SALTO

Con 101 años superó el coronavirus, confiada en que era una gripe fuerte

“El día de su cumpleaños 101, mamá me decía: ‘pero qué gripe me agarré’, mientras estaba sentada en la cama tomando mate. Ella ni se enteró de que tenía coronavirus”, dijo una de sus hijas.

Irma Moreira, la salteña que sorprendió a todos. Foto: Sergio Senisa
Irma Moreira, la salteña que sorprendió a todos. Foto: Sergio Senisa

Irma Moreira tiene 101 años de edad y una historia inspiradora. No solo por haber superado el centenario de vida, sino porque el mismísimo día de su último cumpleaños, el pasado 29 de abril, estaba atravesando la enfermedad del coronavirus en su casa junto a sus hijas, que la cuidan y acompañan en este tramo de su vida.

Pero no solo ella se vio afectada por el COVID-19, que en Salto está golpeando especialmente, sino también sus hijas, quienes ya siendo adultas mayores también se enfermaron y optaron por pasar todas juntas, con su madre, la cuarentena.

“El día de su cumpleaños 101, mamá me decía: ‘pero qué gripe me agarré’, mientras estaba sentada en la cama tomando mate. Y nosotras la mirábamos y le asentíamos con la cabeza. Ella ni se enteró de que tenía coronavirus”, expresó a El País Paulina Lucas, una de las hijas de Irma.

“El resto de la familia, hijos, nietos y los demás, fueron hasta la puerta de la casa y le cantaron el feliz cumpleaños por la ventana del dormitorio que da hacia el frente, pero nadie pudo entrar porque estábamos todas con coronavirus”, agregó Lucas.

Le prepararon una torta y le colocaron un 101 grande. “Qué lindo que estemos todas juntas acá”, decía Irma, sin saber que ella y sus hijas estaban en cuarentena y que también por ese motivo pasaban todo el tiempo con ella.

El País compartió un rato con Irma, ya recuperada del coronavirus. Fue una tarde fría y nublada, ella estaba en su dormitorio sentada en una silla, mirando la televisión y tomando mate. Sus hijas abrieron la ventana para la foto y ella saludó amablemente.

“Estamos muy contentas, porque pese a la situación que se está viviendo en Salto, donde todo el mundo está atravesando el coronavirus, o ya tuvo, o tiene un familiar que es positivo, nosotras pasamos bien y nos recuperamos bien. Y mamá no tuvo más que una gripe, la verdad que es casi un milagro”.

Irma, que vivió siempre en ese barrio y cada vecino de la zona la conoce, tiene un aditivo especial: es la tía de Federico Moreira, el ciclista más importante de ese deporte en Uruguay. Su hermano, de 87 años de edad, es el padre del reconocido deportista que en la capital salteña hasta tiene un barrio con su nombre.

En Salto viven poco más de 135.000 personas y actualmente hay 2.044 casos activos, unas 4.000 personas en cuarentena, 23 en CTI, y en una semana hubo 29 fallecidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados