Decisión

Cuba retiró más de 11.000 médicos de su programa en Brasil por críticas de Bolsonaro

El presidente electo brasileño, de tendencia ultraderechista, había criticado el modelo actual del programa Más Médicos, pero defendido su continuidad con modificaciones, entre ellas que los especialistas cubanos reciban el salario integral.

Jair Bolsonaro. Foto: AFP
Jair Bolsonaro. Foto: AFP

Cuba anunció este miércoles la retirada de sus más de 11.000 médicos en Brasil tras acusar al presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro, de exigir condiciones "inaceptables" para mantener el acuerdo de prestación de servicios médicos que aporta importantes ingresos al Gobierno cubano.

El ejecutivo presidido por Miguel Díaz-Canel "ha tomado la decisión de no continuar participando en el programa Más Médicos", expresó el Ministerio de Salud en un comunicado divulgado por entidades y medios estatales en La Habana.

En el marco de este programa iniciado hace cinco años, 11.400 médicos cubanos prestan atención médica en Brasil, principalmente en comunidades desfavorecidas y remotas como las favelas de Río de Janeiro y Sao Paulo o poblaciones indígenas del Amazonas.

El Gobierno cubano atribuyó su decisión de retirar a los médicos a las declaraciones "amenazantes y despectivas" de Bolsonaro, quien prometió revisar el contrato bilateral y endurecer las condiciones para la permanencia de los especialistas en Brasil cuando asuma el poder el 1 de enero.

El presidente electo brasileño, de tendencia ultraderechista, había criticado el modelo actual del programa Más Médicos, pero defendido su continuidad con modificaciones, entre ellas que los especialistas cubanos reciban el salario integral.

Hoy Bolsonaro replicó al Gobierno Cubano con un tuit en el que recordó sus exigencias: "Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy en gran parte destinado a la dictadura, y la libertad para traer a sus familias. Infelizmente, Cuba no aceptó".

La exportación de servicios médicos es una importante fuente de divisas para Cuba, donde la formación universitaria es completamente gratuita y cada año varios miles se licencian en la carrera de medicina para ejercer dentro o fuera del país.

A cambio, el Gobierno cubano se embolsa la mayor parte del salario que perciben sus aproximadamente 55.000 doctores en 67 países extranjeros, una comisión que en el caso de los destinados a Brasil se estima en el 75 por ciento.

"Sé que Brasil paga más de 3.000 dólares por mi trabajo, pero a mí me quedan unos 800", explicó hoy un médico cubano que ejerce su especialidad en Brasil.

La misma fuente reveló que ya han comenzado las repatriaciones de doctores a Cuba, un proceso que continuará en las próximas semanas.

Para destacar la irreversibilidad de su decisión, el Ministerio de Salud cubano remarcó que ya se la ha comunicado "a la directora de la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa".

También esbozó como argumento que a los doctores despachados en Brasil "se les ha mantenido en todo momento el puesto de trabajo y el 100 % de su salario en Cuba" de entre 40 y 50 dólares al mes, alto en comparación a otras profesiones estatales aunque insuficiente para hacer frente a las necesidades diarias en la isla.

La participación cubana en el "Más Médicos" se realiza a través de la OPS y en sus cinco años de funcionamiento cerca de 20.000 profesionales isleños han tratado a 113,3 millones de pacientes brasileños.

Se teme que el fin de este programa aseste un duro golpe a la frágil economía de Cuba, cuya mayor fuente de divisas es la exportación de servicios profesionales (principalmente médicos) de la que recauda unos 11.500 millones de dólares anuales en promedio.

Los resultados económicos de esa actividad superan ampliamente a la industria del turismo, que registró ingresos de 2.800 millones de dólares en 2016, según los últimos datos disponibles.

En septiembre de 2016, poco después de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, surgieron dudas sobre la continuidad de los 11.400 doctores cubanos en el programa social brasileño, aunque finalmente Cuba confirmó que los mantendría.

En los discursos tras ganar las elecciones de Brasil, el ultraderechista Bolsonaro ha anunciado un próximo giro en la política exterior para acercarse a EE.UU. y cortar lazos en la medida de lo posible con Venezuela, Cuba y otros países con Gobiernos socialistas. 

Bolsonaro ofrece asilo a médicos cubanos 

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Bolsonaro afirmó hoy que su Gobierno ofrecerá asilo político a los miles de médicos cubanos que no deseen regresar a su país tras la decisión del Gobierno de Cuba de suspender el programa que les permitía atender en municipios brasileños remotos y pobres.

"Si yo soy el presidente y uno de esos médicos decide pedir asilo, lo tendrá", aseguró el presidente electo en una rueda de prensa.

Bolsonaro recordó que los Gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), primero con Luiz Inácio Lula da Silva y después con Dilma Rousseff, amenazaron con la inmediata deportación a los médicos cubanos que solicitaran asilo en Brasil y por eso pocos lo intentaron.

"No podemos admitir eso. No podemos amenazarlos como lo hicieron los Gobiernos del PT. Podemos ofrecerles asilo", dijo.

El anuncio de asilo puede beneficiar a parte de los 11.000 médicos cubanos que ofrecen sus servicios actualmente en Brasil mediante el programa "Más Médicos" .

El programa "Más Médicos", una iniciativa de los Gobiernos socialistas del PT, importantes aliados de Cuba en Latinoamérica, prevé la contratación de profesionales extranjeros para que atiendan la población brasileña en zonas remotas, aisladas y pobres.

Bolsonaro afirmó que la suspensión del programa fue anunciada de forma "unilateral por la dictadura cubana" sin tener en cuenta los daños que puede provocar entre la población pobre brasileña.

El diputado ultraderechista dijo que Brasil tiene que revisar el contrato para identificar si prevé una sanción en caso de que el acuerdo sea rescindido unilateralmente por alguna de las partes.

Agregó que los cubanos podrán ser sustituidos por los cerca de 20.000 galenos que Brasil forma anualmente y por médicos de otros países que quieran participar en el programa.

El presidente electo de Brasil agregó que nunca escondió su rechazo al programa "Más Médicos" por motivos humanitarios y laborales, ya que, en su opinión, los galenos cubanos son obligados a viajar sin sus familiares y sólo reciben el 30 % del salario que se les asigna ya que el restante 70 % es pagado al Gobierno de Cuba.

"Es inhumano dejar esos profesionales alejados de sus familiares. Muchas mujeres están aquí mientras que sus hijos menores no pueden salir de Cuba", afirmó.

"También me opuse por motivos laborales ya que el 70 % del salario es confiscado por la dictadura cubana", afirmó.

Aseguró que personalmente nunca hubiera firmado un acuerdo como el que Brasil suscribió con Cuba y con la Organización Panamericana de Salud ya que, en su opinión, obliga a los médicos cubanos a trabajar en condiciones análogas a la esclavitud.

Bolsonaro también criticó la decisión del Gobierno de Rousseff de no exigir que los médicos cubanos presten un examen para revalidar su título en Brasil, como sí es exigido a los de otros países y a los propios brasileños que se forman en el exterior.

"No tenemos cualquier comprobación de que esos cubanos son médicos y que están aptos para el servicio", afirmó.

"Lo que quiero es un tratamiento humanitario tanto para los cubanos que están aquí como para los pacientes que atienden. Hemos escuchado relatos de barbaridades cometidas por los médicos cubanos. Esas personas (los malos profesionales) no pueden seguir en Brasil", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)