Negocios

Llega la española Movo, de Cabify, y se larga la carrera de los monopatines eléctricos

Pondrá a rodar cerca de 300 unidades antes de junio en Montevideo; luego sumará el alquiler de motos eléctricas

Movo. La empresa española, parte de Cabify, funcionará en los barrios Centro, Cordón y Punta Carretas. (Foto: Gentileza Movo)
Movo. La empresa española, parte de Cabify, funcionará en los barrios Centro, Cordón y Punta Carretas. (Foto: Gentileza Movo)

El 2019 promete ser el año de la consolidación del negocio de alquiler de monopatín eléctrico entro de la movilidad urbana local. A menos de tres meses del arribo de la mexicana Grin, otro jugador anunció su desembarco para este año: Movo. 

La startup de alquiler de motos y monopatines eléctricos nació en Madrid en 2017 (pertenece a Cabify, la plataforma española de viajes compartidos) con el alquiler de motos eléctricas. Fue recién en noviembre del año pasado cuando se lanzó de lleno a competir en el creciente mercado de los monopatines eléctricos, cuando prometió desplegar cerca de 20.000 unidades entre su país de origen y varias ciudades de Latinoamérica (ya funciona en Santiago de Chile, Bogotá, Lima y Ciudad de México).

La plataforma ya funciona en Santiago de Chile, Bogotá, Lima y Ciudad de México.

En Uruguay, en una primera instancia llegará solo con sus monopatines, que comenzarán a rodar antes de junio, según adelantó a El Empresario Miguel Abad, responsable global de asuntos públicos de Movo. «Será en el segundo cuatrimestre, pero no puedo revelar la fecha exacta. Más adelante sumaremos las motos, pero no tenemos una fecha», dijo. Como punto de partida, la empresa eligió Montevideo, más precisamente los barrios Centro, Ciudad Vieja y Punta Carretas y el plan es desplegar una flota de unas 300 unidades, que «se ajustará en función de la demanda», agregó.

Motos. La empresa Movo nació con el alquiler de motos eléctricas y será el próximo paso en Uruguay. (Foto: Gentileza Movo)
Motos. La empresa Movo nació con el alquiler de motos eléctricas y será el próximo paso en Uruguay. (Foto: Gentileza Movo)

La modalidad de uso será similar a la de otras compañías. Será necesario descargar la app Movo (disponible para Android y iOS), registrarse, y desde la aplicación destrabar los vehículos. Una vez finalizado el trayecto, se paga mediante tarjeta de crédito. Además, ofrecerá otras particularidades de uso, como la posibilidad de reservar un monopatín con antelación.

El uso es exclusivo para mayores de 18 años. La empresa brindará cascos y limitará la velocidad de los vehículos a 25 kilómetros por hora.

Los monopatines estarán disponibles entre las 7:00 y las 22:00 horas. Si bien los costos (del desbloqueo como del minuto de uso) no están definidos aún, Abad aseguró que serán «similares a los de otros mercados». «Los anunciaremos cerca del lanzamiento, pero no serán muy diferentes al que cobran otras empresas», acotó.

La empresa prevé sanciones y multas por dejar el vehículo mal estacionado o fuera de la zona convenida, o en caso de daño parcial o total.

Otro de los detalles que están ultimando son las zonas de arribo y retiro de los monopatines. Según Abad, las mismas serán validadas en común con las autoridades municipales. «Lo más importante es tener orden y disponibilidad de servicio. Hemos abierto un diálogo con las autoridades, principalmente con la Intendencia de Montevideo, y se recomendarán zonas con características específicas previamente validadas», indicó.

Reglas y sanciones

A priori, Movo tiene predefinidas características a cumplir para sus zonas. «Deben ser veredas con un ancho mínimo de 2,5 metros para dejar espacio libre de al menos 1,6 metros de la pared cercana para la circulación peatonal. Además sus vehículos se estacionarán en batería, en un ángulo de 45 grados respecto de las paredes y se evitarán áreas de cruces peatonales, salidas de emergencia e hidrantes, estacionamiento para personas con discapacidad, áreas de valor ambiental y cultural», detalló.

La empresa tiene previstas sanciones a usuarios que no respeten las zonas o dañen los vehículos; van desde advertencias y multas hasta desactivar la cuenta. «La intención es evitar que los usuarios incurran en acciones de vandalismo, hurto o utilicen el vehículo fuera del perímetro autorizado. Las sanciones y los precios son relativamente similares de acuerdo al tipo de cambio de los distintos mercados», explicó.

Por ejemplo, en México un usuario que deje mal estacionado un monopatín recibe una advertencia (si acumula tres se le suspende la cuenta una semana). Por dejarlo fuera de la zona de arribo o infligir un daño menor se aplica una multa de unos US$ 25, y por extravío o daño total son unos US$ 500.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)