LA LUCHA CONTRA EL VIRUS

Vacuna contra el coronavirus: primer semestre de 2021 disponible en la región

A medida que el mundo trata de ajustarse a la “nueva normalidad”, la carrera por una vacuna se acelera, incluso en América Latina.

La vacuna “es un gran alivio para el futuro, no es una solución para el presente”, advirtió Fernández. Foto: AFP
La vacuna “es un gran alivio para el futuro, no es una solución para el presente”, advirtió Fernández. Foto: AFP

El anuncio de Rusia de que tenía la primera vacuna contra el COVID-19, desencadenó otros pronunciamientos que abonan la esperanza de que la protección contra la pandemia llegará pronto.

También el mismo martes el del presidente Donald Trump de que Estados Unidos está “muy cerca” de aprobar una vacuna contra el COVID-19. La semana pasada Trump había dicho que podría ser antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Pero el anuncio más relevante para la región es el que hizo ayer miércoles el presidente argentino Alberto Fernández, de que México y Argentina estarán a cargo de la producción y distribución en América Latina, menos en Brasil, de la futura vacuna desarrollada por la alianza de la universidad de Oxford con el laboratorio AstraZeneca, una de las que mayor expectativa ha generado en el mundo.

El laboratorio AstraZeneca firmó un acuerdo con la fundación del multimillonario mexicano Carlos Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica con excepción de Brasil, que van a estar disponibles para el primer semestre de 2021 y se va a distribuir equitativamente entre los países a solicitud de los gobiernos.

La producción en América Latina estará va a estar a cargo de Argentina y de México y “eso va a permitir acceso oportuno y eficiente para todos los países de la región”, agregó Fernández desde la residencia oficial de Olivos.

Brasil no está incluido porque tiene un acuerdo por separado para la misma vacuna.

En Argentina, el laboratorio mAbxience, del Grupo Insud, será el responsable de la producción de la sustancia activa de la vacuna, mientras que el laboratorio mexicano Liomont completará el proceso de formulación y envasado.

El anuncio se dio a conocer tras un encuentro del presidente Fernández con representantes en Buenos Aires de AstraZeneca y de mAbxience.

La producción se iniciará antes de que concluyan los estudios de la fase experimental, por lo que la elaboración será “a riesgo”, ya que si la vacuna finalmente no es aprobada, se perderá toda la inversión.

La intención es abastecer a Latinoamérica a partir del primer semestre de 2021, según los resultados de los estudios de fase III y aprobaciones regulatorias. Se evalúa la posibilidad de producir millones de dosis adicionales a este acuerdo inicial.

Dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters
Dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters

Fernández explicó que el acuerdo del laboratorio anglosueco AstraZeneca con la Fundación Slim, que financiará la producción, “permite acceder a precios más razonables”, y estimó que costará entre 3 y 4 dólares la dosis. “Eso es muy significativo para América Latina porque permite a todos nuestros países acceder a ella”.

El mandatario argentino se comunicó con su homólogo mexicano, Andrés López Obrador, con quien compartió “el entusiasmo de encarar de manera conjunta el desarrollo y fabricación de la vacuna”.

El presidente argentino advirtió que la producción de la vacuna “es un gran alivio para el futuro, no es una solución para el presente”.

Los primeros ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca produjeron una respuesta inmunitaria importante y demostraron ser seguros para los pacientes.

Su eficacia debe ser establecida en un ensayo de fase 3, con un número de participantes mucho más importante, antes de plantear su comercialización a gran escala.

El ministro de Salud argentino, Ginés González García, aclaró que este acuerdo no es el único que contempla Argentina: “No es ni la única negociación ni la única alternativa. Nuestro país está haciendo otra experiencia clínica con otro proveedor y estamos conversando con otros”, afirmó.

"Muy cerca".

Unos 200 proyectos están siendo desarrollados, entre ellos 23 en fase clínica (probados en el ser humano), y entre cinco y seis en etapas muy avanzadas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Brasil, Sudáfrica y recientemente Estados Unidos participan en las fases posteriores de evaluación de la eficacia de la vacuna de Oxford en pacientes, después de un resultado inicial positivo con 1.000 personas en el Reino Unido en la anterior.

Argentina, por su parte, forma parte, junto con Estados Unidos, Alemania y Brasil, de los ensayos clínicos de la vacuna contra elaborada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

La de AstraZeneca y Oxford está en el lote de las vacunas más avanzadas en su desarrollo, junto a la de Pfizer-BioNTech, la de la farmacéutica estadounidense Moderna y otras tres desarrolladas en China. Las tres chinas se basan en el virus inactivado, las dos de origen estadounidense usan técnicas de ARN y la de AstraZeneca se centra en un vector viral.

“Estamos invirtiendo en el desarrollo y fabricación de las seis principales candidatas para asegurar su rápida distribución, y las Fuerzas Armadas están listas, listas para entregar la vacuna a los estadounidenses tan pronto como la primera esté del todo aprobada”, dijo Trump el martes. “Y estamos -añadió- muy cerca de esa aprobación”.

Trump prometió que en el momento en el que una de las candidatas sea aprobada ya estarán disponibles 100 millones de dosis para vacunar.

Segundo día consecutivo con más de 200 muertos

Argentina confirmó ayer miércoles 7.663 casos nuevos de coronavirus, por lo que alcanzó 268.574 afectados en todo el país, mientras que los 209 fallecidos que se produjeron hacen que las víctimas mortales hayan aumentado hasta las 5.213. Se trata del segundo día consecutivo en que el país se sitúa por encima de las 200 muertes diarias, después de haber marcado un récord el martes con 241 fallecidos. El foco principal de infección es el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), formada por la capital y por el populoso cordón urbano que lo rodea, pero este segundo se ha distanciado y desde hace días presenta los peores datos en cuanto al desarrollo de la pandemia.

En concreto, en la provincia de Buenos Aires -donde se encuentra esa zona del AMBA-, se detectaron 5.153 positivos en un día y 142 residentes perdieron la vida debido a la enfermedad. Por detrás aparece la ciudad de Buenos Aires, que reportó 1.163 contagios y 58 fallecidos, un salto en decesos respecto a los pasados días.

Brasil firma acuerdo para producir la vacuna rusa
Búsqueda de una vacuna contra el COVID-19. Foto: AFP

La gobernación del estado brasileño de Paraná firmó ayer miércoles un “memorando de entendimiento” con Rusia para probar y producir la vacuna Sputnik V, cuya eficacia para combatir el coronavirus es vista con escepticismo por la comunidad internacional.

“Es un memorando de entendimiento muy objetivo que trata del intercambio de tecnología. No genera obligaciones sino (...) un entendimiento de que podemos trabajar juntos”, dijo en videoconferencia el director del estatal Instituto de Tecnología de Paraná (Tecpar), Jorge Callado.

El documento fue firmado entre Tecpar y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), con el aval -vía videoconferencia- del gobernador de Paraná, Carlos Junior, y el embajador ruso en Brasil, Serguéi Akópov.

Callado explicó que en la próxima semana se conformará un “equipo de trabajo” que evaluará los resultados de las pruebas fase 1 y 2 de la vacuna -a ser entregados por Rusia-, mientras la fase 3 -la última antes de la homologación- está en curso. Para el inicio de las pruebas en Brasil se requiere el aval de las autoridades sanitarias locales, para lo cual se debe presentar un protocolo de investigación. Eventualmente la producción se prevé comience a partir del segundo semestre de 2021, precisó Callado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el martes que Rusia desarrolló la “primera” vacuna contra el coronavirus, bautizada Sputnik V, aunque la OMS advirtió que todavía debe ser verificada de manera independiente y científica.

El inicio de la fase final de las pruebas de esta vacuna empezó ayer y su producción en Rusia a partir de septiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados