.

Incluyen cuestiones como el cumplimiento de la ley internacional para la estabilización de Gaza, preservar la posibilidad de dos Estados, revitalizar a la Autoridad Palestina, dar más respaldo a Palestina a través de misiones de la Política Común de Seguridad y Defensa si es necesario, o revivir el proceso de paz.

Entre tanto, está sobre la mesa el debate de aplicar nuevas sanciones -que se espera que puedan estar listas en dos semanas- para cortar el acceso a financiación por parte de Hamás, que está ya por otra parte en la lista de organizaciones terroristas de la UE, así como la posibilidad de aplicar medidas restrictivas a colonos responsables de actos de violencia en Cisjordania. (EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Rusia

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad