Publicidad

El plan de Brasil para la “asfixia logística” del narcotráfico

El reciente decreto de Lula desplega 3.700 soldados.

Compartir esta noticia
Lula anuncia que los militares reforzarán la seguridad en puertos, aeropuertos y fronteras
Brasilia. Presidente Lula con comandantes militares.
Foto: EFE

O Globo (GDA)
El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva anunció el miércoles un decreto para “Garantizar la Ley y el Orden” (GLO) en tres puertos y aeropuertos brasileños. La medida fue promulgada para darle poder policial a las Fuerzas Armadas en estos lugares como parte de lo que el gobierno ha venido llamando la “asfixia logística” del narcotráfico y las milicias, especialmente en Río de Janeiro.

Según el gobierno, dos razones explican la necesidad del decreto: el hecho de que en Río de Janeiro el control territorial estaba establecido por algunas facciones, con escaso poder estatal, y la existencia de puntos de abastecimiento para el tráfico de drogas y armas en los estados vecinos y en el propio Río de Janeiro.

Además de la asfixia logística, el gobierno también prevé medidas para combatir la “asfixia financiera”, mediante la creación de un comité integrado anunciado el martes por el ministro de Justicia, Flávio Dino. Denominado Comité Integrado de Investigación Financiera y Recuperación de Activos (Cifra), el grupo se centrará en debilitar el poder financiero de las pandillas.

Las Fuerzas Armadas actuarán en sus respectivas áreas: la Fuerza Aérea será responsable de los aeropuertos, el Ejército en la zona fronteriza y la Armada la encargada de inspeccionar los puertos.

“¿No está ya la Armada en el mar? ¿La Fuerza Aérea ya no está en los aeropuertos? ¿Qué más habrá? Evidentemente, en condiciones normales las operaciones son limitadas. Por ejemplo: si la Marina detecta una droga, un paquete, una caja dentro de un contenedor, no puede tomar ninguna medida”, explicó el Ministro de Defensa, José Múcio, quien agregó: “Allí, lo que la Marina encuentre, lo puede todo. En el aeropuerto, lo mismo. Si un perro rastreador detectara que hay algún problema dentro de un equipaje, la Fuerza Aérea no podría abrir el equipaje. Con el decreto, podremos ayudar a la Policía Federal, porque es su obligación.

El decreto quedará restringido a los puertos de Río de Janeiro e Itaguaí, en Río de Janeiro, y Santos, en San Pablo, además de los aeropuertos de Galeão, en Río de Janeiro, y Guarulhos, en San Pablo.

Durante la rueda de prensa en la que se anunció la medida, Dino y el comandante de la Fuerza Aérea señalaron que los militares tendrán “poder policial” para operar en puertos y aeropuertos.

El GLO tendrá comandantes locales de las respectivas fuerzas y un comité integrado en Brasilia, del que formarán parte Múcio y Dino, para coordinar las acciones.

“Este poder policial lo tenemos tanto en el área de maniobras de las aeronaves, en el área de movimiento de equipajes y carga, como también en el lobby con un amplio operativo policial”, afirmó el teniente brigadier Marcelo Damasceno (Aeronáutica).

Según el ministro de la Casa Civil, Rui Costa, si las organizaciones criminales cambian las rutas del tráfico de drogas y armas hacia nuevos aeropuertos o puertos, “inmediatamente” estos lugares se incorporarán a la operación.

El Almirante Marcos Olsen (Marina) habló sobre la libertad que tendrá la Armada para actuar.

“La Armada tiene el mandato de evolucionar hacia una búsqueda criminal y llevar a cabo sus actividades de esta manera”, explicó el almirante.

Las Fuerzas Armadas trabajarán con 3.700 soldados en el operativo. Serán dos mil hombres del Ejército, 1.100 de la Armada y 600 del Ejército del Aire.

Hace menos de una semana, Lula dijo que no decretaría un GLO bajo su Presidencia. Este miércoles, no obstante, afirmó que la situación era “muy grave” y que sería una actuación puntual.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad