INMUNIZACIÓN 

Todo sobre la vacuna de Johnson & Johnson de una dosis que Uruguay negocia comprar

Es una de las que está en la mira del gobierno uruguayo; este viernes anunció que presentó una eficacia general de 66% para evitar el contagio de la enfermedad. 

Vacuna Johnson & Johnson. Foto: Reuters.
Vacuna Johnson & Johnson. Foto: Reuters.

Johnson & Johnson anunció el viernes que su vacuna presentó una eficacia general de 66% para evitar el contagio del COVID-19. Se trata de una de las empresas farmacéuticas con las que negocia el gobierno uruguayo para adquirir dosis. Ahora, ¿qué es lo que se sabe hasta ahora?, ¿de qué manera se administra?, ¿cómo reaccionó a la mutación sudafricana? 

Tal vez la particularidad más interesante, en relación a las vacunas que tuvieron una mayor repercusión hasta el momento, es que se administra en una sola dosis. Por lo tanto, podría favorecer a la hora de inmunizar a la población ya que las personas solo se inyectarían una vez. 

La empresa informó este viernes que presentó una eficacia general de 66% para evitar el contagio en un ensayo clínico a gran escala que evaluó múltiples variantes del virus en tres continentes.

De esa manera, Johnson & Johnson se convirtió en la quinta empresa respaldada por el gobierno de Estados Unidos en desarrollar una vacuna COVID eficaz en menos de un año.

En el ensayo de casi 44.000 voluntarios, el nivel de protección ante síntomas moderados a severos de COVID-19 varió desde 72% en Estados Unidos, a 66% en América Latina y solo 57% en Sudáfrica. En este último país se detectó una mutación preocupante del coronavirus.

A golpe de vista, si se comparan los resultados con los datos de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que tuvieron una efectividad alrededor del 95%, hay una diferencia. No obstante, se debe tener en cuenta que esos ensayos se llevaron a cabo principalmente en Estados Unidos, antes de la propagación de las nuevas variantes.

Dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: EFE
Varias empresas están detrás de la vacuna. Foto: EFE

Por otra parte, el objetivo principal del estudio de J&J fue la prevención de síntomas graves a moderados del COVID-19. La vacuna tuvo una efectividad del 85% para detener la enfermedad grave y prevenir la hospitalización en todas las geografías y contra múltiples variantes 28 días después de la inmunización.

El doctor Paul Stoffels, director científico de J&J, afirmó citado en un comunicado que ese nivel de prevención "protegerá potencialmente a cientos de millones de personas de los resultados graves y fatales del COVID-19". 

Está dentro de los planes de la empresa solicitar la autorización de uso de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos la próxima semana.

Mutación en Sudáfrica. 

Este mes han surgido varios estudios que muestran que una variante sudafricana del coronavirus ha mutado en áreas del virus que son los puntos clave donde trabajan las vacunas, lo que podría reducir su eficacia.

"Lo que estamos comprendiendo es que existe una eficacia diferente en diversas partes del mundo", dijo Stoffels en una entrevista telefónica.

Sin embargo, es importante destacar que en un subestudio de 6.000 voluntarios en Sudáfrica, dijo Stoffels, la vacuna J&J fue 89% efectiva para prevenir enfermedades graves. El 95% de los casos surgidos en el tramo del ensayo en Sudáfrica se debió a infecciones por la mutación local.

En el ensayo general, que se llevó a cabo en ocho países, el 44% de los participantes procedían de Estados Unidos, el 41% de América Central y Sudamérica y el 15% de Sudáfrica. Poco más de un tercio de los voluntarios tenía más de 60 años.

La vacuna de J&J utiliza un virus del resfriado común conocido como adenovirus tipo 26 para introducir proteínas de coronavirus en las células del cuerpo y desencadenar una respuesta inmunitaria.

COVAX con problemas para conseguir suficientes inyecciones

El programa global de vacunas COVAX planea enviar suficientes inyecciones contra el COVID-19 para cubrir a cerca de un 3% de la población de países de bajos ingresos en la primera mitad de este año, dijo el viernes una autoridad de la Organización Mundial de la Salud. Uruguay es uno de los países que participa del fondo. 

COVAX -que es coliderado por la alianza de vacunas GAVI, la OMS y otros- quiere entregar al menos 2.000 millones de dosis en el mundo este año y dijo que hasta 1.800 millones de dosis estarían disponibles para 92 países pobres, lo que correspondería aproximadamente a una cobertura de un 27% en esos países.

No obstante, ha tenido problemas para conseguir suficientes inyecciones debido a la falta de financiamiento, mientras que los problemas a la producción y los acuerdos bilaterales entre países ricos y las farmacéuticas han generado temor a una distribución desigual.

Diah Saminarsih, asesora senior del Director General de la OMS, dijo en una entrevista que posiblemente 92 países recibirían suficientes vacunas para un 3% de sus poblaciones antes de fines de la primera mitad del año.

"Ese es nuestro compromiso. Parece imposible que la OMS se retracte de su promesa", afirmó.

La OMS está revisando actualmente 11 vacunas para uso de emergencia, indicó. Algunos países más pobres con capacidad reguladora limitada dependen de las autorizaciones de la OMS para proceder con las vacunaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados