Publicidad

En video: impresionante crecida arrastró la pasarela de turistas en las Cataratas del Iguazú

Estiman que en las próximas 48 horas los niveles en los saltos superarán al actual, situado por encima de los 18.000 m³ por segundo, cuando el caudal normal es de 1300 m³.

Compartir esta noticia

Martín Boerr, La Nación/GDA
Se restringió el acceso al área de las Cataratas del Iguazú por 48 horas, ya que las extraordinarias crecidas del río hacen que las visitas a los circuitos sean riesgosas, según confirmaron fuentes del Parque Nacional.

“La decisión del cierre se tomó tras la observación de niveles y volúmenes en la cuenca del río. Se espera que en las próximas 48 horas los niveles superen al actual situado por encima de los 18.000 m³ por segundo, cuando el caudal normal en los saltos es de 1300 m³ por segundo”, informaron desde el Parque Nacional Iguazú, y aclararon que aquellas personas que hayan adquirido entradas y no puedan acceder por la restricción podrán utilizarlas en un plazo de 12 meses.

“Sabemos que la actividad turística es esencial para nuestra comunidad y que quienes nos visitan esperan disfrutar de esta Maravilla Natural. Sin embargo, en este momento la prioridad es preservar la seguridad de todos aquellos que vienen al destino a disfrutar de la belleza de la naturaleza”, indicaron.

Y agregaron: “Cabe destacar que la decisión de la suspensión del ingreso al Área Cataratas se tomó en conjunto entre Parques Nacionales y la concesionaria de servicios Iguazú Argentina S.A., y que se encuentran trabajando en conjunto el Cuerpo de Guardaparques Nacionales, brigadistas del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE), técnicos y personal especializado; quienes realizaron las evaluaciones técnicas y profesionales correspondientes y observaron niveles y volúmenes excepcionales en la cuenca del río debido a las abundantes lluvias”.

El cierre preventivo del parque ya lo habían decidido ayer, tras una recorrida durante la mañana por distintos tramos del parque que alberga a las imponentes Cataratas.

“Momentáneamente cerrado el acceso a Cataratas del Iguazú como consecuencia de las crecidas. A raíz del caudal de agua que viene en subida por las intensas lluvias, se decidió cerrar hoy el acceso al parque para la visita. La medida se tomó tras una recorrida, inspección y evaluación en conjunto entre guardaparques nacionales, brigadistas y la empresa concesionaria IASA”, indicaron en ese primer comunicado.

Las imágenes tomadas ayer a la mañana por los guardaparques muestran a los saltos como no se los veía hace bastante tiempo, con un color marrón característico de un río que arrastra sedimentos de todo tipo, como troncos, ramas, árboles.

“Este protocolo de seguridad se activa de manera conjunta con la empresa concesionaria”, explicaron. Sin embargo, no es habitual el cierre de la totalidad del parque por la crecida del río. Hace un año, cuando la crecida arrasó la mitad de las pasarelas rebatibles que llevan al balcón de la Garganta del Diablo, únicamente se había prohibido aquel paseo como medida preventiva.

En aquel momento, la crecida llegó a los 10.000 metros cúbicos por segundo cuando se produjo el desplazamiento de las pasarelas. Ahora, se aclaró, el nivel del río es mayor y los pronósticos auguran un cuadro todavía más complejo.

No obstante, del lado brasileño el parque continúa abierto, si bien desmontaron las barandas de las pasarelas.

Niveles históricos

Las intensas lluvias caídas en las dos últimas semanas en la cuenca del río Iguazú, el Paraná y el Uruguay generaron un incremento a niveles históricos del nivel del agua.

En las localidades de la costa del río Uruguay en Misiones, como El Soberbio, Panambí, San Javier o Alba Posse, estas últimas dos semanas se evacuó preventivamente a vecinos de los barrios ribereños.

Mientras que la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) emitió un comunicado anteayer en el que explicó la crecida extraordinaria del río y afirmó que, por ahora, no es necesario tomar medidas preventivas río abajo. La represa tendrá que abrir las compuertas del vertedero principal, indicaron, para dejar pasar tanta agua que trae el Paraná.

El cierre del Parque Nacional Iguazú, que va camino a batir un nuevo récord anual de visitantes, se adelantó al previsto para el jueves de esta semana por una protesta gremial.

El Sindicato de Guardaparques Nacionales de la República Argentina (Sigunara), la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) impulsan para ese día una huelga en rechazo del juicio que se realiza a cuatro guardaparques, procesados por la muerte de dos chicos como consecuencia de la caída de un árbol en el Parque Nacional Lanín, cerca de San Martín de los Andes.

La medida es polémica porque los guardaparques no tienen “jefes” que decidan por encima de ellos, sino que en un parque nacional representan la máxima autoridad, con amplios poderes administrativos. Si bien afectará también a otras áreas naturales protegidas, tendrá un especial impacto en Iguazú, que funciona como una zona con distintos atractivos, trenes, paseos y una entrada única controlada por los guardaparques.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

lluvias

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad