DECISIÓN

La empresa de monopatines Movo se fue de Uruguay por las restricciones

El director global de Asuntos Públicos de Movo, Miguel Abad, dijo ayer desde México a El País que la decisión de la empresa obedece a “distintos factores”.

Movo. La empresa española, parte de Cabify, funcionará en los barrios Centro, Cordón y Punta Carretas. (Foto: Gentileza Movo)
La empresa pertenece a la multinacional Cabify. Foto: Gentileza Movo.

La empresa de monopatines Movo, que desembarcó en Uruguay a mediados del año pasado, resolvió irse del país. El director global de Asuntos Públicos de Movo, Miguel Abad, dijo ayer desde México a El País que la decisión de la empresa, que pertenece a la multinacional Cabify, obedece a “distintos factores”.

Creemos que las regulaciones de por sí son necesarias, pero que tienen que considerar también cosas mucho más flexibles. Romper un modelo de operación es complicado, sobre todo cuando esas ventajas eran las que facilitaban el uso de estas nuevas tecnologías, que se ven muy limitadas. Creemos que valía la pena estar regulados, pero sin tantas restricciones. Hasta el momento habíamos trabajado en una comunicación muy sana con la Intendencia, esperemos que lo que siga de aquí en adelante sea de común acuerdo con las empresas. Más que obligar a los usuarios, es un tema de enseñanza, de cultura y de ir generando conciencia”, indicó.

Abad también descartó que se hayan retirado del mercado por el robo y las roturas de sus monopatines. “Siendo honestos, nuestras tasas de robo fueron significativamente inferiores que las de los demás jugadores”, anotó.

El empresario dijo que los monopatines se utilizarán en otras ciudades. Y destacó que “el hecho de haberlos importado significó costos relativamente altos en comparación a otros mercados. Las tasas son muy considerables”.

La posición de Grin.

En tanto, la empresa Grin, que tiene unos 700 monopatines en las calles de Montevideo, entiende que el decreto aprobado por la Junta Departamental va en consonancia con las regulaciones que se han hecho en otras ciudades del mundo, aunque aguardará la reglamentación que hará la Intendencia para ver cómo se terminan de ajustar las disposiciones para estos vehículos.

Es la regla general que se prohíba andar por las veredas, lo digo con respecto a los monopatines, no me quiero meter con las bicicletas. Entiendo que la rambla tiene otro concepto y que ustedes la usan de otra manera también”, declaró a El País desde Argentina la responsable de Asuntos Públicos de Grin, Melisa Cabo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados