FACULTAD DE ARQUITECTURA

Instituto de Historia expresó "preocupación" por obras de Gallino en medianeras y fachadas

"Instala la idea de que la arquitectura es un soporte artístico en potencia, una suerte de esqueleto en espera de vestimenta", indicó el instituto.

Lona, pintura y tapaboca: la nueva obra de Gallino para concientizar sobre el COVID-19. Foto: Faustina Bartaburu
Lona, pintura y tapaboca: la nueva obra de Gallino para concientizar sobre el COVID-19. Foto: Faustina Bartaburu

El Instituto de Historia de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de la República (UdelaR) expresó "preocupación" por los murales y las medianeras de Montevideo que fueron intervenidas por el artista uruguayo José Gallino, como forma de homenajear a algunas figuras de la cultura nacional.

A través de una carta titulada "No es un lienzo", el instituto indicó que se trata de "una serie expansiva que poco a poco ha tomado una cantidad de planos, en el intento de animar y colmar los muros blancos".

josé gallino mural
Gallino impartirá un taller introductorio al muralismo y al graffiti para escolares. Foto: Sergio Ramírez

"La intención y sus polémicos resultados cobran mayor gravedad cuando se imponen no solo a las medianeras sino a las fachadas de algunos edificios, aun a las obras notables de la arquitectura uruguaya", expresó el instituto.

Como ejemplo, en la carta se menciona el retrato del escritor Antonio M. Grompone, que fue realizado en la fachada lateral de la antigua Universidad de Mujeres, que hoy es sede del Instituto de Profesores Artigas y que fue solicitada por la Administración Nacional de Enseñanza Pública (ANEP).

"El asunto es gravísimo, más aún porque proviene de una autoridad. Y lo es no solo por el resultado sino por su debilidad teórica: denota el desconocimiento absoluto de los valores de este edificio singular y la incomprensión de los criterios proyectuales que presiden toda obra de arquitectura", sentenció. 

El instituto indicó que el objetivo no es generar una división entre la arquitectura y las artes plásticas, si bien consideró que este tipo de intervenciones "instala la idea de que la arquitectura es un soporte artístico en potencia, una suerte de esqueleto en espera de vestimenta".

"Un verdadero malentendido, que ignora la apuesta integral de arquitectura y su capacidad de asociar 'lo bello y lo útil' en un mismo gesto", indicó y ejemplificó: "A nadie se le ocurre alterar una obra de Rafael Barradas o Miguel Ángel, ni hacerlo en una obra de arte cualquiera. En el caso de la arquitectura, esto depende del valor atribuido a la pieza, lo que afecta en especial a los edificios más recientes". 

Las obras de Gallino se pueden ver en diferentes puntos de la ciudad y en diferentes tamaños. Uno de los últimos proyectos en los que participó fue llamado "Medianeras" y se basó en grandes murales con alta visibilidad.

En ese momento, el artista contó a El País que gestar el proyecto tomó aproximadamente un año. El  trabajo empezó "buscando una medianera, solicitando el permiso y hablando con los vecinos".

"Hubo mucho ida y vuelta e intercambio para poder lograrlo y que estén de acuerdo con la temática que les planteé", expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error