Publicidad

Marea de mujeres marchó en reclamo de derechos y para marcar que no permitirán “ningún retroceso”

“Nos gobierna un mono que justifica violaciones a niñes de 12 años”, “nosotras no necesitamos de asados para tomar decisiones”, “harta de avisar que llegué viva”, son algunos de los carteles que se alzaron.

Compartir esta noticia
Marcha
La manifestación en el centro comenzó sobre las 18:30 del viernes en Plaza Independencia y se extendió hasta la explanada de la Udelar.
Foto: Juan Manuel Ramos/Archivo El País.

"Reconocí a mi abusador y antes le decía abuelo”, “nos gobierna un mono que justifica violaciones a niñes de 12 años”, “nosotras no necesitamos de asados para tomar decisiones”, “les causa más rechazo una feminista que un violador”, “no es normal que todas tengamos una historia de abuso”, “hoy marcho con mi mejor amiga para que ella no tenga que marchar por mí”, “a la impunidad patriarcal y machista boicot feminista”, “harta de avisar que llegué viva”, “mi miedo se volvió fuerza”, “porque no estamos todas”.

Estos son solo algunos de los carteles que levantaron este viernes ante miles de mujeres -y algún que otro hombre- en la marcha por el Día Internacional de la Mujer, que comenzó en la Plaza Independencia sobre las 18:30 horas bajo un sol sofocante, y que se desplazó hasta la explanada de la Universidad de la República ante nubes y rayos que advertían una lluvia que nunca llegó.

Vestidas de negro y violeta, las mujeres marcharon porque “no cesa” la “discriminación y violencia” que sufren, y para manifestar que no permitirán “ningún retroceso”, según indicó la Intersocial Feminista en su comunicado. Allí plasmaron, entre otros motivos, que marchan para “alertar sobre la injusticia de género que implica la sobrecarga de trabajo no remunerado” y para “exigir un sistema de justicia preparado para abordar las múltiples situaciones de discriminación y violencia” que viven.

Hubo varias manifestaciones artísticas a lo largo del recorrido, y se escucharon una y otra vez los ya conocidos cánticos “somos las nietas de todas las brujas que nunca pudieron quemar”; “tocan a una, tocan a todas”; “fuego, fuego, fuego al patriarcado”; “yo sabía, yo sabía, que a los violadores los cuida la Policía y la Justicia”.

La Parroquia Nuestra Señora del Carmen -objeto de vandalismo en años anteriores- tuvo efectivos policiales en su puerta, detrás de una vallas amarillas.

En medio de la multitud, una mujer les gritó: “Hoy se quejaron del abuso sexual en la Policía, ¿que hacen acá chiquilinas?”. Fue en referencia a que la Secretaría de Género del Sindicato Policial alertó que las “denuncias de acoso sexual, laboral y de discriminación de género se multiplican”.

Marcha 8M 2024.
Mujeres alzaron cientos de carteles en la marcha.
Foto: Juan Manuel Ramos/Archivo El País.

Las funcionarias apuntaron el miércoles en un comunicado que están “cada vez más expuestas a arbitrariedades y faltas de empatía por parte” de sus “superiores, cuyo poder y discrecionalidad se han intensificado en los últimos años”. También aseguraron que “las mujeres que alcanzan altos grados suelen ser discriminadas y acosadas, sin recibir cargos relevantes”.

A mitad del recorrido, al borde de la vereda, unas 20 mujeres adultas mayores sentadas en sillas de plástico llamaron la atención de quienes marchaban. Algunos paraban a saludarlas, o las aplaudían, o les tomaban fotos. Ellas vinieron de varios puntos de Montevideo a partir de la coordinación que realizó el Programa APEX de la Universidad de la República.

A pocos pasos de la Udelar, donde terminaba la marcha, hubo una manifestación artística que inició con mujeres tiradas en el piso cubiertas de bolsas negras de nylon entre basura y escombros. Las espectadoras, atentas, las rodearon en un círculo. Luego de que se leyera la proclama de la Coordinadora del 8M internacionalista, hicieron una fogata con cajones de madera que atrajo a la multitud entre aplausos y cánticos.

De la marcha participaron diferentes colectivos, cada uno con sus propias reivindicaciones en el marco del Día Internacional de la Mujer.

A media hora de que comenzara la manifestación, dos mujeres en el techo de una parada del ómnibus frente a Galerías Delondon, entre las calles 18 de Julio y Río Negro, sostuvieron una esfera con forma de cara con una estrella de David de color celeste en la frente.

Al otro lado de la principal avenida, otras dos mujeres arriba de otra parada de ómnibus tenían en sus manos una antorcha. Abajo, a nivel de la calle, una pancarta decía: “Fuego al colonialismo patriarcal. ¡Palestina Libre!”.

Ya al cierre de la marcha, en la explanada de la Universidad de la República y casi al mismo tiempo que se hacía la fogata en la manifestación artística a pocos metros, integrantes de un movimiento afrofeminista leyeron su propia proclama, tocaron candombe y ofrecieron fruta a los presentes que concluían el recorrido marcado por el Día Internacional de la Mujer.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

día de la mujer

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad