TEMPORAL

Turbonada en Paso de los Toros: "Las chapas volaban como papel"

Una turbonada golpeó el corredor Pueblo Centenario - Paso de los Toros. Entre las dos localidades hubo unas 70 casas afectadas por voladuras totales o parciales de techo.

Se volaron por todos lados ayer en Paso de los Toros. Foto: Semanario Centro
Se volaron por todos lados ayer en Paso de los Toros. Foto: Semanario Centro

Fueron los 10 minutos más largos de su vida. El alcalde de Paso de los Toros, Juan José López, se despertó con un ruido muy fuerte unos minutos antes de las cuatro de la mañana. Era “como una tropa de ganado de 1.000 vacunos galopando” sobre su casa. Le costó darse cuenta pero luego comprendió que era viento. Y entonces sintió “una impotencia total”, algo “muy feo” por ese ruido. “Me levanté enseguida y lo vi todo: pasaban chapas por 18 de julio como si fuera papel”, contó López ayer de tarde a El País, cuando la localidad tacuaremboense volvía de a poco a la normalidad tras una turbonada en el corredor Pueblo Centenario - Paso de los Toros. Entre las dos localidades hubo unas 70 casas afectadas por voladuras totales o parciales de techo, se cayeron más de 100 árboles y 37.000 clientes quedaron sin luz.

“Yo pensé que se volaba mi casa porque tengo un segundo piso de techo de chapa”, admitió López. “Pero por suerte aguantó porque el viento venía del oeste y tuve suerte”, contó.

Un policía de guardia a esa hora le contó al alcalde que vio venir “un trompo como con fuego adentro”, algo característico de este tipo de viento.

Jessica González, una vecina de la zona, dijo al Semanario Centro Paso de los Toros que estaba durmiendo y se le empezó a mover el techo. “Agarré los gurises, los llevé al baño y ya ahí fue cuando el techo se empezó a volar”, afirmó la mujer, una de las damnificadas.

“Fue imponente el viento, fue terrible, temblaba de un lado y del otro", dijo otra vecina de Paso de los Toros al semanario, mientras mostraba los daños que sufrió su vivienda.

El alcalde está convencido que, si hubiera sido de día, el resultado era otro. Mucho peor. “Ese es el gran alivio. En la tarde hubiera sido un desastre por las chapas volando en las calles, que hubieran lastimado a cualquiera”, reflexionó.

El fenómeno dejó dos heridos leves. Uno de ellos es un trabajador que cayó de un techo que intentaba reparar en un supermercado: se recupera tras ser atendido en Florida. Le diagnosticaron fisura en una vértebra, según publicó el semanario de Paso de los Toros. López explicó que luego de las 4 de la mañana, cuando el viento disminuyó su intensidad, salió con Bomberos, UTE y policías a recorrer la ciudad. “Era un caos porque había chapas, árboles caídos y columnas de luz por todos lados”, indicó.

López no recuerda antecedentes similares en Paso de los Toros, sí en campaña, donde él vivió. “Los vientos fuertes siempre se cruzan y te hacen una línea volando y destruyendo todo. Acá fue muy especial porque fue toda la ciudad y en cada manzana había dos, tres o cuatro hechos. No fue una lista de casas, sino en toda la ciudad desde el centro hasta los barrios más pobres”, explicó el alcalde. “Pero ya la tenemos dominada, las calles están totalmente limpias de árboles y de cables”, afirmó. El gobierno nacional enviará 500 chapas, 70 frazadas y 70 colchones.

“La solidaridad es muy grande”, dijo el alcalde. El gremio de la construcción se puso a la orden para ayudar a colocar los techos, la Cruz Roja de Montevideo llamó a ofrecer colaboración, la Sociedad Criolla de Paso de los Toros donó portland y las empresas que trabajan para UPM se pusieron a la orden. “Lo mismo las intendencias de Flores, Durazno y Tacuarembó. Y los isabelinos fuera de Paso de los Toros llamaron para donar cosas para las familias”, contó. Paso de los Toros “tiene una rica historia en solidaridad”, tras las inundaciones de 1959.

El fuerte viento provocó la voladura de techos de varios galpones en un establecimiento rural. Foto: Semanario Centro
El fuerte viento provocó la voladura de techos de varios galpones en un establecimiento rural. Foto: Semanario Centro

Un relevamiento realizado ayer de tarde indicaba que había 53 casas con voladuras de techo y destrozos (35 con daños parciales y 18 totales), al tiempo que se presentaron 30 denuncias por árboles y cables caídos. Pero en total se estima que se cayeron más de 100 árboles. En Paso de los Toros hubo ocho familias autoevacuadas (siete a casas de familia y una a casa de vecino). En la vecina ciudad de Pueblo Centenario, en Durazno, resultaron afectadas 17 casas.

En la pequeña localidad de Peralta, que está a 40 kilómetros de Paso de los Toros, volaron los techos de un par de cascos de estancia. Mientras tanto, en Treinta y Tres también se registraron fuertes vientos y varias cuadrillas trabajaban ayer para remover los árboles que cayeron sobre las casas o que obstaculizaban el paso en calles como en rutas.

Tacuarembó, Treinta y Tres y Rocha fueron los departamentos más afectados, de acuerdo a los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed). Y, según la información de UTE, se registraron 44.000 interrupciones de servicio en todo el país. En ese caso, los departamentos más afectados fueron Rocha, Cerro Largo, Treinta y Tres, Lavalleja y Tacuarembó.

Una semana con mucha agua

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) dio a conocer ayer su informe con las perspectivas meteorológicas desde el jueves y hasta el próximo sábado 27 de junio. Y allí se anuncia mucha lluvia durante la próxima semana.

“En particular, la probabilidad de precipitaciones es baja durante el viernes 19 y alta del sábado 20 al domingo 21 de junio”, dice el informe de Inumet. Durante estos días se esperan acumulados de entre 5 y 20 milímetros en el norte del país, mientras que en las regiones centro y sur los acumulados estarán entre 30 y 60 milímetros. Además, Inumet indicó que hay “probabilidad media” de lluvias desde el lunes 22 hasta el miércoles 24. Allí se esperan acumulados de entre 40 y 80 milímetros en las regiones centro y norte del país y de 10 a 40 milímetros en el sur del país. Por último, Inumet dice que “no se descartan lluvias” entre el jueves 25 y el sábado 27 de junio.

“Del jueves 18 al jueves 25 de junio los niveles altos de la atmósfera se encontrarán inestables, mientras que en niveles bajos se prevén valores altos de humedad, aumentando la inestabilidad”, según Inumet. Y se destaca el pasaje de tres frentes fríos: el primero ayer jueves, el segundo entre el sábado y el domingo, mientras se prevé el pasaje del tercer frente entre el martes 23 y el miércoles 24.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados