Publicidad

protestas

Intendencia de Montevideo respalda jineteadas a pesar de los reclamos de animalistas

Plataforma Animalista convocó a movilizarse pacíficamente ayer en las puertas de la Rural del Prado, en virtud de la Semana Criolla y la muerte de un caballo.

Compartir esta noticia
La Plataforma Animalista convocó a una manifestación pacífica en la entrada a la Rural del Prado en contra de las jineteadas
La Plataforma Animalista convocó a una manifestación pacífica en la entrada a la Rural del Prado en contra de las jineteadas.
Foto: Estefanía Leal

"Qué pasó con la libertad, el amor y todo eso?”, gritaba un hombre cada cinco minutos en el medio de la avenida Lucas Obes. A su lado una mujer de unos 60 años vociferaba: “¡Ni uno menos!”.

A las 19 horas de ayer, decenas de manifestantes se congregaron fuera de la Rural del Prado -donde se celebra la Semana Criolla- exigiendo la prohibición de las jineteadas y la cancelación del evento. Lo hicieron con pancartas y carteles de todo tipo: escritos a mano, impresos; de cartón, papel y cartulina; con fotos de caballos.

“Ninguna tradición por encima de la vida”, pedía uno. Al lado, uno demandaba que los jinetes “demostrasen su hombría en otras tareas, no en desigualdad de condiciones”.

Entre las decenas de asistentes se repetía un cántico, acompañado con palmas: “No es cultura, es tortura”. Y mientras lo entonaban, cortaron la calle en medio de bocinazos de conductores de autos y ómnibus en hora pico.

Sobre el pavimento pintaron una frase: “Evento clausurado por exceso de crueldad”, imitando el etiquetado octagonal de alimentos.

“¡Con mis impuestos no!”, vociferaba el mismo hombre que antes se preguntaba dónde había quedado la libertad, el amor y todo eso. Otros le decían al senador nacionalista Sebastián Da Silva -que había cuestionado a los movimientos animalistas horas antes- que lo encontrarían en la urnas.

La proclama, leída por una de las voceras, reconocía que las Criollas de Montevideo eran de las menos cruentas, pero aún así los caballos sufrían.

Los manifestantes de la Protectora Animal señalaron que no solo quieren prohibir las jineteadas en la capital, sino que también están en contra de los raids, las carreras y otras actividades ecuestres a lo largo y ancho del país. Y que, incluso, en algunas zonas del interior los activistas denuncian el maltrato animal desde el anonimato porque corren peligro. Por eso le pidieron al gobierno de Montevideo, encabezado por la intendenta Carolina Cosse, que sea el primero en “ponerle fin a una tradición que no es más que maltrato”.

La edición de esta Semana Criolla tuvo un agravante que, para los activistas, legitima aún más su planteo: la muerte de un caballo apenas iniciado el evento.

Jineteadas en la Rural del Prado
Jineteadas en la Rural del Prado.
Foto: Leonardo Mainé

Respuesta

Pese a las críticas, la Intendencia de Montevideo (IMM) ha tomado la “firme decisión” de continuar con las jineteadas, reconocidas como deporte nacional en una ley de 2004. Lo dijo a la prensa Pablo Barletta, gerente de Festejos y Espectáculos de la comuna capitalina, después de haber recibido los reclamos de la Plataforma Animalista.

Desde la comuna recordaron a El País que, por primera vez, los participantes están sujetos a fiscalizaciones. Si incumplen las normas podrán ser suspendidos hasta en cinco futuros concursos.

Entre otras pautas, los potros no pueden tener más de 20 años y deben estar vacunados contra rinoneumonitis, influenza y tétanos.

Asimismo, la IMM comunicó las medidas dispuestas para proteger el bienestar de los caballos, como el uso de palenques acolchados y espuelas especialmente diseñadas.

Los caballos se someten a controles de 25 estudiantes de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República, que tiene un convenio con la comuna. También trabajan en el predio dos veterinarios de la IMM y profesionales contratados para la ocasión. Si se constatara una lesión, los caballos podrían ser trasladados a la casa de estudios en ambulancias especializadas que se alquilaron para el evento.

“La jineteada es una actividad legal en todo el país y estamos orgullosos de ser el evento con más cuidados”, apuntó Barletta. El jerarca expresó “el máximo respeto” por las reivindicaciones, pero recordó que el marco normativo de 2004 ampara el evento.

saber más

Colectivos pedirán reunión a legisladores

La Plataforma Animalista, sin embargo, se mostró insatisfecha con las respuestas de esta administración, con la que ha trabajado en otros proyectos como la campaña de adopción de perros y la sustitución de caballos por motocarros.

Los manifestantes abogan por la derogación de la Ley 17.958, que reconoce a la jineteada como deporte nacional. Con esa meta por delante impulsarán reuniones con parlamentarios en las próximas semanas, para saber si alguno está dispuesto a apropiarse de sus reclamos mediante un proyecto de ley.

Además, el próximo 19 de abril asistirán a la Junta Departamental de Montevideo para conversar con los ediles sobre el rol del gobierno departamental en la Semana Criolla.

Karina Kokar, vocera del colectivo, cuestionó el argumento de que las jineteadas son un deporte nacional. “Podrían dejar de organizarlas, que queden en manos de privados. No hay voluntad política de tratar este tema”, dijo a El País.

“Hoy buscamos una respuesta a la muerte del caballo, no quedarnos callados. Y por otro lado, aproyechamos la oportunidad para pedirle a la gente que no entre al ruedo, porque en definitiva está colaborando”, señaló.

Los manifestantes también aprovecharon la ocasión para reclamar por otros puntos de su plataforma, como el decreto del Poder Ejecutivo que en 2022 habilitó la caza nocturna de especies exóticas.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad