TURISMO INTERNO

Oleoturismo en Uruguay: un paseo diferente para valorar aún más lo nuestro

Un recorrido que comienza en la planta y culmina en el paladar: en estos paseos se pueden conocer las plantaciones, ver cómo se produce el aceite de oliva y degustar.

Oleoturismo. Foto: Olivares Salteños
Oleoturismo. Foto: Olivares Salteños

Tal vez el hecho de no poder viajar al exterior con tranquilidad, al menos por estos meses que siguen, termine siendo una oportunidad para conocer y valorar más nuestro país de la mano del turismo interno.

La apuesta es por el turismo interno y la oferta es amplia: Uruguay tiene grutas, playas, cerros, campo, aventura, deporte, cultura, termas, carnaval y más. Pero, a veces, por mirar afuera nos olvidamos de lo propio. Pasa con lugares y también con productos, como por ejemplo el aceite de oliva. Por eso el oleoturismo es una buena oportunidad para adentrarse en este mundo: recorrer olivares, conocer el proceso de producción, catar diferentes variedades.

Según datos de la Asociación Olivícola de Uruguay, hay plantaciones de olivos en los 19 departamentos de país, pero hay zonas en las que, por diferentes motivos, se han concentrado. Varias ofrecen paseos guiados, pero aquí hay un resumen a modo de muestra que comprende a olivares de Colonia, Maldonado y Salto.

Colonia.

En el departamento de Colonia, más precisamente en Tarariras, se encuentra Viñedos y Olivares del Quintón, una finca que recibió a El País para vivir lo que ellos bien llaman “una experiencia directa”: luego de una recepción y un video explicativo, comenzó el recorrido.

Oleoturismo. Foto: Olivares del Quintón
Foto: Olivares del Quintón

Este paseo incluye tanto la parte del aceite de oliva como la de los vinos, por lo que se empieza por un recorrido que en pocos minutos lo encuentra a uno entre viñedos y olivares.

Más allá del paisaje, que habla por sí solo y pide foto, el guía que todo el tiempo acompaña al visitante detalla las características del producto y cómo se cuidan las plantas en las distintas épocas del año.

Oleoturismo. Foto: Olivares del Quintón
Foto: Olivares del Quintón

La visita tiene una duración de unas tres horas, aunque se extiende si se elige la opción del almuerzo, una experiencia recomendable que incluye una picada variada (con quesos locales, preparaciones caseras y, por supuesto, aceitunas, entre varias cosas más) y luego opciones de parrilla y ensaladas, acompañado de vinos seleccionados para la ocasión.

Oleoturismo. Foto: Olivares del Quintón
Foto: Olivares del Quintón

El lugar está a dos horas de Montevideo y el recorrido se hace en una mañana, pero el relax que se lleva el visitante hace sentir que pasó allí un par de días: la calidez de los anfitriones, los sabores, los paisajes y el aprendizaje que se lleva tras el recorrido hacen un combo perfecto.

Los precios varían según la propuesta elegida por el visitante pero, por ejemplo, un picnic con el recorrido, degustación y picada completa al aire libre sale $1.900 por persona.

Oleoturismo. Foto: Olivares del Quintón
 Foto: Olivares del Quintón

Viñedos y Olivares del Quintón está en ruta 50 kilómetro 17,5, paraje El Quintón, Colonia. Por consultas se puede enviar un correo electrónico a [email protected]

Maldonado.

En Maldonado se puede visitar, entre otros lugares, Colinas de Garzón, un recorrido que incluye también Bodega Garzón. Este paseo lo hacen por este mes en dos oportunidades: una ya fue el pasado sábado 7 y el próximo es el sábado 21 de noviembre.

La jornada en “Toscana de Uruguay”, como llaman al lugar, comienza a las 11 horas con una visita guiada en la planta boutique de aceite de oliva extra virgen y una recorrida por los olivares.

Oleoturismo. Foto: Colinas de Garzón
Foto: Colinas de Garzón

Luego, a las 12 horas es el paseo guiado por la bodega y el jardín varietal del viñedo. Los visitantes podrán degustar tanto los aceites de oliva como los vinos que se producen en el lugar. Y a las 13.30 horas el recorrido lleva a un almuerzo en Bodega Garzón, que incluye aperitivo, entrada, plato principal, postre, agua y café. El costo por persona de este paseo completo es de $ 4.800.

Colinas de Garzón se ubica en ruta 9 kilómetro 175, Maldonado. Por informes se puede escribir a [email protected]

Salto.

En Salto, uno de los lugares que ofrece visitas guiadas es Olivares Salteños. Actualmente no lo hacen por la situación sanitaria, pero suelen recibir a grupos de escolares. Hoy en día reciben excursiones, cumpliendo con un estricto protocolo.

Oleoturismo. Foto: Olivares salteños
Foto: Olivares salteños

El paseo comprende un recorrido por la plantación y la fábrica. También comparten un video para mostrar cómo se recogen los frutos y el proceso de producción del aceite, además de degustar.

Oleoturismo. Foto: Olivares salteños
Foto: Olivares salteños

Carlos Franchi, director de Olivares Salteños, contó que desde hace años forman parte del circuito turístico de la zona y en este caso el paseo es gratuito.

Una de las particularidades de esta planta es que aquí también utilizan el aceite para hacer cosmética natural, agregó.

“Nos sentimos halagados cuando nos visitan y tratamos de ser claros, de que la gente se lleve un lindo recuerdo, que conozca el producto y sepa cómo se llega a él, tratamos de resaltar la importancia de este producto uruguayo”, señaló Franchi.

Olivares Salteños está en la ruta 3 kilómetro 498, Salto. Reciben consultas en [email protected]

Todos los detalles sobre la plantación y producción.

En Olivares del Quintón, por ejemplo, se puede vivir el recorrido que comienza en la plantación y culmina en la mesa.

Martín, el responsable de acompañar a los visitantes, lo explica todo: desde el sistema de riego, pasando por detalles de los nutrientes del suelo, hasta cómo controlan a las hormigas para cuidar sus plantas.

Señala el lugar al que llegan las aceitunas luego de ser cosechadas, explica la función de cada máquina, el proceso que separa los frutos de las hojas y demás residuos que puedan llegar con ellas, muestra cómo se las lava y se las prepara para comenzar a extraer el aceite.

¿Qué hacen con los carozos? Los usan luego para alimentar la caldera y generar agua caliente. ¿Y con la pulpa? Vuelven a la tierra como fertilizante.

La calidad de los aceites de oliva uruguayos.

En Uruguay hay aceites de oliva de muy buena calidad que nada tienen que envidiar a los importados.

Pero “se sigue pensando que el aceite de oliva importado es mejor”, sostuvo Carlos Franchi, que es director de Olivares Salteños y además vicepresidente de la Asociación Olivícola Uruguaya (ASOLUR).

“Nosotros no apostamos a volumen, sino a calidad. En España, que es el principal productor, hay por ejemplo una empresa que explota 408.000 hectáreas. Y si sumamos todas las hectáreas de producción de América del Sur y América del Norte no llegamos a la mitad de eso", sostuvo.

Oleoturismo. Foto: Olivares salteños
 Foto: Olivares salteños

Siguiendo con el ejemplo de España, Franchi explicó que, si bien allí hacen aceites de excelente calidad, lo que llega a países como Uruguay es lo de menor calidad; de otra manera los precios serían demasiado altos para el consumidor.

“Para producir volumen dejan madurar la fruta, la recogen incluso del piso, porque así se abaratan costos. Entonces, en lugar de obtener entre un 10% y un 15% de jugo de la fruta, que es lo que se obtiene cuando se hace un aceite de calidad, ellos obtienen hasta un 20%. Es más jugo, pero es mucha menos calidad y así pueden vender el litro de aceite mucho más barato”.

Según datos de la Asociación Olivícola de Uruguay, hay plantaciones de olivos en los 19 departamentos de Uruguay, pero hay zonas en las que por diferentes motivos se han concentrado. En relación a las variedades de olivo, informan que si bien la mayoría de las plantaciones se han realizado con variedades de origen español e italiano, hay también algunas de países como Israel, Grecia, Marruecos, Francia y Argentina, entre otros.

Actualmente, a pesar de contar más de 20 variedades implantadas en Uruguay, Arbequina representa cerca del 50% de la superficie, explicó Franchi. 

Entre Picual, Coratina, Frantoio y Leccino se completa otro 40%.
Arbequina, Picual y Coratina representan el 85% de la producción nacional y son las que mejor se adaptan al clima en Uruguay, concluyó Franchi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error