MANIFESTACIONES 

Cadena de inéditas protestas en Cuba contra el régimen estallaron este domingo

“¡Libertad!”, “Abajo la dictadura", “Que se vayan" o “¡Patria y vida!" fueron los gritos elegidos por miles de manifestantes en San Antonio de los Baños, una pequeña ciudad de 50.000 habitantes. 

Manifestaciones en Cuba. Foto: AFP
Manifestaciones en Cuba. Foto: AFP

Una serie de manifestaciones sin precedentes con gritos de "¡Libertad!" y "¡Abajo la dictadura!" estallaron ayer domingo en Cuba, cuando el país atraviesa su peor crisis económica y sanitaria en 30 años.

Las protestas, difundidas en redes sociales, comenzaron de forma espontánea en un país donde las únicas concentraciones autorizadas suelen ser las del Partido Comunista, en el poder desde 1959.

“¡Libertad!”, “Abajo la dictadura", “Que se vayan" o “¡Patria y vida!" fueron los gritos elegidos por miles de manifestantes en San Antonio de los Baños, una pequeña ciudad de 50.000 habitantes situada a unos 30 kilómetros de La Habana. En la mañana se produjo allí la primera movilización que fue transmitida en vivo por Facebook, lo que habría encendido la cadena de protestas.

Luego, las manifestaciones de descontento se replicaron en otras localidades, como Güira de Melena y Alquízar en la provincia de Artemisa, Palma Soriano en Santiago de Cuba, Cienfuegos y también en La Habana. “¡Libertad!, corearon centenares de cubanos en el Malecón, en la costa de la capital.

También hubo informes de saqueos en tiendas estatales que venden comida y productos básicos en divisas (dólares o el llamado peso convertible) que son muy resistidas por la población.

Las manifestaciones fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno, produciéndose enfrentamientos violentos y arrestos, aunque no hubo datos oficiales de detenciones.

Prueba de la gravedad de la situación es que las autoridades cortaron en la tarde de ayer el servicio de datos móviles de internet en todo el país para evitar que se difundan videos de las protestas y mermar la capacidad de convocatoria de los participantes.

El presidente, Miguel Díaz-Canel acudió a San Antonio de los Baños acompañado por simpatizantes que marcharon al grito de “¡Viva Cuba y Fidel!" o “¡Canel, amigo, el pueblo está contigo!”.

Las manifestaciones revelan el hastío de cubanos frente a la crisis sanitaria por el coronavirus, la escasez de alimentos y medicinas y los apagones de luz.

Analistas estiman que esta es la protesta antigubernamental más grande que se registra en la isla desde el llamado "Maleconazo", cuando en agosto de 1994, en pleno “periodo especial" cientos de personas salieron a las calles de La Habana y no se retiraron hasta que llegó el entonces líder cubano Fidel Castro.

El presidente Díaz-Canel responsabilizó a la “mafia cubano-americana” de promover las movilizaciones. Además, el mandatario instó a sus partidarios a salir a las calles listos para el "combate", como respuesta a las protestas pacíficas espontáneas.

“La orden de combate está dada, ¡a la calle los revolucionarios!, ¡los comunistas!", exhortó el mandatario en una comparecencia televisiva especial. “No vamos a permitir que nadie defienda un plan anexionista", sentenció el gobernante.

También reconoció la difícil situación económica agravada, a su juicio, por el endurecimiento del embargo y las sanciones económicas aplicadas por EE.UU.

Crisis

La pandemia del coronavirus ha sumido a Cuba en su peor crisis económica en 30 años. Gran parte de la economía de la isla se sustentaba en el turismo, una industria sumamente golpeada por la situación sanitaria.

Las protestas se produjeron en un día en el que Cuba registró un nuevo récord diario de contagios y muertes por el coronavirus, con 6.923 casos reportados para un total de 238.491 y 47 muertes en 24 horas, sumando un total de 1.537 fallecimientos.

Cada día, los cubanos tienen que esperar largas horas en colas para conseguir comida y también se enfrentan a la escasez de medicamentos, lo que ha generado un fuerte malestar en la sociedad.

Las dificultades económicas también han llevado a las autoridades a aplicar cortes de electricidad de varias horas al día en amplias zonas del país.

“La situación energética parece que fue la que levantó aquí algunos ánimos", dijo Díaz-Canel frente a periodistas en San Antonio de los Baños. "Si tú quieres que el pueblo esté mejor, levanta el bloqueo primero", agregó.

"La mafia cubanoamericana ha tomado como pretexto la situación de Cuba y ha llamado a que haya manifestaciones en todas las regiones del país", afirmó.

Redes

Bajo las palabras clave #SOSCuba o #SOSMatanzas (el nombre de la provincia más afectada por la crisis), las peticiones de ayuda en las redes sociales se multiplicaron, así como los llamados para que el gobierno facilite el envío de donaciones desde el extranjero, algo a lo que se niega.

El sábado, un grupo de opositores pidió que se abriera un "corredor humanitario", iniciativa que el gobierno desestimó.

Las autoridades denunciaron "una campaña" que busca "presentar una imagen de caos total en el país que no corresponde a la situación actual".

Las protestas se dan tras el anuncio oficial de que estaba lista su vacuna contra el COVID-19, Abdala, aunque no ha sido aprobada por la OMS, Cuba dice que muestra una efectividad del 92%.

Réplica ante embajada de Cuba en Uruguay

Decenas de inmigrantes cubanos se convocaron ayer frente a la embajada de Cuba en Montevideo en respaldo a las protestas que nacieron en diversos puntos de la isla caribeña. Al grito de “libertad” pidieron que “salga el embajador”, aunque sin éxito. Los manifestantes permanecieron unas dos horas frente a la sede diplomática.

Con banderas de su país y también alguna uruguaya, la protesta se desarrolló de forma pacífica y se disolvió al anochecer. En los últimos años, Uruguay recibió a miles de migrantes, en especial de Cuba y Venezuela. Solo en 2020 y a pesar de las restricciones fronterizas como consecuencia de la pandemia, unos 2.900 cubanos iniciaron la solicitud de residencia en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados