MTSS APUESTA AL DIÁLOGO

Gobierno interviene para destrabar conflicto portuario ante nueva paralización

Sindicato de Montecon resolvió una paralización de actividades en los depósitos portuarios y extraportuarios por 24 horas ante posibles despidos.

Movilización frente al MTSS. Foto: Francisco Flores
Movilización frente al MTSS. Foto: Francisco Flores

En el marco de un conjunto de movilizaciones por el anuncio de despido de 150 trabajadores de Montecon, el sindicato de funcionarios resolvió un paro de actividades en los depósitos portuarios y extraportuarios por 24 horas. La medida genera preocupación en el Poder Ejecutivo y el Ministerio de Trabajo intentará hoy destrabar el conflicto con una fórmula que colocará arriba de la mesa.

El presidente del Sindicato de Montecon Martín García dijo a El País que la paralización, comunicada anoche al Centro de Navegación, implica un enlentecimiento en la entrada y salida de contenedores hacia los depósitos extraportuarios. Los camiones que lleguen con productos de exportación podrán ingresar, pero no los que pretendan dejar la mercadería en depósito.

Además, aunque sin fecha clara, está anunciada una paralización total del puerto por 72 horas. “Ya está aprobado y queda a consideración del Ejecutivo del gremio cuándo se aplica”, señaló García en relación a la medida definida el 5 de mayo por el Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra).

Los funcionarios portuarios realizarán una asamblea frente a la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), hoy a partir de la hora 10. El objetivo es informar las características del acuerdo entre el gobierno y Katoen Natie, que según señala el sindicato de Montecon en un comunicado “genera un monopolio de hecho” y “supone la pérdida de fuentes de trabajo”.

Movilización frente al MTSS. Foto: Francisco Flores
Movilización frente al MTSS. Foto: Francisco Flores

El presidente de la Administración Nacional de Puertos Juan Curbelo dijo a El País que, como cualquier acción sindical, la definida (paralización de los depósitos) “genera una distorsión” al normal funcionamiento. “Toda medida afecta, obviamente. Lo que pretendemos es que el puerto funcione de la mejor manera y más en estos momentos que tenemos una muy fuerte actividad, con un desarrollo notorio. Por eso trabajamos para resolver”, explicó.

Desde el sindicato de portuarios se definió un plan de movilización a partir de las nuevas normas portuarias, aprobadas por el gobierno. Un reglamento de atraques, resuelto por ANP, estableció que los movimientos de contenedores deben realizarse en la terminal especializada gestionada por la empresa Terminal Cuenca del Plata (TCP).

Los accionistas de esta firma son la compañía belga Katoen Natie (80%) y la ANP (20%). El reglamento de atraques otorgó la prioridad a TCP y Montecon alegó perder 180.000 movimientos anuales. “A lo que se deriva las cargas a un solo lugar, el resto de las empresas se quedan sin trabajo”, explicó García, del sindicato de Montecon. Según dijo, además de los despidos se anunciaron rebajas salariales de hasta 50%.

Puerto. Foto: Gerardo Pérez.
Puerto. Foto: Gerardo Pérez.

Fórmula.

Desde el gobierno, miran con preocupación las movilizaciones que afectan el funcionamiento normal del Puerto de Montevideo.

Según supo El País, el Ministerio de Trabajo convocará hoy mismo al sindicato a una reunión para hacer una propuesta que pretende destrabar el conflicto. “La preocupación está y hay que buscarle una solución”, dijo a El País una fuente del Poder Ejecutivo.

El pasado viernes, el paro de los empleados del puerto provocó filas de hasta 12 kilómetros y demoras de hasta cinco horas en Montevideo. Justamente este escenario es lo que no se quiere volver a repetir.

Según supo El País, se trabaja en un “paquete” que pasa por la posibilidad de que estos 150 trabajadores que serían despedidos por Montecon puedan ingresar a TCP, de forma de ser reabsorbidos por el sistema. Además, se analizan “otros instrumentos” que tiene a disposición el Ministerio de Trabajo para contemplar la situación de los funcionarios portuarios.

En este momento, no está sobre la mesa la posibilidad de declarar la esencialidad.

Senador advirtió por “colapso logístico”

El senador nacionalista Sebastián Da Silva dijo a El País que cualquier paralización del puerto genera “un colapso logístico”. “Es mucho peor el paro en esta fecha que el anterior de 72 horas, porque la cosecha de soja está moviendo 3.000 camiones por día, de los cuales casi 1.000 van a Montevideo y Nueva Palmira”, afirmó. Por lo cual, aseguró que si se generan medidas que afecten el ingreso a los puertos se puede producir un “caos”.

Explicó que esto incide sobre la producción, porque los camiones que no ingresan a los puertos deben volver a las chacras o campos. Una opción es guardar en bolsas la soja, pero los productores que no tengan para hacerlo pueden sufrir de peor forma las consecuencias de una paralización, indicó el legislador. “Por un tema portuario termina pagando un arrendatario de 50 hectáreas en Palmitas que no tiene nada que ver”, aseguró Da Silva.

Desde su punto de vista, las fuentes de trabajo son prioritarias para el gobierno y “no se va a perder la capacidad formada” de un empleado, lo que según dijo implica que serán reabsorbidos “por el sistema portuario”, en referencia a TCP. “Acá hay una disputa entre dos multinacionales y toman de rehén a los trabajadores”, advirtió.

Para Da Silva, el gobierno debe hablar con el sindicato portuario y llegado el momento -si se lleva adelante un paro de 72 horas- aplicar la esencialidad. “Hoy detener la actividad portuaria por ese período que se maneja, con la presión de esta cosecha, es caótico”, subrayó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error