CAMPAÑA ELECTORAL

Elecciones en Estados Unidos: Trump y Biden se preparan para eventual batalla judicial

Trump ha declarado repetidamente que el voto por correo puede prestarse para un fraude a favor de los demócratas, y se ha negado a comprometerse a reconocer el resultado en caso de perder.

Campaña electoral en Estados Unidos. Foto: Reuters
El jueves de noche Trump y Biden participaron a la misma hora en dos programas de TV contestando al público. Foto: Reuters

El resultado de las elecciones del 3 de noviembre puede terminar definiéndose en los tribunales. Y por eso tanto del lado de Donald Trump como del de Joe Biden ya tienen armados y prontos sus equipos de abogados para una eventual batalla judicial.

Los líderes demócratas han estado instando a los partidarios de Biden a que se presenten en masa y voten temprano por el temor de que salvo que logren una victoria contundente, Trump impugne los resultados, lo que podría abrir el camino para que las legislaturas estatales, los tribunales o el Congreso decidan el resultado.

Trump ha declarado repetidamente que el voto por correo puede prestarse para un fraude a favor de los demócratas, y se ha negado a comprometerse a reconocer el resultado en caso de perder.

A nivel nacional, más de 15 millones de personas ya han emitido su voto, en comparación con los 1,4 millones que lo habían hecho hace cuatro años, según el Proyecto de Elecciones de Estados Unidos, un sitio dirigido por el politólogo Michael McDonald de la Universidad de Florida que recopila datos sobre la votación anticipada.

Los demócratas parecen estar impulsando gran parte de ese aumento. Por ejemplo, más de 960.000 demócratas registrados en Florida ya han emitidos sus votos, comparado con 564.000 republicanos.

Campaña electoral en Estados Unidos. Foto: AFP
Campaña electoral en Estados Unidos. Foto: AFP

Si bien la participación temprana es alentadora para los demócratas, la campaña de Biden se está preparando para lo peor, ya que los republicanos buscan restringir el voto por correo a pesar de la pandemia, y ambos partidos se pelean por la forma en que se cuentan los sufragios en los estados claves.

La campaña de Biden dijo que ha creado el mayor programa de protección electoral en la historia del Partido Demócrata, incluyendo miles de abogados. Dana Remus, abogada jefe de la campaña de Biden, supervisa un amplio equipo de letrados con el veterano abogado demócrata Bob Bauer.

La campaña de Trump también ha reunido un gran equipo legal para preparar un resultado cerrado y supervisar el proceso de votación. El equipo está liderado por Matthew Morgan, fiscal general de la campaña, y Justin Clark, subdirector de campaña.

El equipo de Biden está examinando una serie de escenarios, incluyendo aquellos en los que Trump pone en duda la integridad de una contienda reñida. Entre ellos está la posibilidad de que un conteo prolongado o disputado de votos por correo pueda resultar en que las legislaturas controladas por los republicanos en estados claves intervengan para otorgar su voto en el Colegio Electoral a Trump.

La presidencia de Estados Unidos se asegura al ganar la mayoría de los 538 votos asignados a los 50 estados y a Washington D.C. en el Colegio Electoral. Los gobernadores certifican los resultados en sus respectivos estados y comparten la información con el Congreso. Pero es posible que surjan disputas por los electores, en las que el gobernador y la legislatura de un estado muy disputado podrían presentar dos resultados diferentes.

El riesgo de que esto ocurra es mayor en los estados donde la legislatura está controlada por un partido diferente al del gobernador. Varios estados disputados, como Michigan, Pensilvania y Wisconsin, tienen gobernadores demócratas y legislaturas controladas por los republicanos.

Según los expertos jurídicos, no está claro en este escenario si el Congreso debe aceptar la lista del gobernador o no contar en absoluto los votos electorales del estado.

Esos escenarios son mucho menos probables, dijeron asesores demócratas, si suficientes estadounidenses se aseguran de votar antes de las elecciones. Los demócratas creen que cuantos más votos se cuenten y procesen antes del 3 de noviembre, menos posibilidades tendrán los republicanos de impugnar la validez de los resultados.

Twitter dice que fue un error bloquear a Trump
Hombre usando el celular. Foto: Archivo El País

El consejero delegado y cofundador de Twitter, Jack Dorsey, dijo ayer viernes que eliminar el artículo del diario New York Post crítico con el candidato demócrata Joe Biden, fue un error y anunció un cambio en sus políticas internas para evitar que se repita. Twitter se ha visto envuelta en una fuerte polémica tras su decisión el miércoles de eliminar de la plataforma un artículo de fuentes dudosas del New York Post sobre Biden y suspender las cuentas que lo compartiesen, incluyendo la de la campaña de reelección de Donald Trump, durante varias horas el jueves.

La actitud de Twitter ha sido calificada de censura por gran parte medios conservadores de Estados Unidos y senadores republicanos ya han anunciado que llamarán a declarar a Dorsey al Congreso por este episodio.

El artículo del New York Post se basa en correos electrónicos y otros materiales digitales recuperados de un ordenador que supuestamente pertenecía al hijo de Biden, Hunter, una copia de los cuales fue facilitada al diario por el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani. Según estos, cuando su padre aún era vicepresidente de Estados Unidos, Hunter Biden le habría presentado a un ejecutivo de la firma de gas natural ucraniana Burisma Holdings, que estaba siendo investigada por el entonces fiscal general de Ucrania, Víktor Shokin (2015-2016).

El entorno de Trump siempre ha sostenido que Joe Biden forzó la destitución de Shokin mediante una llamada telefónica con el expresidente del país Petró Poroshenko para proteger a su hijo, que asesoraba a la empresa.

Obama en el tramo final de la campaña
Obama en setiembre de 2019, durante un congreso en Munich, Alemania: Foto: AFP

El expresidente Barack Obama participará el miércoles próximo en un acto de campaña para apoyar la candidatura Joe Biden.

“El 21 de octubre, el presidente Obama se presentará en Filadelfia, Pensilvania, para hacer campaña en favor de Joe Biden y Kamala Harris”, la candidata a la vicepresidencia, anunció ayer viernes la campaña demócrata, sin dar más detalles.

Pensilvania es uno de los estados claves en la carrera presidencial, en el que el presidente Donald Trump ganó por escaso margen en las elecciones de 2016.

Obama anunció oficialmente en abril su apoyo a Biden, a quien consideró capaz de guiar a los estadounidenses “a través de algunas de nuestras horas más oscuras”, ante la fuerte polarización que impera en el país, asolado además por la pandemia de coronavirus.

Por su lado, el fundador del imperio mediático News Corp, Rupert Murdoch, mecenas de políticos y causas conservadoras, cree que Trump perderá las elecciones, según fuentes consultadas por el Daily Beast.

Murdoch, de 89 años, piensa que la gestión de Trump durante la pandemia del COVID-19 le acabará costando la Presidencia en los comicios del 3 de noviembre.

Fox News y The Wall Street Journal, son algunos de los medios del grupo de Murdoch.

Según las fuentes, la relación entre Murdoch y Trump se ha vuelto más distante y hace semanas que ambos no hablan, en parte debido a las críticas que Trump ha dedicado a Fox News, pese a que el mandatario usa habitualmente algunos de sus programas para lanzar consignas y críticas.

Trump se ha mostrado especialmente disconforme con las encuestas electorales de la cadena, que ponían al presidente en desventaja en estados claves, y con el presentador Chris Wallace, que moderó el primer debate presidencial el mes pasado.

Pese a que Murdoch nunca ha sido un gran amigo de Trump, medios controlados por el australiano, especialmente Fox News, fueron clave en su victoria en 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados