EN BRAZO ORIENTAL

Nuevo mural de Gallino en Montevideo: “Es el más grande que pinté hasta ahora”

Se trata de la representación de una mujer indígena, inspirada en Guyunusa. Está en un edificio del barrio Brazo Oriental y fue iniciativa de un grupo de vecinos que convocaron al muralista.

Mural de José Gallino en el brazo Barrio Oriental.
Mural de José Gallino en el barrio Brazo Oriental.

El muralista José Gallino terminó esta semana un nuevo mural en la ciudad de Montevideo, el más grande que ha pintado hasta ahora. Está en un edificio de la calle Carabela, del barrio Brazo Oriental, y mide 30 metros de alto por 19 de ancho. Se trata de la “representación de una mujer indígena”, como la definió el artista en diálogo con El País, y aclaró que la inspiración es Guyunusa, aunque no es una reproducción exacta de su rostro.

Para este nuevo proyecto Gallino fue convocado por la comisión de vecinos del edificio, que querían contar con uno de sus murales. En total, fueron diez días de trabajo (aunque la obra insumió 15 jornadas, entre suspensiones por lluvia y feriados).

La idea de la imagen fue definida en conjunto, contó el artista, y dijo que hace tiempo tenía ganas de pintar a Guyunusa, que fue una de las cuatro indígenas embarcadas desde Uruguay a Paris con el objetivo de ser exhibidos como objetos vivientes en 1833. En la charla con los vecinos resolvieron plasmar esta representación de la mujer indígena, que además incluye flores de Ceibo y de Mburucuyá, dos íconos de la flora autóctona.

En la preparación del mural realizó una investigación sobre la historia de la indígena. Para ello, dijo Gallino, convocó a la Asociación Guyunusa, con cuyos integrantes intercambió información e imágenes para realizar la composición que sería plasmada finalmente en el edificio.

Imagen del proceso del mural de José Gallino. Foto: José Gallino
Imagen del proceso del mural de José Gallino. Foto: José Gallino

Este mural se inscribe en el “Proyecto Medianeras”, que impulsa Gallino, y que tiene como objetivo “embellecer la ciudad y que no todo sea gris”, según dijo a El País. “Será el último mural del año, pero para el que viene ya estoy trabajando en varios proyectos tremendos”, adelantó el muralista, pero prefirió no dar pistas sobre lo que vendrá.

El trabajo de Gallino estuvo en el centro de la polémica en los últimos meses a raíz de las críticas del Instituto de Historia de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) y el cuestionamiento sobre el impacto de su obra en la ciudad.

“Yo prefiero que haya murales a que esté todo gris, o a que haya paredes en mal estado”, había respondido el muralista y afirmó que él es partidario de que “antes de hacer una protesta, hay que presentar proyectos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados