CONFLICTO SINDICAL

Paro y piquete en Tres Cruces afectaron a 16 mil pasajeros

Hasta principios de la noche de ayer se habían cancelado unos 300 servicios del total de 900 que debían haberse llevado a cabo.

Sindicalistas impidieron la salida de varios servicios en Tres Cruces. Foto: Marcelo Bonjour
Sindicalistas impidieron la salida de varios servicios en Tres Cruces. Foto: Marcelo Bonjour

El paro de 24 horas dispuesto para ayer por la Coordinadora del Transporte Interdepartamental, Departamental Interurbano, Urbano del Interior, Internacional y Turismo se hizo sentir ayer en la terminal de Tres Cruces afectando los viajes de unos 16.000 pasajeros.

El jefe de la torre de control de la terminal, Pablo Saraví, dijo a El País que el impacto de la medida fue cambiante a lo largo de la jornada.

Saraví informó que hasta las 17.30 horas se produjeron piquetes cada diez minutos que demoraban las salidas desde Tres Cruces. A partir de ese momento la terminal empezó a funcionar “casi con normalidad” pese a que hubo servicios que se siguieron cancelando por parte de las empresas por no contar con el personal suficiente.

Hasta principios de la noche de ayer se habían cancelado unos 300 servicios del total de 900 que debían haberse llevado a cabo.

Sobre las 11:30, miembros del sindicato habían bloqueado parcialmente la salida de los coches, demorando la salida de los ómnibus cada 10 minutos. Esto generó una “demora bastante importante” de los servicios, explicó Saraví. En tanto, sobre las 13:00 horas los miembros del sindicato dieron un paso más y bloquearon totalmente la terminal, por lo que no entró ni salió ningún ómnibus. Esta medida la extendieron hasta las 14:30 horas, cuando desactivaron el corte total y habilitaron la salida de coches.

Sin embargo, la situación cambió minutos después porque sobre las 15 horas los miembros agremiados retomaron la medida de permitir la salida de coches cada 10 minutos.

El conflicto se originó por el despido de un dirigente sindical de la empresa de transportes Nossar que los trabajadores califican de persecución sindical. La compañía, en tanto, argumenta que fue por notoria mala conducta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados