EVENTO

Lorena Ponce de León presentó datos del programa Sembrando en desayuno de ADM

En dos meses se atendió a más de 2.500 emprendedores de todo el país; dos iniciativas de productos gourmet participantes llegarán a supermercados

Lorena Ponce de León. Foto: Francisco Flores.
Lorena Ponce de León. Foto: Francisco Flores.

Lorena Ponce de León recorrió siete veces el país en un año. Lo hizo en compañía de su esposo, el actual presidente de la República, Luis Lacalle Pou. “Me quedaba abajo del estrado”, dijo en un momento de su exposición en un Desayuno ADM, que por primera vez en la historia de los eventos de la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay tuvo a una primera dama en ese lugar destacado.

No estar en el escenario, no estar frente a los flashes y las cámaras, no estar en el centro de atención durante la campaña electoral le permitió gestar una idea: potenciar a emprendedores, en particular, a los del interior del país, a los que iba conociendo en cada pueblo y localidad.

Así nació Sembrando, un programa de Presidencia de la República en alianza con privados para fortalecer iniciativas emprendedoras a través de capacitación y educación. Un puntapié fue constatar en territorio que los emprendedores –desde gastronómicos hasta en indumentaria– fuera de Montevideo tenían poca información sobre cómo empezar un negocio más allá de pedir un préstamo a un banco. Ante esta situación, Sembrando se trazó una primera fase en los primeros meses de pandemia por el nuevo coronavirus en la que se impartieron seminarios de dos días en áreas como coaching empresarial, exportaciones, financiación para pequeñas y medianas empresas o marketing digital y comunicacional. Luego se invitó a empresarios o profesionales que quisieran realizar mentorías de una hora por día. En dos meses se atendieron 2.546 casos. “No nos íbamos a quedar quietos”, dijo.

Según datos que Ponce de León dio en su presentación, la mitad de los emprendedores que se acercaron a Sembrando provenía de Montevideo; en el resto se destacaban Canelones, Maldonado, Paysandú y Colonia. Los rubros con más interesados eran la gastronomía, las artesanías, la estética y la indumentaria. La mayoría correspondía a informales.

Entre junio y julio, el proyecto cambió de fase. Se volvió más intensivo y dirigido para aquellos que tenían una idea con potencial para generar empleo. A los emprendedores se les brindaron seis sesiones individuales. Se realizaron, entonces, 100 mentorías. En agosto se comenzó a trabajar por departamento. “Para ver cómo podían dar ese pasito más”, comentó. El primero fue Artigas donde se eligieron a 140 emprendedores. Casi todos eran de la ciudad de Artigas, pero también había representantes de las localidades de Quarí, Tamanduá, Pintado Grande, Campamento, Javier de Viana, Topador y Cuaró. Casi la mitad tenía una idea de negocio; el 22% tenía un negocio informal; el 11,9% poseía un monotributo; y el 9,6%, un monotributo del Mides.

Lorena Ponce de León participó en desayuno de ADM. Foto: Francisco Flores.
Lorena Ponce de León participó en desayuno de ADM. Foto: Francisco Flores.

Había interesados en fomentar servicios profesionales, gastronomía, textil y artesanía, en particular, en el trabajo de las piedras preciosas.

Después de visitar Artigas, Sembrando fue a Salto, donde se trabajó con 120 personas. Ahí también se logró la participación en poblados: Constitución, Belén, San Antonio, Laureles, Valentín, Guaviyú y Pueblo Fernández, con predominancia de emprendimientos en el rubro textil y confección. En Cerro Largo, el tercer departamento visitado por el proyecto y en el que se trabajó en Melo, Río Branco, Tumpambaé, Aceguá, Fraile Muerto, Isidoro Noblía, Bañado de Medina y Arbolito, se destacaron los emprendimientos de vivero y huertas.

Ponce de León, por ejemplo, mencionó que un aceite de oliva allí producido será uno de los primeros dos emprendimientos fortalecidos por Sembrando que estarán ubicados en una góndola dedicada a productos gourmet asociados al proyecto en el Fresh Market Punta Carretas y sucursal Portones del Grupo Disco.

“Van a tener la posibilidad de tener un punto de venta en la capital y en un lugar tan importante como este supermercado”, apuntó.

En Tacuarembó, donde a la primera dama le sorprendió un emprendimiento de producción de caviar, se llegó a emprendedores de la capital, Paso de los Toros, San Gregorio de Polanco, Ansina, Curtina, Paso del Cerro, Las Toscas y Balneario Iporá. Aquí ya hay un caso que fue señalado como exitoso: la cervecería artesanal Cabesas Bier. “Es uno de los casos más inspiradores”, afirmó Ponce de León.

En general, el promedio de edad de los emprendedores atendidos es de 36 años. Los próximos destinos de Sembrando serán Flores y Rocha.

Desde Montevideo, donde se trabajará en 2021, se reciben consultas sobre gastronomía y turismo, dos rubros que, a juicio de Ponce de León, “necesitan transformarse” para sobrevivir a la emergencia sanitaria. Y, mirando hacia lo que falta del interior, dijo que allí “se mastican muchas ideas” pero todavía falta más educación para que sepan cómo llevarlas a cabo. Fue optimista: “Va a haber muchos casos de éxitos más. Va a ser contagioso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados