LA LUCHA CONTRA EL VIRUS

China patenta su vacuna contra el COVID-19 y Rusia saca la primera partida de la Spútnik V

El primer lote de la vacuna rusa Sputnik V superó las 15.000 dosis. La vacuna china ha mostrado una “buena respuesta inmunológica en ratones y roedores.

En el mundo hay seis vacunas en etapa finales de desarrollo. Foto: Reuters
En el mundo hay seis vacunas en etapa finales de desarrollo. Foto: Reuters

Cada vez el mundo está más cerca de una vacuna contra la pandemia del COVID-19. Ayer lunes China patentó la primera de las tres vacunas que tiene en desarrollo en la fase III, mientras Rusia ya sacó la primera partida de 15.000 dosis de su polémica Spútnik V anunciada la semana pasada.

La Oficina Estatal china de Propiedad Intelectual (SIPO) aprobó la primera patente de una candidata a vacuna contra el COVID-19.

Esta vacuna, desarrollada por el Instituto Científico Militar y la compañía biofarmacéutica china CanSino Biologics, comenzó a usarse a finales de junio en el Ejército chino después de que un equipo dirigido por el investigador Chen Wei descubriera un anticuerpo monoclonal neutralizante altamente eficiente.

Los resultados de la segunda fase de los ensayos clínicos de la vacuna demostraron que es segura e induce respuesta inmune contra el coronavirus, de acuerdo con una investigación publicada a finales de julio en la revista The Lancet.

Según la patente de la SIPO, la vacuna ha mostrado una “buena respuesta inmunológica en ratones y roedores, y puede inducir al cuerpo a producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo”, recoge el periódico cantonés Southern Metropolis.

La patente asegura que esta vacuna “puede ser producida en masa en un corto periodo de tiempo”, y que es “rápida y fácil de preparar”.

Su seguridad y efectividad deberá confirmarse en la fase III, que se lleva a cabo en el extranjero.

Rusia anuncia que ya produjo la primera partida de su vacuna contra COVID-19 Foto:EFE
Rusia anuncia que ya produjo la primera partida de su vacuna contra COVID-19 Foto:EFE

CanSino Biologics desarrolló junto a la Academia Militar de Ciencias china una vacuna contra el virus del Ébola que obtuvo una licencia provisional en 2017. La compañía fue creada en 2009 en la ciudad nororiental de Tianjin, y se centra principalmente en el desarrollo y producción de vacunas.

Brasil, varias opciones.

Habitualmente, el período para que una vacuna pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de al menos entre 12 y 18 meses, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque China ha acelerado los procesos debido a la emergencia sanitaria mundial y ha permitido que se lleven a cabo al mismo tiempo algunos estudios en varias fases.

Brasil, el segundo país más castigado por el COVID-19, completó ayer lunes cinco meses desde la primera muerte por la pandemia con una media diaria que ronda los 1.000 fallecidos y convertido en uno de los principales laboratorios de pruebas a nivel global en la búsqueda de una vacuna.

Esa es la gran esperanza para un país que contabiliza 108.000 fallecidos asociados al nuevo coronavirus desde el pasado 17 de marzo y más de 3,4 millones de casos, aunque los científicos creen que el número de contagios podría ser hasta diez veces mayor.

La alta transmisión del virus ha transformado a Brasil en la meca de los ensayos clínicos para comprobar la eficacia y la seguridad de potenciales vacunas desarrolladas en diferentes puntos del planeta.

El Gobierno federal brasileño cerró un acuerdo con la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca y reservó para la compra cien millones de dosis de su vacuna, una de las más prometedoras, así como acceso a la tecnología para fabricarla en el país a gran escala.

Vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters
Vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters

Por su parte, el Gobierno de San Pablo firmó un acuerdo similar con el laboratorio chino Sinovac, que está en proceso de probar su vacuna en 9.000 voluntarios afincados en Brasil.

También comenzaron sus experimentos en Brasil la alemana BioNTech y la estadounidense Pfizer, que han desarrollado otra potencial vacuna que también se encuentra en la fase final. A esas tres se espera sumarse la Spútnik V de Rusia.

Primera partida de la vacuna.

El primer lote de la vacuna rusa Spútnik V superó las 15.000 dosis, según informó ayer lunes el servicio de prensa de la fábrica farmacéutica Binnopharm.

El pasado viernes se anunció el inicio de la producción en serie de la vacuna, sin especificar las cantidades, pero ayer lunes la empresa reveló que “el primer lote industrial de la vacuna fue de 15.500 dosis”, según la agencia TASS.

Rusia anunció que la campaña de vacunación masiva contra el coronavirus comenzará dentro de un mes.

El director del Centro de Microbiología y Epidemiología Gamaleya, Alexandr Ginzburg, que desarrolló la vacuna, indicó que en los próximos siete o diez días comenzarán los estudios posteriores al registro del preparado, en los que serán vacunadas decenas de miles de personas. (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados