LA VIOLENCIA GOLPEA OTRA VEZ

Colombia y Ecuador golpeadas por atentados contra policías

En Barranquilla murieron siete efectivos en acciones relacionados a los narcos o al ELN.

Un cuartel policial quedó prácticamente destruido en San Lorenzo (Ecuador). Foto: Reuters
Un cuartel policial quedó prácticamente destruido en San Lorenzo (Ecuador). Foto: Reuters

Una serie de ataques con explosivos lanzado el fin de semana contra la policía dejó siete muertos y decenas de heridos en Barranquilla, norte de Colombia, en acciones que apuntan a grupos del narcotráfico o a la guerrilla del ELN. En Ecuador, en tanto, un coche bomba destruyó una comisaría en la zona fronteriza con Colombia, provocando heridas a 28 personas, un atentado también atribuido a grupos narcos.

Los gobiernos de ambos países condenaron estas acciones y no dudaron en calificarlas de actos "narcoterroristas".

La ola de ataques comenzó el sábado y siguió ayer, cuando dos nuevos atentados perpetrados contra la Policía en el norte de Colombia dejaron dos uniformados muertos y siete heridos, mientras que un grupo que dice ser del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se atribuyó el ataque del sábado en Barranquilla que dejó cinco policías fallecidos y 41 heridos.

Los colombianos no acababan de salir de su estupor por el ataque con explosivos del sábado contra el cuartel policial del barrio San José, en Barranquilla, cuando ayer domingo fueron despertados con la noticia del ataque, también con bomba, al Comando de Acción Inmediata (CAI) del barrio Soledad 2000. El CAI, que está ubicado en el municipio de Soledad, que hace parte del área metropolitana de Barranquilla, fue atacado pasadas las 04.00 hora de Colombia (06.00 de Uruguay), acción que dejó cuatro policías y un indigente heridos, todos fuera de peligro, según la institución.

Poco después se supo que cerca de la medianoche del sábado otros dos policías habían perdido la vida y dos quedaron heridos cuando desconocidos detonaron un explosivo contra el puesto de Policía de Buenavista, en el municipio de Santa Rosa, departamento caribeño de Bolívar.

Las autoridades tratan de determinar si el ataque de ayer domingo en Soledad tiene relación con el del sábado en Barranquilla, por el cual fue detenido un sospechoso.

Entre las hipótesis que barajan las autoridades está que los atentados hayan sido cometidos por bandas del crimen organizado o por el ELN.

Este grupo, que el año pasado inició en Quito diálogos de paz con el gobierno colombiano, actualmente suspendidos, opera en la zona de Santa Rosa, en el sur de Bolívar, donde se produjo el ataque del sábado.

"Los violentos vuelven a atacar", escribió en su cuenta de Twitter el gobernador del Bolívar, Dumek Turbay. "Pedimos justicia y pronta captura a estos bandidos miserables".

La posibilidad de que los ataques sean responsabilidad del ELN tomó fuerza este domingo después de que un grupo llamado Frente de Guerra Urbano de esa guerrilla se atribuyera la autoría del atentado en Barranquilla, importante puerto del Caribe que se prepara para su tradicional Carnaval. Fue el primer atentado de magnitud que golpea a una de las grandes ciudades de Colombia en los últimos años.

El sábado el presidente Juan Manuel Santos, quien visitó a los heridos en Barranquilla, ordenó fortalecer la seguridad en esa ciudad con 1.500 policías adicionales en los próximos días.

Ecuador.

Por "primera vez" la mafia del narcotráfico atacó con un coche bomba a la policía de Ecuador en la frontera con Colombia: un cuartel quedó semidestruido y 28 personas resultaron con heridas leves este sábado.

"Es un acto terrorista ligado a bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano", señaló el presidente ecuatoriano Lenín Moreno en su cuenta de Twitter.

El atentado se produjo hacia las 01.30 hora de Ecuador (03.30 en Uruguay) y destruyó el 95% del puesto de policía de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

El presidente Moreno decretó igualmente el estado de excepción por 60 días en los poblados de Eloy Alfaro y San Lorenzo, donde habitan unas 56.000 personas, "a fin de fortalecer la seguridad de los ciudadanos y de la frontera".

El ministro del Interior, César Navas, indicó que el ataque con coche bomba contra el cuartel es una "represalia" por parte de bandas de narcotraficantes, golpeadas recientemente por incautación de droga.

Ecuador es considerado un país de tránsito de la cocaína que se produce en Colombia y se vende en Europa y Estados Unidos.

Expertos de Colombia y Estados Unidos están apoyando a Ecuador en las investigaciones por este inusual ataque.

"Tenemos la presencia de peritos, de expertos en explosivos y algunas otras condiciones particulares de la investigación de parte de Colombia", declaró el fiscal general, Carlos Baca, en una rueda de prensa. Desde San Lorenzo, la localidad fronteriza con Colombia donde ocurrió lo que el gobierno catalogó de "acto terrorista", Baca dijo también que cuentan "con el apoyo de Estados Unidos y de las agencias (de ese país) que tiene que ver con el tema de lucha contra la droga".

En Brasil se inició una nueva guerra entre narcos

El ataque a balazos que dejó 14 muertos en la ciudad brasileña de Fortaleza en la madrugada del sábado es consecuencia de una nueva guerra entre bandas del narcotráfico que dominan las cárceles de esa región del noreste del país, afirmaron ayer domingo fuentes policiales.

"Desde el año pasado esas bandas están en conflicto" y el brutal ataque a balazos ocurrido en un club la madrugada de este sábado "es un capítulo más de esa guerra", dijo el presidente del Sindicato de Policías Civiles del estado de Ceará, Francisco Lucas.

El ataque ocurrió en un club de un humilde barrio de Fortaleza, la capital de Ceará, al que unos quince hombres llegaron en tres automóviles, dispararon a mansalva en un patio en que se celebraba una fiesta y huyeron sin dejar rastro.

Un grupo del narcotráfico conocido como Guardianes del Estado asumió la autoría, que en unos mensajes divulgados ayer domingo en las redes sociales dijo que fue en "represalia" contra el llamado Comando Vermelho.

Esa es otra banda de tráfico de narcóticos que nació hace décadas en Río de Janeiro, con tentáculos en todo el país y en Paraguay y hasta nexos en Colombia, que las autoridades admiten que comenzó a operar con fuerza en el estado de Ceará a inicios del año pasado.

De hecho, a las disputas entre ambos grupos se atribuyó una serie de trágicos sucesos ocurridos en Fortaleza en septiembre, cuando 32 personas murieron en tiroteos registrados a lo largo de tres días en los suburbios más pobres de la ciudad.

Tras el ataque de este sábado, el Comando Vermelho también se valió de las redes sociales para responsabilizar a los Guardianes del Estado y prometió "venganza", con lo cual recrudeció el temor a que haya comenzado una nueva "guerra".

La Policía no ha confirmado en forma oficial la autoría de los mensajes, pero según fuentes vinculadas a la investigación citadas por la prensa local son auténticos y partieron de las prisiones de Ceará, en las que ambos grupos se han hecho fuertes hace años.

Los Guardianes nacieron en las cárceles y se sospecha que están asociados al Primer Comando de la Capital, también surgido en las prisiones de San Pablo y con reconocida presencia en todo el sistema penitenciario nacional. (EFE)

Las FARC en campaña electoral.

El ahora partido político FARC, en que se transformó ese grupo guerrillero colombiano, presentó este fin de semana su candidatura a las elecciones legislativas y presidenciales de este año.

El acto, el primer gran mitin de las FARC desde que dejaron las armas, tuvo lugar en el popular barrio de Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá, donde quisieron escenificar que desde el campo político intentarán dar voz a los más humildes. Sin embargo, sólo consiguieron reunir a unas 200 personas, muchos excombatientes, pese a que varios autobuses fueron fletados especialmente para la ocasión. Alrededor del recinto, fuertemente custodiado y delimitado, muchos vecinos curisos se reunieron para ver qué sucedía en un barrio que carece de actividades culturales frecuentes.

Pese a que los organizadores les invitaron en varias ocasiones a entrar y unirse al concierto con que dio inicio y concluyó el mitin, la inmensa mayoría se quedaron en los alrededores, muestra del escaso interés que levantó el acto entre la ciudadanía, tanto de Ciudad Bolívar como del resto de Bogotá.

Tras el concierto, fueron tomando la palabra varios de los líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia, nombre que ha adoptado el partido y que mantiene las siglas de cuando era un grupo guerrillero, hasta que se subió al escenario Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

Entre halagos de quienes le precedieron sobre el escenario que le nombraron "arquitecto de la paz", Londoño se subió a la tarima donde pasó ciertos apuros y tuvo que parar a beber agua en varias ocasiones. Londoño, ahora transformado en político, pidió cambiar la tradición colombiana en que siempre se han alternado "viejos y corruptos partidos" en la política, a los que sucedieron otros movimientos "siempre encabezados por reconocidos caudillos". (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)