Publicidad

Colombia conmocionada por el asesinado de un alcalde, en medio del recrudecimiento de la violencia en el país caribeño

El ataque fue precedido por la masacre de cinco indígenas, que el gobierno de Gustavo Petro atribuyó a un grupo de disidentes de los guerrilleros de las FARC.

Compartir esta noticia
El presidente de Colombia, Gustavo Petro
Presidente de Colombia, Gustavo Petro.
Foto: EFE

Redacción El País
Colombia amaneció conmocionada ayer sábado por el asesinato del alcalde de Guachené (suroeste), Elmer Abonía Rodríguez, en medio de un recrudecimiento de la violencia enquistada especialmente en el departamento del Cauca (suroeste del país).

Distintos sectores del país condenaron el asesinato de Abonía Rodríguez, ocurrido la noche del viernes en el caserío de Pavito, ataque en el que también resultó herido un escolta del mandatario, al igual que la masacre de cinco indígenas, ocurrida pocas horas antes en el resguardo de Canoas, de la localidad de Santander de Quilichao, en el Cauca.

El gobierno colombiano responsabilizó ayer a la columna ‘Dagoberto Ramos’, del Estado Mayor Central (EMC), la mayor disidencia de las antiguas FARC, con las que tiene diálogos de paz, de la masacre de estos cinco indígenas.

Críticas a Petro

La ola de violencia e inseguridad ha ocasionado una lluvia de críticas al presidente colombiano, Gustavo Petro, pidiendo medidas concretas que permitan hacer realidad su programa bandera, la “paz total”.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos informó la semana pasada que entre enero y noviembre de este año recibió 214 denuncias de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos, de las cuales verificó 69. Por su lado, la Defensoría del Pueblo de Colombia informó que entre enero y noviembre fueron asesinados 163 líderes sociales y defensores de derechos humanos, 30 de ellos, en el Cauca.

Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), este año han sido perpetradas 93 masacres en Colombia y entre el 16 y el 22 de diciembre han ocurrido 11 hechos violentos en el Cauca, entre ellos, la masacre de los cinco indígenas y el asesinato del alcalde de Guachené.

El representante especial del secretario general de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, llamó a frenar la ola de violencia. “Expreso mi absoluto rechazo al asesinato del alcalde de Guachené, Cauca, Elmer Abonía Rodríguez. Es imperativo frenar la violencia en el departamento y avanzar hacia la consolidación de la paz en los territorios”, manifestó Ruiz Massieu en su cuenta de X. [EFE]

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

ColombiaGustavo Petro

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad